Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO NACIONAL

La encrucijada de Aldair: Crónica de un conflicto anunciado

El arquero vive su peor momento con Nacional. Sus recurrentes errores, la ruptura con la afición y el episodio ante Bucaramanga complican su presente.

Actualizado a
La encrucijada de Aldair: Crónica de un conflicto anunciado
Aldair QuintanaOficial

De esos días felices entre convocatorias a Selección Colombia, minutos de invicto y titularidad poco queda. Aldair Quintana atraviesa un ciclo muy complejo en Atlético Nacional y en su carrera deportiva. Es protagonista de una situación que se volvió insostenible y que llegó a un punto sin retorno con lo sucedido durante el partido en el estadio Alfonso López.

En su segundo juego como titular en la Liga I-2022, el tolimense volvió a fallar. No pudo resolver con los pies en una acción del partido y todo terminó en un gol de Sherman Cárdenas al 32' para dar paso a la remontada del Bucaramanga. Un doloroso 3-1.

Lo peor estaba por venir. Kevin Mier apareció en la portería para el complemento. Inició un festín de especulaciones, que prolongó el técnico Alejandro Restrepo con su comentario sobre la polémica sustitución.

"El tema de Aldair es totalmente de camerino y queremos dejarlo ahí cerrado", respondió el estratega.

Figura en la final y sus pifias ante Millonarios

Si bien el guardameta de 27 años no ha podido ser prenda de garantía en el arco desde su llegada al club en 2019, ha tenido capítulos interesantes que le valieron convocatorias de Carlos Queiroz y Reinaldo Rueda a la Selección Colombia.

En octubre de 2021, en una etapa destacada del tolimense, incluso hubo preocupación porque, ante el llamado de la Tricolor, la semifinal de la Copa BetPlay ante Cali quedaba en manos de Mier.

Quintana estuvo en la final con Pereira, su mejor presentación con Nacional. Soportó el peso del partido en el momento más crítico. Con sus atajadas le dio aire al equipo en un arranque complejo por el trabajo del rival y la luxación de tobillo que sufrió Baldomero Perlaza. Ese día fue héroe… un arquero 'gana-partidos'.

Pero apareció la crisis en el clásico con Millonarios hace cuatro meses. Dos pifias groseras, una de ellas con un balón que se le coló entre las piernas, lo pusieron en el ojo del huracán tras la caída 1-3.

De ahí en adelante, la credibilidad de Aldair se fue resquebrajando. A la par, el equipo se derrumbó en los cuadrangulares del Clausura 2021.

El polémico audio filtrado y un ambiente hostil

Como combustible de la situación operó un polémico audio que comprometía al guardameta por referirse en malos términos a los hinchas en una conversación informal y de carácter privado. Ahí se consumó la ruptura con la afición, a la que más allá de indignarle la frase "a esos malparid** no les gusta nada", le molestó la falta de ambición del portero.

El flojo manejo de ese episodio por parte del club, del técnico y del propio Quintana convirtió el tema en una bola de nieve. El rechazo fue escalando. Lo evidenciaron los trapos colgados por seguidores en la sede de la institución en Guarne para pedir la salida del golero.

Una conferencia de prensa en enero, un mes después de los tibios comunicados del portero y el club, intentó bajar los ánimos con René Higuita como escudero. También sirvió para avisar que la institución no reforzaría el arco.

El discurso de respaldo del presidente Emilio Gutiérrez se diluyó entre las estadísticas y no conectó con la afición. Tampoco hubo feeling con lo que dijo Restrepo, mientras que Aldair ofreció excusas y dejó un mensaje: "El día que me tenga que ir de Nacional, quiero irme ganador".

Entretanto, lo mejor vino con Álex Mejía en su rol de capitán. Fue claro y contundente con un discurso que invitó a la unión. "Otro jugador pide dar un paso al costado, pero Aldair está acá y quiere reivindicarse", dijo Mejía.

Empezó el torneo y el elegido fue Mier. El Covid-19 y una "osteopatía dinámica del pubis" justificaron su ausencia. Volvió a convocatorias, pero la suplencia lo protegió, pues aún bajaban chiflidos e insultos desde la tribuna.

Reapareció como titular ante Envigado con un autogol… un nuevo error que opacó sus aciertos, envió un mal mensaje y minó su confianza.

Pero la gota que rebosó la copa llegó con el episodio ante el Leopardo tras su falla. La sustitución lo expuso por completo.

¿Pidió el cambio? ¿Fue decisión del cuerpo técnico? ¿Se sentenció su futuro? ¿Recuperará la confianza? Aún no hay respuestas para la encrucijada en la que está Aldair, protagonista de la crónica de un conflicto anunciado.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?