presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League

LIGA ÁGUILA

Banguero: "Nacional tenía la fiesta armada, no desfallecimos"

Danovis Banguero anotó el gol del empate en la final de la Liga Águila, donde Tolima se coronó campeón al vencer en penales a Nacional en Medellín

JOAQUIN SARMIENTO

AFP

El lateral fue junto a Montero héroe en la hazaña en el Atanasio, donde a punta de convicción consiguieron arrebatarle la estrella al gran favorito frente a su afición.

Al 93’ le sacó el trofeo a Atlético Nacional de su vitrina. Con su gol en tiempo de reposición, Danovis Banguero diluyó esa estrella 17 de la que se habló de la previa y le dio un tanque de oxígeno a Deportes Tolima para que rematara con el título una campaña inspirada en el trabajo, la fe y la unión. 

“Estoy agradecido con Dios por la oportunidad de disfrutar de esto. Y de hacer historia porque eso es lo que acabamos de hacer. Ganar la segunda estrella en la casa de Nacional todos saben lo que significa”, expresó el lateral, quien con ese cabezazo no solo le quitó el invicto a su rival en casa, sino que forzó los penales y encajó su cobro. 

“Era difícil, pero no imposible”, dijo el llanero para ilustrar a lo que enfrentaron en Medellín, donde tuvieron en contra a 45.000 personas y vieron al local sentirse triunfador antes del pitazo final: “La fiesta ya estaba armada, y eso nos motivó más para salir a buscar el objetivo de ganarle. Queríamos al menos forzar los penales. Gracias a Dios nosotros fuimos efectivos y nuestro arquero logró atajar”. 

Para Banguero, “la confianza y el querer” hizo posible la epopeya en un territorio hostil que muchas veces había visto a Nacional coronarse campeón con la fuerza de la afición. Pero esta vez no fue así. La fe y la confianza en lo que podía lograr un grupo de obreros hicieron posible que el Vinotinto y Oro escribiera el capítulo más memorable de su historia. 

“Nunca desfallecimos. Siempre creímos que lo podíamos lograr. Por eso en el partido siempre buscamos e intentamos. Queríamos hacerlo. Faltando los últimos cuatro minutos todos creíamos que podíamos y por eso lo logramos”, reconstruyó el defensa sobre esa acción en la que pudo vencer a Monetti tras un tiro de esquina. 

Pese a ese 1-0 en Ibagué que prácticamente los condenaba al subcampeonato, Banguero entendió junto a sus compañeros que ya habían llegado muy lejos y no podían renunciar a su sueño. “La presión estaba, pero con los jugadores que tenemos y lo que hicimos en el torneo nos daba para soñar. Tenemos personalidad y vinimos a Medellín a jugar. Buscamos el resultado y lo conseguimos”, acotó. 

Y agregó: “Es una alegría poderle dar la segunda estrella al Tolima porque se lo merecía”. 

El lateral subrayó que el resultado no es producto de la casualidad, sino “un proceso largo. No es solo ahora que estábamos buscando el título”.

0 Comentarios

Normas Mostrar