SELECCIÓN COLOMBIA

Arias, listo para la guerra: "Me siento fuerte, al 100%"

El lateral del Bayer 04 Leverkusen habló con la prensa colombiana desde Alemania. Espera el llamado de Queiroz para las Eliminatorias.

Santiago Arias está tranquilo. Sonríe en una rueda de prensa exclusiva para medios colombianos. Dejó Madrid para ir a Leverkusen en busca de minutos. Continuidad. Una charla con el director deportivo y el entrenador del Bayer 04 le dio la confianza para decidirse por la Bundesliga. Le llama intuición al carácter necesario en el momento en el que debe elegir su destino. El neerlandés Peter Bosz (volante en los 80s y 90s) es el técnico del equipo desde 2019.

Arias desarrolló la capacidad de adaptarse a la cultura y a las ideas de cada club. Ha construido una carrera en la que el éxito se confunde con la disciplina. La familia también juega (y siempre acompaña). Llegó a los 19 años a Portugal y luego pasó 5 temporadas en Países Bajos. Con dos Mundiales en su hoja de vida, las preguntas se enfocan en su presente –y futuro- en la Selección de Carlos Queiroz quien lo ha destinado a disputar la posición con Stefan Medina –e incluso Luis Orejuela-.

Estoy igual que ustedes, no ha salido la lista definitiva— dice sobre la convocatoria para los partidos frente a Venezuela y Chile.

Espero contar ahora con minutos en el equipo y si tengo la oportunidad de ir a Selección, todos conocen que siempre doy lo mejor por mi país. Sería importante estar ahí hacer parte del grupo y seguir consolidándome en la Selección — Santiago duda, pero mantiene la sonrisa. Espera el llamado.

—Físicamente estoy al 100. Vengo entrenando por más de un mes, no solo aquí sino en el Atleti. Tuve la oportunidad de jugar minutos en un partido amistoso. Estoy enfocado, tengo ganas y quiero jugar, así que espero poder estar en la convocatoria.

¿Por qué elegir Alemania sobre el resto de opciones?

—Lo más importante es que un equipo te quiera, que estés a gusto que estés contento. Muchas veces no depende solo de dinero o de vida social sino sumar minutos. No quiere decir que en el Atlético me sintiera mal, pero obviamente lo que quiere un futbolista es jugar y allí me faltaba eso.

***

En la temporada 2019/2020 Arias disputó 18 partidos (1.394 minutos) con el Atlético de Madrid. En 14 juegos fue titular: 11 en LaLiga, 2 en Champions y 1 en la Copa del Rey. La competencia con Trippier y las preferencias tácticas de Simeone marcaron su rendimiento. Bosz (escuela holandesa, por supuesto), que ya conocía a Arias de la Eredivisie, tiene una idea diferente del juego.

“Uno es un poco más defensivo, está pensando más en mantener el cero, y después salir a hacer goles y el otro quiere ir a presionar arriba, no quiere esperar, sino que quiere buscar el partido con pases directos, con juego veloz, tratar de no mantener mucho la pelota. [Bosz] no solo me busca para salir al ataque como lo hice en Holanda, él ve que con el Cholo aprendí a defender mucho mejor”, explica Arias.

¿Cómo encajar en la idea de Queiroz a partir de esas particularidades en el rol del lateral?

—Al final la función como lateral es primero defender –hay que tener en mente salir al campo a defender- y en el momento que puedas aportar en ataque, hacerlo con total confianza. Tengo una cualidad, que es la salida en ataque, pero me tengo que complementar muy bien con los compañeros.

Vengo al Bayer también porque el entrenador habla conmigo, me pide que no deje de hacer esa función que sé hacer, pero que también necesita que defienda. En Selección, al final es igual… Todos sueñan con hacer goles, con llegar, con tirar asistencias, pero la primera función, ante todo, cuando se juega con cuatro es defender. Por ese lado me siento bien, me siento fuerte y al cien.

¿Cómo quedó la relación con Diego Simeone?

—Los que me conocen saben que soy una persona tranquila, una persona que no le gusta el conflicto. Al final tomo la mejor decisión para mi futuro que es sumar minutos, con tres laterales iba a ser muy difícil. En el mercado, para el Atleti la opción más fácil era la mía y yo también necesitaba un cambio. Siempre las cosas fueron muy claras y no hay ningún problema.

***

En la charla entre Colombia y Leverkusen (8972 km), al estilo nueva normalidad, el tema Selección es recurrente. A menos de dos semanas del inicio de la Eliminatoria, James recupera el brillo en Inglaterra y su rendimiento se convierte en pregunta infaltable…

¿Tranquiliza el nivel de James en el Everton?

—Es bastante bueno no solo por la Selección sino por él. James siempre ha demostrado que es un excelente profesional, un jugador con muchas condiciones. A veces los jugadores pasamos por esos momentos no tan buenos, pero uno tiene que sobreponerse porque no dura para siempre. Él fue bastante fuerte mentalmente y puede que no quisiera ese cambio en este momento, pero en el nivel que está… fue lo mejor. Va a llegar a la Selección bastante motivado y con minutos.

***

El próximo 5 de octubre los convocados por Queiroz viajarán a Barranquilla en un vuelo chárter desde Europa (explicó Ramón Jesurún) para iniciar los trabajos de cara a los partidos frente a Venezuela y Chile del inicio de la Eliminatoria. El impacto de la pandemia y las consecuencias del Covid en la competencia también son tendencia en las charlas futboleras en el 2020.

¿Cómo analiza a Venezuela, primer rival de Colombia?

Venezuela tiene ahora unos chicos que juagan bastante bien al fútbol, que tienen buenas condiciones, que tienen con qué salir a hacerte daño, pero confiamos en el trabajo que tenemos, confiamos en el entrenador, en el plan.

¿Qué espera de las Eliminatorias en Sudamérica?

—Siempre son complicadas. Son las Eliminatorias más difíciles que puede haber porque todos los equipos están muy parejos. Ahora no hay mucha diferencia. Lo importante es tratar de conseguir el máximo de puntos en casa y salir afuera siempre con la ambición de ganar, pero sabiendo que vas a competir contra rivales fuertes, contra jugadores de gran nivel. Espero partidos difíciles. Una guerra, al final es eso.