TOUR DE FRANCIA

Nairo Quintana: "Sigo persiguiendo el sueño amarillo"

El ciclista del Arkéa Samsic habló con AS Colombia sobre el que vuelve a ser su gran reto en el año: el Tour de Francia. También de su nuevo equipo y los Campeonatos Nacionales.

Nairo Quintana acaba de cumplir 30 años. Este año cambió el color de su uniforme que ya no es el azul celeste del Movistar sino el rojo del Arkéa Samsic, el equipo francés que confió en él y cree que con el colombiano puede ganar el Tour de Francia por primera vez en su historia.

El boyacense intentó ganarlo seis veces con el equipo español en donde consiguió los títulos más importantes de su carrera pero en el que nunca pudo vestirse de amarillo. Este año su reto seguirá siendo el mismo. Aunque sea en un equipo diferente, Nairo no deja atrás el sueño de ser campeón en los Campos Elíseos.

Quintana viajará este jueves a Europa a comenzar su preparación para la primera competencia que disputará en el año, el Tour de la Provence, por la que no estará en el Tour Colombia. Después estará en los Alpes Marítimos, la París Niza, la Vuelta a Cataluña, hará alguna de las clásicas de las Ardenas y el Tour de Francia.

Su primera competencia del año fueron los Campeonatos Nacionales de Ruta en los que fue segundo en la contrarreloj individual y cuarto en la prueba élite. El manager de su equipo, Emmanuel Hubert estuvo en Colombia, "ahora veo de cerca lo que significa Nairo en Colombia, la pasión que despierta", dijo el francés.

El ciclista habló con AS Colombia sobre la nueva era que comienza en su carrera, sus retos, el legado que ha dejado en el ciclismo colombiano y el sueño amarillo que aún late en su corazón.

¿Qué han significado para usted estos días con su nuevo equipo?

"Estoy muy contento, el cambio de momento ha sido bueno. Hemos tenido esta primera parte de entrenamiento aquí en Colombia y hemos tenido también los entrenamientos en Europa. Los jefes del equipo estuvieron en Colombia, vinieron a conocer, a vernos entrenar, a ver si entrenamos o no (risas) y pienso que les hemos dejado una buena impresión. Les gusta donde vivimos, donde entrenamos y para ellos es tranquilizador cuando les decimos que vamos a entrenar a Colombia en altura. Ya hemos hecho la primera carrera que fueron los Campeonatos Nacionales con buenos resultados y para mí ha sido muy bueno saber que se está haciendo bien el trabajo".

Sagan, Alaphilippe, Aru... Varios ciclistas de élite están en Colombia ¿Es un legado que usted comenzó en las carreteras de Europa?

"No sé. Para mí lo mejor es hacer conocer nuestro país. Que ellos vengan y además que quieran venir pues es una alegría porque ahora conocen parte de nuestra gloria. Ahora preguntan ¿Qué es Colombia? ¿Dónde es Colombia?¿Cómo es la gente? Y siempre se han llevado una gran sorpresa porque no es lo que ellos pensaban que era un país con retraso. Nosotros lo tenemos que cuidar y sentirnos orgullosos de eso".

¿Como analiza comenzar el año fuera de casa?

"El equipo ya tenía diferentes compromisos en carreras francesas, así que para ellos cancelar esos compromisos no es fácil. Además, con patrocinador francés es necesario estar allá. Pero pensamos que es un buen calendario para empezar el año".

Comienza con el Tour de la Provence ¿Ya vio el recorrido de la carrera?

"Es una carrera buena, de pronto nos va a dar un poco duro el frío porque es una época de bastante frío y estábamos acostumbrados a estar con más calor. Es el único, no problema, pero pues algo que uno no quisiera tener. Pero seguramente terminaremos adaptándonos y haciéndolo bien".

Su equipo fue invitado a la París Niza y a la Tirreno Adriático ¿Cuál de las dos prefiere hacer?

"La París Niza es importante por la organización y el patrocinador. Es una carrera que está diseñada para entrenar el Tour de Francia así que es importante hacerla. La Tirreno Adriático la haría diez mil veces porque es una carrera que me ha enamorado, es muy bonita. Finalmente terminaremos haciendo la París Niza".

¿Cómo analiza el recorrido del Tour de Francia?

"La contrarreloj tampoco es tan cronoescalada, hay primero que llegar al inicio de la montaña pero finalmente se combina y creo que es favorable para nosotros. Así que tenemos que aprovechar e ir al cien por ciento de nivel para poderlo disfrutar y poderlo hacer muy bien".

¿Siente que este año tiene menos presión para asumir el Tour?

"Más que presión es la ilusión y el motivo al que me enfrento siempre. Es un amarillo que siempre he estado persiguiendo, pero este año si es cierto que lo asumiré con más tranquilidad sabiendo que tenemos un equipo que va a dejar todo por nosotros".

¿Ya tienen planeado qué corredores lo acompañarán?

"Tenemos un grupo de trabajo y se irá complementando en diferentes carreras. Son corredores muy buenos y seguramente irá el que mejor esté en forma. Es una carrera tan exigente que no se puede llevar a ninguno de colchón sino a los que estén al cien por ciento".