SALARIO

Aumento salario congresistas: cuánto cobrarán, cuánto subirá y por qué lo aumentan

La noticia sorprendió a millones de colombianos quienes no comprenden que, en plena crisis económica, se haya decretado este aumento.

Aumento salario congresistas: cuánto cobrarán, cuánto subirá y por qué lo aumentan. Acá le contamos todo sobre el aumento a los parlamentarios
Minhacienda Ministerio de Hacienda

Los congresistas y Representantes a la Cámara, que fueron escogidos por elección popular hace un par de años, recibieron un aumento en su sueldo por parte del Gobierno Nacional el cual autorizó que, a partir del 2021, su salario incremente un 5,12%, lo que representa una cifra millonaria en el dinero que estos políticos recibirán por su trabajo en el Estado colombiano.

¿Cuánto cobrarán los congresistas?

Según lo anunciado por el presidente Iván Duque el pasado 24 de diciembre a través del Decreto 1779 de 2020, estos funcionarios públicos pasarán de ganar $32'741.000 de pesos a $34'417.000 pesos, lo que representa un aumento de $1′676.000 pesos en plena pandemia, la cual ha generado una fuerte crisis económica en el país y que ha impedido que, por ejemplo, la clase obrera esté en desacuerdo con los empresarios para fijar el salario mínimo.

¿Cuánto subió el salario para los congresistas?

Un total de 5,12% es la cifra en la que aumentó el salario para Congresistas y Representantes a la Cámara; teniendo en cuenta el millonario sueldo que reciben estos trabajadores, dicho ajuste salarial resulta ser millonario al conocerse que un empleado común, no gana más de un millón de pesos, mientras que uno de ellos contará con un sueldo de casi 35 millones de pesos.

¿Por qué se aumenta el salario para congresistas?

El aumento del salario a los congresistas, contrario a lo que varios ciudadanos piensan, se establece cada año por ley a través de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, entidad creada por la Constitución “para fomentar las buenas relaciones entre trabajadores y empleadores”.

De esta manera, para los legisladores el cálculo se realiza teniendo en cuenta la remuneración que hayan tenido los empleados públicos en el último año, por lo que, a diferencia del salario mínimo, en este caso se tienen en cuenta como los derechos adquiridos de los trabajadores, su carrera administrativa y la modernización de la administración pública. “Este incremento debía hacerse antes de que el año se acabara, cumpliendo lo establecido en la Ley y en la Constitución Política”, afirmó el Ministerio de Hacienda sobre esta polémica.