TOUR COLOMBIA

Las claves del título de Sergio Higuita, la joya lista para brillar

El campeón del Tour Colombia 2020 demostró que está en condiciones de ser importante en el World Tour, por sus condiciones y el respaldo de un equipo fuerte.

Sergio Higuita, con el trofeo del Tour Colombia 2020
Mauricio Dueñas Castañeda EFE

Sergio Higuita ya es una realidad para el ciclismo colombiano. En los dos primeros meses del año demostró que tiene las condiciones para estar en el nivel más alto del ciclismo internacional y pelear por títulos importantes como el Campeonato Nacional de Ruta y el Tour Colombia, que conquistó en las dos últimas semanas.

El ciclista de 22 años tiene un perfil ideal para luchar por jornadas de media montaña y también de alta montaña, por lo que las clásicas o competencias de una semana serán su panorama ideal para terminar de afianzarse y ser un aspirante a grandes vueltas, porque a su corta edad ya tiene una etapa en la Vuelta España, en la que quedó 14 en la edición de 2019.

Su primer título en una clasificación general, conseguido en el Tour Colombia, fue producto de varios factores, como el trabajo de equipo y su inteligencia para correr ante rivales de alto nivel como Egan Bernal, Richard Carapaz o Julian Alaphilippe.

Claves del campeonato de Higuita

Él mismo aseguró que la escuadra que tuvo detrás fue fundamental para festejar en el Alto el Verjón su primer título con el Education First, donde llegó en mayo de 2019 tras pasar por el Manzana Postobón y el Team Euskadi. El equipo norteamericano sabía desde un inicio que el perfil de la carrera sea adaptaba a los hombres que tenía. Por eso en la primera etapa se la jugó toda para sacar diferencias en la contrarreloj.

"La clave fue la crono por equipos. Desde que sacamos esa diferencia a los demás rivales, sabíamos que podíamos conseguir el título e incluso mantener el 1, 2 y 3", afirmó Higuita.

Pero la mezcla entre los hombres de experiencia y la juventud de Sergio y de Daniel Martínez, fue el equilibrio justo para llevar a los dos corredores a los dos primeros lugares del podio. La estrategia para cuidar la ventaja de la primera jornada fue muy clara en la ruta, controlando las fugas y los ascensos.

"Otra clave eran los hombres que teníamos trabajando como Rigo, que estaban tirando para nosotros. Entonces como no dar lo mejor hasta más no poder", dijo el corredor, concepto que complementó el técnico del EF, Juan Manuel Gárate: "Tengo que agradecer el trabajo de Lawson Craddock y Tejay van Garderen, porque ellos han controlado toda la carrera entre ellos dos y junto al trabajo de Rigoberto Urán, sobre todo en la última etapa, con su experiencia y su humildad".

Una joya lista para el triunfo

Higuita demostró en las seis etapas del Tour Colombia que su proceso de formación llegó a un punto crucial. Supo manejar la altura y el ascenso al Verjón que no conocía y que después de cruzarlo no tuvo más opciones que dejarse caer el suelo para tomar aire para después tener tiempo de celebrar el título.

En la etapa que terminó en Santa Rosa de Viterbo dejó claro que tiene la potencia para pelear un embalaje entre escaladores, después de pasar un premio de montaña de tercera categoría superó a Egan Bernal y a Julian Alaphilippe, dos de los líderes del pasado Tour de Francia.

Pero en el Campeonato Nacional también se impuso ante corredores del nivel de Nairo Quintana, Egan, Esteban Chaves, entre otros. Siendo un corredor de carácter ante los grandes.

Otra muestra importante es el respeto que genera en el pelotón, porque el suizo Simon Pellaud aseguró que "este año el Mundial va estar en mi ciudad, en Martigny, y ese recorrido está hecho para él". Así que el panorama de Higuita está destinado a ser grande, es una joya que está lista para brillar.