FINAL COPA BETPLAY

¡Medellín es el campeón de la Copa BetPlay!

Hernán Darío Gómez consigue su primer título con el Poderoso que venció al Tolima en los lanzamientos desde el punto de pena máxima.

0
Deportivo Independiente Medellín y Deportes Tolima se enfrentaron en la final de la Copa BetPlay en el estadio Atanasio Girardot de Medellín
Luis Benavides / Contribuidor VizzorImage / Luis Benavides / Contribuidor

"No vamos a jugar la final, vamos a buscar ganarla", anticipó Bolillo Gomez y cumplió a cabalidad. Su Independiente Medellín consiguió a punta de ganas y aplicación convertirse en bicampeón de la Copa BetPlay 2020 luego de igualar 1-1 en los 90 minutos en el estadio Atanasio Girardot, ante 30 aficionados en la tribuna, y de imponerse en los penales 5-4 para evocar esa final con Millonarios en 2012 por Liga que precisamente le ganó por esa vía Hernán Torres.

Ese equipo en construcción, que contrató a nueve jugadores y que apostó por un técnico mundialista con un pasado positivo en el club, logró en menos de dos meses de proceso conquistar su primer título -el noveno del club- y obtener ese cupo a la Copa Sudamericana 2022 ante el valiente y buen elenco pijao, que hizo todo por imponerse, pero no pudo lograrlo.

No hubo muchas opciones en la primera parte ni grandes incursiones del local. El trabajo sucio lo hizo el conjunto de Ibagué con el tridente Caicedo-Albornoz-Capaz activado para trabajar con mejores armas un compromiso en el que se hizo muy importante Andrés Mosquera Marmolejo, el héroe de la noche, por sus paradas ante un rival que fue superior de principio a fin en Medellín.

Sin embargo, el Poderoso logró sacar diferencia en la pelota quieta, algo que no puedo hacer Jaminton Campaz, pese a ser insistente. A través de un cobro de Matías Mier puso el partido donde quería Bolillo con un 1-0 que desde el minuto 20 le dio la ventaja cuando el uruguayo sorprendió a Álvaro Montero, con algo de distracción de Agustín Vuletich.

Con paciencia y mucho trabajo por las bandas inclinó la cancha el Pijao para buscar el empate. No tuvo fortuna en la finalización, pese a que su rival lo dejó jugar, le dio la posesión y lo padeció con su fútbol directo en un partido que llevó al DIM a simplemente a aguantar porque no pudo elaborar y se dedicó a cuidarse de un rival peligroso al que VAR, de algún modo, lo castigó.

Marmolejo, figura de principio a fin del campeón de la Liga BetPlay

En la primera que revisaron los árbitros, una mano de David Loaiza en el área, definieron que no era penal para darle un respiro momentáneo al Decano y entrada a Marmolejo con dos atajadas antes del descanso. Y la película continuó en el complemento porque en el primer minuto ya el Vinotinto y Oro había exigido en dos ocasiones al portero, que a esa altura era la figura y el responsable del cero en su arco.

Una de las más claras la tuvo Omar Albornoz en apenas segundos de la reanudación, pero Marmolejo evitó la anotación, como lo hizo ante Juan Fernando Caicedo y Juan Ríos, mientras que Sergio Mosquera lo perdió en un cabezazo.

En medio de esa arremetida del Tolima, los dirigidos por Hernán Darío Gómez alcanzaron a arañar una situación que sacaron adelante entre Vuletich y Mier, pero no supo finalizarla Javier Reina y el sufrimiento se alargó porque el visitante siguió sumando llegadas, una con Campaz que por egoísmo no trascendió y otra con Caicedo, quien a pura fuerza superó a Juan Guillermo Arboleda y soltó un remate que se alcanzó a desviar.

Tolima apuró y obtuvo el gol del empate al final del partido

Ante la frustración de no poder concretar, Hernán Torres se la jugó con Daniel Cataño, Juan Pablo Nieto y el costarricense José Ortiz para intentar romper el trabajo táctico que a esa altura implementaba el Rojo para intentar sostener la ventaja luego de refrescar también con Leonardo Castro y Juan Pablo Gallego. Pero el juego se le complicó y solo el VAR lo pudo sacar del primer aprieto cuando el árbitro Jhon Ospina invalidó el tanto de Mosquera a seis minutos del final.

Sin embargo, el fútbol premió al Pijao e hizo justicia en un cobró de Campaz al 89', en el que cabecea Caicedo y Marmolejo deja el rebote para que con el gol de Anderson Angulo todo se definiera en los penales.

Esta vez Montero y su Tolima no tuvieron la misma fortuna que en 2018 cuando le sacaron la estrella a Nacional en el Atanasio. La oportunidad de brillar fue para Marmolejo con su gran atajada al tico Ortiz que desequilibró todo para dejar 5-4 la serie. Mier, Vuletich, Castro, Cadavid y Arboleda, en ese orden, no fallaron en sus cobros para hacer bicampeón al Medellín y darle el título a Bolillo. Por los de Ibagué, lo encajaron Mosquera, Cataño, Campaz y Gordillo, pero no les alcanzó.