TELEVISIÓN

Jessi Uribe y Amparo Grisales son criticados en 'Yo me llamo'

Los jurados del reality más exitoso de la televisión colombiana recibieron duros comentarios tras rechazar a un concursante.

Los jurados del programa 'Yo me llamo' son criticados por rechazar un concursante que cantó metal
Caracol TV Yomellamo

'Yo me llamo' sigue cautivando a miles de familias colombianas, luego de ser líder indiscutido de audiencia convirtiéndose en una de las producciones más vistas del 2019.

La fórmula conformada por Jessi Uribe, cantante de música popular, Amparo Grisales, 'La llamada 'Diva de Colombia', y el músico César Escola, ha resultado todo un éxito en esta nueva temporada a la que también se unieron la exreina, Valerie Domínguez, y el presentador, Carlos Calero.

En este momento, 'Yo me llamo' se encuentra en etapa de audiciones por todo Colombia, por lo que los jurados escogen a los mejores imitadores de cantantes, quienes se han hecho virales en redes sociales por sus interpretaciones que, en unos casos, son perfectas y en otros una simple parodia.

Aunque los televidentes ya habían presentado varias discordias por las decisiones, fue en el capítulo de este jueves que llovieron las críticas luego de que se presentara el imitador del cantante Till Lindermann, reconocido vocalista de la banda alemana de metal, Rammstein.

El joven apareció personificando al artista y de inmediato se robó la atención de César Escola quien quedó sorprendido por la acorde imitación, hecho por el que dio un voto a su favor.

Pero fue Amparo Grisales, quien hace poco cumplió años, y Jessi Uribe, envuelto en una polémica por su reciente divorcio, quienes no les gustó la interpretación del tema ‘Sonne’, ya que era notorio que no se encontraban familiarizados con este tipo de música, por lo que decidieron dejar por fuera del programa al hombre.

"No es la clase de tributo que quiero ver acá", dijo la mujer de forma despectiva, hecho que le trajo fuertes críticas en redes sociales pues, para muchos, ella y Jessi Uribe estaban menospreciando y rechazando un género musical como el metal, el cual no es tan popular en Colombia.