Estás leyendo

Lillo y otros técnicos resistidos que trabajan con más presión

Fútbol

Lillo y otros técnicos resistidos que trabajan con más presión

Juan Manuel Lillo llegó con presión y empezó perdiendo en la Liga.

Colprensa

Llegaron Juan Manuel Lillo y Francisco Maturana a Colombia, y empezaron perdiendo. Mostramos varios ejemplos de técnicos que saben lo que es lidiar con la presión.

En la primera fecha de Liga II-2017 hubo dos derrotas que aumentan la presión: Juan Manuel Lillo con Nacional y Francisco Maturana con Once Caldas. Ambos técnicos llevan una larga carrera y se considera que son grandes embajadores de un estilo de juego.

Nacional perdió ante Santa Fe y Once Caldas contra Tigres por mismo resultado, 1-0. Juan Lillo y Maturana necesitan triunfos para certificar su trabajo. Así como ellos, en el mundo han existido técnicos de pura resistencia, que necesitan de victorias y tiempo para seguir y fortalecer el proceso. ¿Si alcanzarán a implementar su idea de juego en sus clubes?

Juan Carlos Osorio

El colombiano es un buen ejemplo de ello. La presión es algo del día a día para él. En Nacional y en México aprendió a convivir presionado. Cuando dirigió al verdolaga, era criticado por su poco palmarés en su carrera y su estilo donde la rotación de nómina es fundamental. Seis meses después de haber sido nombrado casi es destituido. Después fue tricampeón del FPC.

Y ni se diga en México, ha sido criticado por sus rotaciones. Fue a la Copa Confederaciones y se podría decir que fue el de más presión entre todos los técnicos. Los mexicanos querían el título pero solo llegaron a semifinales. Perdió con Portugal y Alemania, actual campeona del mundo, sin olvidar el fatídico 7-0 en la Copa América Centenario ante Chile.

Pero en lo demás lo de Osorio ha sido positivo. Esta cerca de Rusia 2018. Queda claro, gracias a su títulos con Nacional y victorias con México, que el colombiano es un DT de resultados, que con tiempo saca adelante sus planes. Más allá de un juego bonito o lírico, su garantía es el trabajo a largo plazo.  

Ejemplos en el mundo

Edgardo Bauza

Salió de la Selección Argentina ocho meses después de su llamado. Ocho partidos dirigió. Ganó 3, empató 2 y perdió 3. De 24 puntos solo sacó 11. Es el DT que menos ha durado al frente de la 'albiceleste' tras 43 años. Su palmarés, con 2 Copa Libertadores ganadas, no fue suficiente para hacerse fuerte ante la presión en un equipo que viene se ser subcampeón dos veces seguidas en la Copa América y en el Mundial Brasil 2014.

Gerardo Martino

En sus propias palabras en 2016, dijo: “Lo mío en el Barcelona fue un fracaso total". En la prensa catalana e hinchada, el argentino nunca cayó bien. La presión se hizo intensa cuando luego de firmar en Liga el mejor inicio en la historia del club haya perdido el título ante Atlético de Madrid. Fue subcampeón de la Copa del Rey y llegó hasta cuartos de final de la Champions League. Su ciclo en la Selección Argentina no fue diferente, de nuevo los subtítulos le pasaron factura: Finalista en la Copa América de 2015 y Copa América Centenario 2016.

Claudio Borghi

Fue DT de Chile después de Marcelo Bielsa y antes de Jorge Sampaoli. Su ciclo fue bastante criticado pese a un buen comienzo, con buenos resultados. La presión tocó fondo cuando luego de siete partidos sin perder, Venezuela eliminó a 'la roja' de la Copa América 2011 tras caer 2-1. Su retiro de la Selección se dio en pleno camino a Brasil 2014 cuando perdió tres juegos consecutivos: Colombia y Argentina en Santiago y Ecuador en Quito.

Dunga

Tras el fracaso de Brasil en las dos Copa América, la Centenario y la de Chile 2015, Dunga fue retirado de la dirección técnica de la Selección. Siempre estuvo al borde de la cornisa y se le criticaba por ser un técnico defensivo y alejado del famoso 'jogo bonito'. Cuando fue destituido también ocupaba la sexta posición de las Eliminatorias a Rusia 2018. Se nombró a Tite, campeón olímpico en Río, y ahora son primeros con 33 puntos y prácticamente clasificados a la próxima cita mundialista.

0 Comentarios

Normas Mostrar