ALDO BOBADILLA:

"No bajamos los brazos, espero que se pueda revertir"

El estratega dijo que el DIM perdió el partido por su falta de profundidad y consideró que influyó en el resultado que sus atacantes no estuvieron finos para definir.

Aldo Bobadilla, técnico del Independiente Medellín. se refirió al momento por el que está pasando el equipo y la derrota ante Alianza Petrolera
Colprensa Colprensa

No hizo un análisis profundo del nuevo resbalón de Independiente Medellín. El técnico Aldo Bobadilla consideró que el gol de Alianza Petrolera, que le dio la victoria en el último minuto, ocurrió en una jugada aislada. Y ve a la derrota más asociada con los problemas de definición, la falta de profundidad y las dificultades para progresar en el campo.

Para el paraguayo, el juego que marcó la reaparición del Poderoso en la Liga BetPlay era para un empate por la forma en la que se desarrolló y las condiciones climáticas de Barrancabermeja. Ahora, solo piensa en revertir el presente al tener un regreso a la competencia opaco con caídas ante Caracas (2-3) en la Copa Libertadores y ante los aurinegro (1-0) antes del cruce del jueves ante Boca Juniors en el Atanasio Girardot.

Las fallas: "Pecamos de inocentes por lo que ocurrió en el juego. Tuvimos la pelota, pero no fuimos profundos. No supimos concretar las transiciones que tuvimos, nos estuvimos finos al momento de definir. Y sobre la hora, en una jugada aislada, nos hacen el gol de penal. El partido era para un empate, pero lo terminamos perdiendo en el último minuto".

¿Por qué no pesaron los jugadores de ataque?: "Precisamente porque no estuvimos finos. Tuvimos muchos jugadores para trascender y no supimos elegir el momento exacto para dar el pase o para combinar. Y eso se debió a que nos supimos aprovechar a los hombres que teníamos en ataque".

Opinión del juego: "Teníamos la confianza de por lo menos llevarnos un empate en este compromiso porque el rival no nos estaba lastimando. Nosotros sí teníamos para lastimar. Uno se va dolido por eso justamente... porque se veía que cuando teníamos la pelota podíamos hacer daño, y cuando nos replegábamos y trascendíamos también. Pero no supimos finalizar. Tenemos que seguir. Hay chances matemáticas todavía. Esto recién empieza. Hay ocho lugares y esperamos estar ahí".

Mensaje a los hinchas: "Lo que siempre decimos… trabajar y no bajar los brazos. Y esperar que esto se pueda revertir lo antes posible".

¿Influyó en el resultado el estado de la cancha?: "No, influyó en el resultado que nosotros no fuimos finos a la hora de definir, no fuimos profundos cuando teníamos la pelota. Son cosas que tenemos que resolver nosotros adentro. Tenemos una manera clara de jugar, y aunque tiene que ver el calor y que el rival también juego, si éramos más profundos, rápidos y concretamos las opciones, el resultado hubiera sido otro".