presentado por
Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

COPA ÁGUILA

Lucas Pusineri: "Vamos a ir a Medellín a ganar"

El DT del Cali cuestionó las decisiones arbitrales de Nicolás Rodríguez, e indicó que por ello, "el equipo se fue poniendo nervioso". El miércoles confía en que darán la vuelta olímpica.

Lucas Pusineri habló sobre el empate de Cali ante Medellín en la ida de la final de Copa Águila.
Colprensa Colprensa

Bloqueado Christian Rivera, Deportivo Cali careció de juego interno desde la primera línea del mediocampo y se colgó del desequilibrio de Déiber Caicedo y Andrés Arroyo, quienes generaron más riesgo cuando intercambiaron posiciones. En fase defensiva, los 'verdiblancos' se mostraron por momentos desajustados y salieron bien librados, toda vez que el DIM no estuvo fino en el último pase luego de los contraataques y Ricuarte estrelló un balón contra el palo cuando el juego estaba empatado (2-2).

El DT del Cali, Lucas Pusineri, puso el retrovisor, en el que antes de llegar a la final dejaron en el camino a Junior y Tolima, para animar a sus dirigidos a lograr el título de la Copa Águila el miércoles en el Atanasio Girardot. Al tiempo, insistió en la expulsión que el árbitro le perdonó a Elvis Perlaza y en una falta que pitó como tiro libre, pese a que la acción fue en la raya que indica el inicio del área grande.

Niega que el equipo dependa ofensivamente de Caicedo: "Hacia los costados podía generar más riesgo el equipo. Ellos estaban con sus dos líneas de cuatro bien marcadas, por eso por el medio era dificultoso poder enhebrar una jugada lúcida. Entonces, en lo posible, había que atacar con el desequilibrio de Déiber Caicedo y la dinámica de Arroyo. Por momentos se pudo y otras veces no. Pero, no existe la dependencia de Déiber Caicedo, decirlo es para desviar el foco de lo que realmente fue el partido".

Desigualdad de criterios del árbitro: "Fue un partido muy disputado, trabado, confuso. Pudo haber sido muy favorable para nosotros. Después de que ellos concretaron el penalti, nos fuimos al descanso. En el segundo tiempo, logramos el empate y después, hubo una jugada muy polémica que nos pudo haber dado la posibilidad de jugar 40 minutos con un jugador de más. Hubo desigualdad de criterios al momento de tomar las decisiones. Hubo un penalti sobre Déiber Caicedo. Nos vimos perjudicados por eso. Además, hubo seis cambios y la cruz roja entró dos o tres veces y solo adicionaron dos minutos".

La dignidad de sus dirigidos: "Tenemos que recuperar al jugador expulsado (Richard Rentería) y después, tratar en lo posible de recuperar a nuestros futbolistas para ir a Medellín con la confianza de ganar el partido. Debemos mejorar, el equipo jugó en una alta intensidad y se fue poniendo nervioso con los fallos arbitrales, porque siempre estábamos corriendo de atrás, tratando de remontar los resultados. Rescato la dignidad con la que lucha el equipo; a nadie le gusta que el Deportivo Cali esté en una final. Sin embargo, nuestros futbolistas tienen una resiliencia para sobreponerse a todo. Hay que valorar eso".

La confianza para el juego de vuelta: "Vamos a ir a Medellín a ganar, con mucha dignidad. Estamos vivos. Ese es el mensaje para mis jugadores, porque ellos son los que me demuestran qué quieren. Pudimos dejar en el camino a Junior y Tolima porque este equipo tiene un gran corazón. Eso me llena de orgullo".