presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
Liga Portuguesa

LIGA ÁGUILA

Lo bueno y lo malo que deja la primera fase de la Liga Águila

Terminada la fecha 20 y definidos los ocho clasificados, la ronda de todos contra todos dejó varios aspectos para evaluar.

Lo mejor y lo peor del primer semestre de la Liga Águila
Diego Pineda Colprensa

El camino para la final del segundo semestre del fútbol colombiano ya está trazado. Se conocen los ocho clasificados que pueden pelear por el título después de 20 fechas de movimientos constantes y un torneo que tuvo varias situaciones buenas y malas.

Lo bueno de la Liga Águila

Resurgir de Santa Fe y Junior

En las primeras fechas estos dos equipos tuvieron un arranque muy flojo, estuvieron fuera de los ocho en varias jornadas y sobre el final tuvieron un resurgir que los metió en la pelea.

El caso de Santa Fe es el más notorio, el club cardenal fue último hasta la fecha 9, cuando apenas tenía cinco puntos y una sola victoria. Después de ese momento todo cambió para los dirigidos por Harold Rivera y consiguieron estar invictos hasta la definición de los ocho, incluso alcanzaron la clasificación en el clásico ante Millonarios.

Para Junior la situación no llegó al extremo de ser último. Pero el equipo sí sintió el haber llegado a la final del semestre pasado, donde salió campeón, y solo hasta la jornada 11 se metió entre los ocho. Antes de eso tuvo un rendimiento muy irregular, con solo tres victorias y algunas derrotas en casa como frente a América y Once Caldas. Después de esa fecha remontó la situación y consiguió triunfos importantes como ante Nacional, Millonarios y Cali.

Alianza, la sorpresa

Por lo general en los cuadrangulares se suele meter uno o dos equipos que no están en los planes de muchos. El turno este semestre fue para Alianza Petrolera, que incluso llegó a ser líder entre la fecha 9 y 15 y solo perdió el invicto hasta la jornada 12 ante Millonarios. La clasificación también es un premio al técnico César Torres, quien lleva un año en el cargo y es, junto a Alberto Gamero, el entrenador que más tiempo lleva de los ocho.

Nacional, de vuelta con Osorio

Más allá de algunas críticas por el juego, lo cierto es que Juan Carlos Osorio le devolvió a Nacional esa condición de autoridad que había perdido en los últimos años con los cambios constantes de técnicos. El equipo estuvo invicto hasta la fecha 11 y solo ha perdido en tres ocasiones en el torneo. A eso le suma que sacó jugadores importantes como Daniel Múñoz y posicionó de nuevo a Jarlan Barrera. A la plantilla aún le falta trabajo, el entrenador apenas lleva unos meses, pero Nacional es sin duda favorito al título.

Lo malo de la Liga Águila

Millonarios, eliminado y sin Libertadores

Sin duda la gran decepción del torneo fue Millonarios. Equipo que en la fecha 13 ya tenía 26 puntos y estaba a seis o siete de asegurar su clasificación, sin embargo en las jornadas restantes apenas sumó uno y se quedó sin opciones después de un inicio imponente. Pero a eso le sumó que el gran primer semestre que hizo, consiguiendo 50 unidades, no le alcanzó para asegurar su entrada a Copa Libertadores por reclasificación, al estar eliminado tiene en riesgo este cupo y depende de los resultados de Tolima, América y Nacional, que seguirán sumando.

El conflicto: Jugadores-Dimayor

La polémica en medio de las peticiones de los jugadores y la negación de la Dimayor por negociar fue uno de los factores de los que más se habló en este semestre. Durante varias jornadas hubo protestas en los inicios de los partidos y, sobre el final, la intención de paro estuvo latente por parte de los futbolistas. Más allá de la valides o no de los requerimientos de los deportistas, esta situación marcó el torneo y lo afectó a tal punto que hubo amenazas de algunos dirigentes de despedir a los jugadores de su club si entraban a paro. El conflicto aún no se ha resuelto y puede estar presente en los cuadrangulares.

El cierre de la fecha

Otro punto alejado del fútbol. La previa de la fecha 20 estuvo marcada por las dudas con las resoluciones del TAS sobre la situación entre Rionegro y Tolima por la inscripción del Rafael Carrascal. Esos puntos están en vilo y podían dejar al equipo antioqueño en zona de descenso. A esa polémica se sumó otra demanda del Envigado, por el mismo caso, pero esta vez contra América, así que los caleños ponían en riesgo su clasificación con la perdida de esos tres puntos. El pleito sigue a la espera de una decisión final del organismo internacional.