INTERNACIONAL

James a Qatar y Jackson a China: dos caminos parecidos

Los dos dejaron el fútbol europeo a los 30 años, aunque James podría regresar. La discreta relación con los técnicos influyó en sus destinos.

0
James Rodríguez es nuevo jugador del Al-Rayyan de Qatar, su llegada a los 30 años al fútbol de ese país trae a la memoria el paso de Jackson a China.
James Oficial

James llegó al Al Rayyan de Qatar para jugar y ser feliz, el mediocampista a sus 30 años tomó la decisión de dejar Everton, donde el técnico Rafa Benítez le anunció que no lo tendría en cuenta y como ya había manifestado el jugador antes de tomar la decisión de jugar en Asia. "No sé a dónde voy a ir, a donde me quieran, uno tiene que estar donde lo quieran a uno, o sino, bien pueda irse". Cinco años atrás, Jackson Martínez vivió un momento similar cuando se marchó del Atlético para el Guangzhou Evergrande de China.

Jackson, una lesión y la práctica que cambia todo

Pese a que el jugador aseguró hace poco que siempre tuvo buena relación con sus compañeros y cuerpo técnico en el Atlético de Madrid, también sentenció que, "no vale la pena mencionar lo que sucedió fuera de eso". Martínez llegó al equipo de Simeone como la segunda compra más cara del club en ese momento (2015) después de pagarle al Porto 35 millones de euros, cinco menos que los que había pagado por Falcao. 

El 12 de noviembre de 2015 por Eliminatorias, Colombia visitó a Chile y el delantero fue titular, sin embargo dejó la cancha a los 83 minutos tras un duro golpe en el tobillo. "El diagnóstico de la lesión no fue correcto en la Selección", dijo el jugador que se retiró con 181 goles en 369 partidos. Jackson regresó a España para continuar la recuperación con el club, pero desde ahí nada fue igual.

En uno de los entrenamientos previo al partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey que se jugó el 27 de enero de 2016 (no jugó), Simeone "llamó la atención" a Jackson y otros compañeros del equipo, según publicó El País. El DT utilizó la expresión "¡Espabila!" para pedirle al colombiano más intensidad. En el juego de ida que terminó 0-0 había sido titular, pero al 56' salió.

Desde ese momento el mensaje cambió y el jugador no volvió a ser el mismo, tanto que en febrero con menos de una temporada y apenas 3 goles en 22 compromisos, y con Jorge Mendes como intermediario principal (empresario de James), se le encontró lugar en el fútbol chino que ofreció 42 millones de euros, una cifra a la que ninguna de las partes se negó y así terminó su primer ciclo en Europa, pues en la 18/19 regresó a Portugal para jugar con Portimonense. 

James, la llegada de Benítez sentencia su destino 

El goleador del Mundial 2014 llegó a Everton en una operación que económicamente no fue tan impactante como la de Jackson al Atlético, pero causó una expectativa similar. El colombiano encontró refugio en Ancelotti, el DT que lo llevó también al Bayern y en la Premier comenzó a escribir una historia que lo ligaba hasta 2022. La primera temporada fue irregular, pese a que terminó siendo el mejor pasador en tres cuartos de cancha.

Rodríguez se perdió 22 partidos de la 20/21 por lesiones, sufrió seis en una temporada, lo que le impidió tener más minutos. Para la siguiente estaba motivado pese a la situación que vivió con Selección Colombia donde no fue convocado para Copa América por temas médicos que luego contradijo Everton.  

El 1 y 30 de junio fueron dos días clave para el futuro de James. El primero fue anunciado Ancelotti como DT del Real Madrid y el 30 en Everton anunciaron a Rafa Benítez como sucesor, un técnico que ya había tenido el colombiano en el Real Madrid y con el que la relación no había sido del todo buena. Sin embargo, el volante estuvo desde el día uno de la pretemporada.

El técnico español fue claro con el colombiano y le manifestó que no contaría con él, por eso el empresario Jorge Mendes comenzó a ofrecerlo a varios clubes en Europa, pero ninguno hizo una oferta formal. Cuando se esperaba que jugaría esta temporada con los Toffees, apareció la opción del Al Rayyan, una oportunidad para que volviera a jugar, pues estaba claro que con Benítez iba a ser complicado sumar minutos, mucho más cuando aspira volver a la Selección, por eso, con 30 años tomó la decisión de dejar una liga top para irse a jugar "a donde lo quieran a uno".