COPA ÁGUILA

Cali y Medellín empatan en la ida de la final de Copa Águila 2019

Moreno y Cano anotaron los goles visitantes. Dinenno y Mercado marcaron para Cali. 2-2 terminó la ida de la final de Copa.

Cali 2-2 DIM en la ida de la final de Copa Águila
CALI COLPRENSA

En un juego definitivo, en el que se podría suponer que se precisa de jugadores muy curtidos, Lucas Pusineri volvió a dejar ver su intrepidez, apostó por Déiber Caicedo y Andrés Arroyo, de 19 y 17 años, respectivamente, en el laboratorio de ideas. Los creativos agitaron al Deportivo Cali luego de que intercambiaron posiciones. Así fue como Caicedo asistió notable a Juan Ignacio Dinenno, quien en el área se lanzó de cabeza y anotó el empate parcial (33’) con el que rugió el estadio de Palmaseca.

Los verdiblancos apenas le vieron la cara al arquero del Medellín luego de los primeros 20 minutos. David González envió al tiro de esquina un disparo de Mercado. En la continuación de la jugada, tras el cobro, Caicedo tomó el rebote en el balcón del área y su disparo se fue muy cerca del vertical derecho de la portería defendida por David González, quien también volvió a escuchar el zumbido del balón cerca del ángulo poco antes de cerrarse la primera mitad.

Fue un primer tiempo incómodo para los 'azucareros'. Apenas se acomodaban en el campo, cuando recibieron el primer gol en contra. Tras un saque en corto del arquero González, Arregui avanzó por el carril central sin un rival que detuviera su marcha. Cinco jugadores tenía el DIM posicionados por delante de la línea del balón, tres la tocaron en la acción definitiva que terminó con un centro de Déinner Quiñones de zurda, desde el costado derecho a la cabeza de Didier Moreno, quien martilló libre de marca y venció a Johans Wallens (9’); más esforzado lució el arquero de los ‘azucareros’ en la última acción del primer tiempo. Germán Cano ejecutó fuerte a la base del palo derecho un penalti tras una mano en el área de Richard Rentería luego de un disparo de Ricaurte. Con el 2-1 a favor del equipo antioqueño, se fueron los equipos al entretiempo.

Los de Aldo Bobadilla contaban con la claridad de Arregui para desajustar a la defensa del Cali con un toque, pero decidían mal la última jugada en los contraataques. En la tribuna, el DT de la Selección absoluta de Colombia, Carlos Queiroz, seguramente ponderaba la calidad técnica de Andrés Ricaurte, quien aunque por momentos se vio intermitente, siempre es práctico en sus acciones. La circulación del balón fue la apuesta del Cali durante un segundo tiempo en el que ante la ausencia de una efectiva elaboración, incomodaron a través de la bola quieta. De esa manera, Caicedo lanzó un centro al área, Dinenno expuso su humanidad para cabecear, Mercado tomó el balón y lo empujó fuerte con el empeine derecho (51’).

Con más prisa que ideas se mostró el Cali tras igualar el marcador. Ni Rodríguez ni Palavecino, quienes reemplazaron a Arroyo y Caicedo, pudieron encontrar orificios en el bloque defensivo de un DIM con más variantes para generar riesgo y que pudo volver a montarse en el marcador tras una combinación entre Cano y Ricaurte, en la que el 10 disparó contra el palo izquierdo. Marulanda por Castrillón y Cuesta por Quiñones, fueron las variantes que ordenó Bobadilla para la segunda mitad. El Cali debió jugar con uno menos desde el minuto 78, luego de que Rentería vio la roja tras una falta sobre Cano. El partido de vuelta se jugará el próximo miércoles 6 de noviembre en el Atanasio Girardot.