Temas del día Más temas

INGLATERRA

Davinson Sánchez y su agradecimiento a América de Cali

El defensor del Tottenham participó en un conversatorio con el consulado de Colombia en Inglaterra y recordó su paso por el equipo de Cali.

Davinson Sánchez participó en un conversatorio con el consulado de Colombia en Inglaterra y recordó su infancia y paso por el equipo de Cali
Davinson Sánchez Oficial

"La salida era el fútbol, la posibilidad de poder brindar algo diferente a tu familia", una de las frases que dejó Davinson Sánchez durante la charla que sostuvo junto al cónsul de la nación en Reino Unido, Ricardo Lozano. El defensor del Tottenham compartió momentos que para él fueron clave en su vida para llegar a ser profesional y también dejó claro que como colombiano en el exterior intenta cambiar el pensamiento que sigue existiendo por la droga.

Cerca de cumplir 25 años, Davinson lleva cinco en Europa y muestra su madurez a partir de su deseo de seguir aprendiendo idiomas, creciendo como jugador y dejando en alto el nombre del país para que los vengan en el futuro eviten vivir momentos como el que alguna vez le ocurrió en Ámsterdam cuando recién había llegado al Ajax. "Estoy en proceso de querer aprender italiano y francés, pero el inglés lo he aprendido por estar en este país que se da la facilidad para aprenderlo por el roce diario que tienes con todos".

Del 'Pablito, Pablito', al orgullo por haber nacido en Colombia

Maturana dijo que la Selección Colombia de Italia 90 ayudó a cambiar la imagen que había en el exterior sobre Colombia donde solo se nombraba por la droga y Pablo Escobar. Casi tres décadas después aún ronda ese pensamiento en algunas partes de Europa y Davinson lo vivió. 

"Lamentablemente y soy testigo. En Holanda cuando llego a Ámsterdam voy con Daniela (esposa) a un restaurante, yo ya había jugado un par de partidos en el Ajax y llega un fan y me dice 'Pablito, Pablito', refiriéndose a mí. Me dijo que se sentían orgullosos por que yo llegara al Ajax, y como pude, pues apenas si podía decir dos frases en inglés. Pero le dije que estaba orgulloso de que Dios me dio la posibilidad de nacer en Colombia. Históricamente no estamos manchados, pero si nos hace reflexionar por todo lo que ha pasado y hemos vivido. Pero cada oportunidad es una chance para representar bien a nuestro país, no solamente futbolistas. Artistas, patinadores, o cuando van los muchachos a los Olímpicos, todo para cambiar esa historia".

La hermana prefería copiar a mano para que él fuera a entrenar

Sánchez manifestó que el apoyo de su familia fue fundamental para llegar a donde está hoy. "No te das cuenta porque eres un niño y juegas fútbol con un amigo o familiar. Estás disfrutando de tu niñez. Yo pasaba cuatro horas dándole, mi mamá me tenía que llamar a hacer las tareas. Por fortuna conté con mi familia que me apoyó muchísimo. En ese tiempo para mí y mi familia era un esfuerzo. Recuerdo que mi hermana no gastaba el dinero de los descansos o no sacaba copias y lo hacía todo a mano para darme esa plata y yo fuera a entrenar".

América de Cali, donde se formó y aprendió a sacrificarse

Aunque Davinson se dio a conocer en Atlético Nacional, el central no olvida su pasado y su formación, pues allí aprendió a sacrificarse y también reconoció que la ayuda que le brindaron desde el club fue importante para que pudiera continuar con su proceso.

"A los 6 años estaba en América de Cali y soy muy agradecido con ellos, porque desde esa edad ellos se hicieron cargo de mis transportes. Mis papás también tenían que hacer un esfuerzo. En su momento eran 8 mil pesos que ahora no representan mucho, pero para muchísimas familias que trabajan por el salario mínimo, por sostener a una familia y darle sustento a dos niños, no era fácil. Ahí pasé toda mi infancia, siempre destacándome, estando entre los mejores y preparándome".

Además, añadió que el sacrificio era fundamental para poder encontrar en el fútbol una salida para su familia. "Con el paso del tiempo te das cuenta que tienes cualidades y que puede pasar (ser futbolista profesional). A los 11 o 12 años le dije a mi papá que me dejara ir solo a entrenar, mi abuela me tenía el almuerzo, me cambiaba, me iba y llegaba a las 9 de la noche. Era sacrificar momentos con mis amigos, por ir a entrenar y los fines de semana al partido. La salida era el fútbol, la posibilidad de poder brindar algo diferente a tu familia".

Persistencia para alcanzar los sueños

"Para mí siempre fue ser profesional y darle un bienestar a mi familia diferente. A los 13 años me fracturo la tibia y el peroné, pasé 8 meses con un yeso y en un momento le dije a mi mamá que no quería ir más a Cascajal a entrenar. Ella me dijo que no habían hecho un esfuerzo desde los 6 años para que abandonara. Si quieres tener algo el día de mañana debes tener persistencia y desde ahí no tuve duda que iba a lograr el objetivo, nadie me garantizaba que iba a jugar como profesional, pero nadie tampoco me iba a quitar las ganas de conseguirlo".