ENTREVISTA A JACKSON MARTÍNEZ

"He sufrido mucho y aún no he decidido si volveré a jugar"

Jackson Martínez ha concedido una entrevista a AS en la que repasa su trayectoria deportiva, su calvario con las lesiones y sus planes de presente y futuro.

0

Jackson Martínez (Quibdó, Colombia, 3-10-1986, 34 años) ha concedido a AS una entrevista en la que repasa los más interesantes episodios de su trayectoria deportiva, el calvario de ha sufrido con las lesiones y cuáles son sus planes de presente y futuro.

Lo primero que quiero preguntarte es si vas a volver a jugar al fútbol y si existen o han existido posibilidades reales de regresar a Independiente de Medellín, donde empezaste.

Llevo algunos meses fuera de las canchas, desde que acabé contrato con el Portimonense y ya se piensa que he dejado el fútbol, pero aún no he tomado esa decisión. En diciembre voy a volver a entrenarme y cuando sienta cuál es mi estado, después de las lesiones que he tenido y que me han privado en los últimos años de tener cierta regularidad, decidiré si puedo volver a jugar al fútbol o no. Es cierto que la opción de Independiente de Medellín estuvo muy cerca de concretarse, pero finalmente no se cerró por distintas circunstancias.

¿Exactamente cuál es la lesión que padeces?

Me dañé seriamente el cartílago del tobillo y se me formaron edemas óseos que no me han permitido desde 2015 tener cierta regularidad a la hora de entrenarme y jugar.

¿Y cómo estás en la actualidad de la lesión?; ¿Vas a entrenarte solo o con algún equipo?

De la lesión no estoy totalmente recuperado, aunque este tiempo que llevo sin jugar me ha venido muy bien. He estado haciendo entrenamientos en solitario, pero de bajo impacto. He sentido una mejoría considerable y espero seguir evolucionando.

Si decides volver a jugar al fútbol en función de cómo se sientas, ¿será en tu país, en Sudamérica, en Europa…?

No lo he decidido aún. Primero tengo que ver cómo respondo cuando incremente el nivel de entrenamiento, porque no quiero estar en el estado de sufrimiento de antes, porque he sufrido mucho, y después, cuando algún equipo quiera ficharme, tendrá que analizarme médicamente. Este es otro paso del que soy consciente. Me gustaría jugar un último año, a pesar de que la recomendación médica es que no lo haga.

Desde hace un tiempo se conoce tu pasión por la música e incluso has sacado un álbum de temática religiosa. ¿Por qué decidiste dar ese giro a tu vida?

Pero no es algo que haya surgido ahora, el tema de componer y cantar canciones lo he hecho desde que tenía 10 años. Nunca he querido mezclar la pasión por el fútbol con la música, pero en los dos años que estuve sin jugar prácticamente, a causa de las cirugías por mi lesión, sí que me senté a escribir y componer más y de ahí salió que, en 2018, sacara mi primer álbum (de título ‘No temeré’) con siete canciones.

"Hay detalles de mi marcha del Atlético que no se conocen y no desvelaré, a menos que no se diga la verdad"

Repasemos tu carrera futbolística. Tras brillar en Colombia y después en México diste el salto a Europa, al Oporto, en 2012. ¿Por qué Portugal y qué otras ofertas descartaste?, porque en ese momento ya eras un delantero emergente y cotizado.

Estuve cerca de ir a algunos clubes de la Premier inglesa y de la Bundesliga alemana, pero no fructificaron las negociaciones. Elegí el Oporto porque es un club que ha tenido grandes jugadores colombianos en los últimos años (Wason Rentería, Fredy Guarín, Falcao, James Rodríguez, Héctor Quiñones y, en la actualidad, Luis Díaz y Matheus Uribe), vi la evolución de todos ellos y sabía que yo también iba a crecer en el equipo, como así fue, porque rendí a mi máximo nivel de siempre.

En el Oporto te convertiste en uno de los mejores delanteros de Europa y el Atlético decidió contratarte en 2015 por más de 36,75 millones de euros. ¿Cómo recuerdas el fichaje?

Yo llegué con una ilusión tremenda y noté que el Cholo Simeone la tenía también. Él me manifestaba que creía en todo lo que podía dar al Atlético e intentó que yo fuera el jugador que necesitaba, pero no logré responder ni encajar en el sistema por diversas circunstancias. No voy a poner excusas, pero me hubiera gustado que las cosas hubieran salido de otra manera. Aún así, estoy muy agradecido a la afición del Atlético, que siempre me mostraron su cariño. Fue una lástima que cuando más estaba sintiendo que encajaba, me lesioné.

Tu llegada provocó una gran ilusión en la afición del Atlético de Madrid, pero sólo estuviste seis meses. ¿Qué faltó para que se viera en el Atlético el gran Jackson Martínez del Oporto?

Quedarme y jugar más… Cuando un club contrata a un jugador es porque sabe lo que va a aportar y hay que tener paciencia, pero yo no tuve esa oportunidad y así se lo manifesté al ‘Cholo’ Simeone. Yo le decía "dame partidos que te voy a responder". Yo venía de jugar permanentemente en el Oporto, pero me ocurrió que el inicio fue difícil. Respeté su forma de pensar, pero entre nosotros no hubo ninguna diferencia ni nada…

¿Cómo fue realmente tu relación con Simeone, crees que tuvo fe en ti?

Yo no tuve una relación mala con Simeone. Obviamente él tiene su carácter, yo tengo el mío, y puede haber choques, como los puede haber entre compañeros, pero es falso, como llegué escuchar y leer, que tuviera problemas o me peleara con él. Si hubiera pasado, lo hubiera dicho, pero no fue así. Respeté mi salida del Atlético, tengo mi propia opinión, pero hay detalles que la gente no sabe, sólo lo conocen las personas que estuvieron en la negociación para que dejara el club. Yo tomé la decisión, pero por qué la tomé es clave en mi salida. Estoy muy agradecido al Atlético, lo sigo, porque además tengo una gran amistad con Héctor Herrera, y deseo que le vaya muy bien.

"Es falso que me peleara con Simeone"

¿Opinas que es difícil para un delantero adaptarse al esquema de Simeone?

No, porque otros lo han hecho. Yo venía de jugar en una liga distinta y en un sistema diferente, y estaba en proceso de adaptarme al del Cholo y a la Liga española. Ha habido, hay y habrá jugadores que triunfen en un equipo y cuando van a otro no sucede, y al revés.

En febrero de 2016 te marchas a China, al Evergrande Guangzhou. ¿Por qué, si querías seguir en el Atlético?

A mí nadie me obligó. Como he dicho, la decisión fue mía, pero hubo situaciones que se desconocen, y no las voy a desvelar a menos que escucha o lea cosas que no se corresponden con la realidad, entonces sí daré detalles. Yo soy un hombre de palabra. De la misma manera que cuando decidí ir al Atlético lo cumplí, a pesar de que tuve otras opciones, en mi marcha a China fue igual. Mi fichaje por el Evergrande Guangzhou fue una oportunidad financiera, pero no me fui sólo por eso, de hecho, renuncié a unas cantidades que me pertenecían. He de decir que tuve otras opciones además de ir a China, pero no fueron aceptadas por el Atlético.

¿Fue imposible que te quedaras en el Atlético de Madrid?

No, pero sabía en qué me condiciones iba a quedarme.

¿Cómo fue tu vida en China, personal y deportiva?

Llegué a una cultura diferente, pero lo que encontré fue distinto a la percepción que tenía previamente por lo que había visto en televisión o en vídeo. China es un país muy desarrollado, pero el ciudadano chino trabaja demasiado y durísimo. Y a nivel deportivo, salió mal, porque después de los primeros 15 partidos tuve otra recaída que empeoró la lesión (un esguince de cuello de pie) que tuve con la selección colombiana ante Chile cuando estuve en el Atlético. Cuando me lesioné la primera vez debí ser operado y no sé por qué no se hizo si lo necesitaba. Cuando recaí en China, sí pasé por el quirófano una primera vez (en noviembre de 2016 fue operado del tobillo, de nuevo, en Portugal), volví a entrenar pasada dos semanas, jugué de nuevo, pero de repente otra vez… (en julio de 2017 fue intervenido por segunda vez de un cuerpo extraño en el talón). Fueron dos años de auténtico sufrimiento, de un calvario muy doloroso.

"Mi fichaje por el Guangzhou fue una oportunidad financiera, pero no me fui sólo por eso; yo quería quedarme"

¿Dónde fuiste menos feliz, en Madrid o en China?

Mi felicidad la encuentro en Dios, lo demás para mí es una añadidura. Pero a nivel deportivo, que es por lo que me preguntas, no he sido feliz desde 2015. Cuando volví después de operarme por segunda vez, sabía que no estaba bien, pero no imaginé que estuviera tan mal. Después de esa segunda lesión, entendí la magnitud del problema que tenía. Pero no me he deprimido, al contrario, me ha fortalecido y he valorado más otras cosas que antes no hacía.

¿Qué te ha deprimido más, que se haya dudado de ti, de tu capacidad desde que tuviste que dejar el Atleti, o las continuas lesiones que has tenido?

Las dudas sobre mi capacidad no me molestan tanto porque yo he demostrado mi valía durante mucho tiempo. Lo peor han sido, sin duda, las lesiones. Después de dos años prácticamente sin jugar fui al Portimonense, a un club pequeño de la liga portuguesa, para volver a crecer, para volver a sentirme futbolista. Jugaba a un sesenta por ciento, porque no podía hacer esprines sin que tuviese dolor; cuando saltaba, tenía que caer sobre el pie derecho... Eso fue la primera temporada, pero es que la segunda fue aún más difícil. No podía ni dormir después de cada partido. Ahora es cuando duermo bien.

Tú has seguido un camino muy similar al de Falcao ¿Ha sido una presión para ti la constante comparación con él?

No, lo que ocurre es que en el Oporto, cuando llegué, marqué pronto, en el primer partido que fue un final, la Supercopa de Portugal, y eso me ayudó en mi confianza y en disipar dudas, porque cuando llegué muchos no me conocían, pero en el Atleti no fue así, y la gente se impacientó.

¿Cómo estás viendo al Atleti en lo que va de temporada, crees que tiene posibilidades de aspirar a la Liga y la Champions?

Tiene un equipazo, sin lugar a dudas, y deseo que logre esa Champions que ha tenido dos veces tan cerca. Sería espectacular.

"Cuando Casemiro llegó al Oporto y le vi pensé: cómo es posible que no juegue en el Real Madrid...; es un líder"

¿Te sorprende el éxito de Lopetegui y de Casemiro, con los que coincidiste en el Oporto?

No, en absoluto. Cuando Casemiro llegó al Oporto y le vi pensé: "cómo es posible que no juegue en el Madrid...". Es un jugador tremendamente profesional y muy buen compañero; es un líder dentro de la cancha, donde se lleva a quien sea por delante. Y de Lopetegui tampoco, porque en el Oporto ya nos dimos cuenta de su capacidad, y lo está demostrando en el Sevilla.

Te pregunto por James Rodríguez, al que conoces bien. ¿Te llama la atención que no haya brillado en el Madrid con las oportunidades que ha tenido?

Es verdad que tuvo oportunidades, pero hay que matizar: la gente se fija en los partidos que ha jugado, pero lo que hay que ver son los minutos que ha jugado en esos partidos. James hubiera sido clave en el Madrid si hubiera tenido la soltura que está teniendo ahora en el Everton. Tiene un técnico, Ancelotti, que sabe lo que le puede dar y lo que no. Hay que ver lo bien que se le ve ahora. Hizo bien en decidir ir al Everton, porque a veces un paso atrás es dos hacia adelante.

¿Cómo se veía desde Colombia la relación de James con Zidane?

En Colombia, la gente que sabe de fútbol y que lo vio jugar ama a Zidane, y se le reconoce como entrenador, pero en esta situación se lo tomaron en mi país como algo personal, le criticaban de forma agresiva, y todos defendían a James, que sostuvo la situación con madurez, hasta que tuvo que hablar y decir ciertas cosas, porque ya era evidente que no iba a ser tenido en cuenta. Fueron varios años en los que el entrenador no contó con el jugador por más que lo tuviera en el equipo.

¿Cómo analiza la situación por la que atraviesa la selección colombiana?

No podemos negar que la selección colombiana no lo hizo bien en los dos últimos partidos ante Ecuador y Uruguay, pero yo sigo creyendo en la selección, y todos los colombianos que la amamos, también. Estamos convencidos de que esta situación se va a revertir, porque tenemos jugadores para hacerlo.

"¿La situación de James y Zidane? En mi país se lo tomaron como algo personal; ha hecho bien en irse"

Esas dos derrotas han provocado que Carlos Queiroz esté prácticamente fuera como seleccionador. ¿Qué te parece esta decisión?

Es una decisión de la federación colombiana y no puedo dar una opinión. Lo importante es que con el nuevo seleccionador que llegue se cumplan los objetivos.

¿Cómo definirías el legado de José Pékerman en Colombia?

Es verdad que tuvo grandes jugadores a su cargo, pero hizo un excelente trabajo que propició que fuéramos a dos mundiales. Tiene un gran crédito.

¿Por qué crees que les cuesta a los clubes colombianos progresar más en los torneos continentales?

Tiene que ver con la estructura de los clubes a largo plazo. Me explico: los clubes necesitan vender y no pueden retener a sus mejores jugadores, pero si fueran capaces de aguantar y mantener un buen proyecto, seguro que llegarían más lejos.

Vuelvo a tu faceta en la canción. ¿Qué te da componer y cantar que no lo haya hecho el fútbol?

Manifestar mis convicciones cristianas sin ningún reparo. El rechazo que puedes tener por manifestar que confías en Dios, en la música no lo tienes. La canción me ha dado otra pasión, ver más allá del fútbol.

"He sufrido mucho; todavía no he decidido si volveré a jugar. Desde 2015 no he sido feliz por las lesiones"

Sacaste hace algún tiempo un álbum con siete canciones titulado 'No temeré'. ¿Cómo ha sido la repercusión que ha tenido?

Pero es que a mí no me interesa si ha tenido muchas o pocas reproducciones, de hecho la promoción del disco no fue a gran escala, fue reducida, no me mueve el ánimo de lucro, sólo lo hago para expresar mis sentimientos hacia Dios y su palabra, y entre la gente que escucha este tipo de música ha tenido una gran aceptación.

¿Tienes pensado cuando cuelgues las botas dedicarte de lleno a la música o tienes otros planes?

No sé si de lleno, pero sí quiero seguir componiendo y cantando. Además, tengo negocios que podría gestionarlos de forma más personal. Pero sabes lo que me gustaría hacer, estudiar, que siempre lo he anhelado, y cuando me retire, tendré más tiempo para hacerlo.

¿Esos estudios tienen que ver con el mundo del fútbol o cuando te retires quieres ser un aficionado más?

Yo no me veo como entrenador de un equipo profesional, pero otros dijeron lo mismo y hoy son entrenadores. Soy jugador y desde este plano, pensando en si fuera entrenador, quizás no tendría la capacidad de aguantar muchas cosas. Ahora bien, no descarto ser entrenador de formación para inyectar a los jóvenes la pasión por el fútbol y también para mostrarles la realidad frustrante que muchas veces tiene el fútbol.

Tu vida deportiva ha sido como subir y bajar de una montaña. ¿De qué decisión que hayas tomado en tu carrera te arrepientes más?

Me arrepiento de cosas que hice mal, que no fueron correctas por mi parte, pero no de las decisiones que no salieron bien.

Muchas gracias por atendernos.

A vosotros.