presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Hoy en As

SAN LORENZO

Conoce a Efmamjjasond, juvenil colombiano de San Lorenzo

El delantero de 20 años llegó a principio de año a San Lorenzo y la semana pasada, con la aprobación del DT, firmó contrato.

Conoce la historia de Efmamjjasond González
Matías Souto San Lorenzo Primero

"Calendario", "Almanaque", Jasond, Jackson… Le dicen de múltiples maneras, menos por su nombre de pila: Efmamjjasond, la palabra que se forma al unir las iniciales de todos los meses del año.

Tener un nombre tan peculiar resultaría agobiante para cualquiera, pero a él le gusta porque es original, disfruta no tener tocayos. Sabe que de entrada cuesta pronunciarlo completo, así que lo divide. Le gusta más que le digan Efmamj, pero sabe que para la gente es más fácil decirle Jasond, así que él lo acepta para la comodidad de todos.

Y así como se ha tenido que adaptar a ser llamado de mil formas, también ha sabido acomodarse a las circunstancias que la vida le ha puesto para llegar al lugar donde está hoy. Nació en Belén de Bajirá, un corregimiento al sur de Urabá, pero creció en Arboletes, Antioquia, donde dio sus primeros pelotazos.

El fútbol se lo robó al básquetbol. El pequeño Efmamj soñaba con ser el primer colombiano en llegar a la NBA y se imaginaba cómo sería conquistar lo más alto de ese deporte llevando la bandera de Colombia. Pero la influencia de su tío y las algunas jugadas de la vida hicieron que la pecosa ganara la pulseada.

Llegó a Medellín y empezó el camino hacia el profesionalismo en el fútbol en las inferiores del Atlético Nacional. Y de ahí dio otro salto, más largo y arriesgado: aterrizó en enero de este año a Buenos Aires para probarse en San Lorenzo de Almagro y ahora, ocho meses después, ya firmó el contrato que lo acredita como jugador del Ciclón.

"A mí me gustaría que me digan Efmanj, pero para pronunciarlo es complicado. Entonces el Jasond está bien"

Efmamjjasond González

Efmamjjasond habló con As Colombia en Buenos Aires, junto al césped del Nuevo Gasómetro, el lugar donde espera muy pronto hacer su debut en Primera con la camiseta azul grana.

Se sabe el significado de su nombre, ¿pero por qué lo eligieron?

"Nació por mi padre, porque él quería tener un varón primero, pero nació una nena. Mi mamá no quería tener más hijos, pero él le dijo que tenían que tener el varón porque ya le tenía el nombre. Nací y me iban a poner Efmamjjasond Jonatan, pero mi mamá dijo que no porque me iban a llamar Jonatan. Hubo como un pleito ahí pero igual quedé solo Efmamjjasond".

¿Cómo prefiere que lo llamen?

"A mí me gustaría que me digan Efmanj, pero para pronunciarlo es complicado. Entonces el Jasond para mí está bien porque ya estoy acostumbrado, todos en el pueblo me dicen así. La única que me dice Efmanj es mi mamá, cuando está brava lo dice completo y lo dice espectacular, perfecto".

¿Cómo se dio la llegada a Atlético Nacional?

"Antes me gustaba más el baloncesto, quería llegar a la NBA, pero gracias a mi tío, que me encaminó más hacia el fútbol, se pudo dar esto. Antes yo jugaba en una escuela de Medellín, River Plate, y se dio por un partido que jugamos contra ellos, en el que les hice dos goles. Desde ahí estaban pendientes. Una vez le pregunté al técnico (del cuadro verdolaga) y me dijo que cuando quisiera, le escribiera y entrenaba con ellos. A los dos días le escribí".

¿En ese momento cuál era su sueño?

"Mi sueño era debutar en Nacional, darle esa alegría a la gente del pueblo, porque es como un orgullo para mí y mi familia sacar el pueblo adelante, para que miren más hacia allá porque hay mucho talento para el fútbol, para el baloncesto, para el baile… pero falta apoyo. Me encantaría debutar y decir “soy de Belén de Bajirá, tiren los ojos para allá que hay mucho talento".

¿Cómo llega a Argentina?

"Se dio por mi representante. Yo ya tenía listo para irme otro lado, a México. Él me dijo que había otra opción, pero no era fija como la esa. Venía a prueba por una semana. Yo le dije que iba para México, pero al otro día me dijo “ya tengo el pasaje para Argentina comprado. Solo te compro el de ida, así que allá, a romperla”. Sabía que venía a quedar o quedar".

¿Cómo ha sido el proceso de adaptación este año?

"Estos meses han sido muy buenos, muy satisfactorios. He aprendido demasiado del fútbol argentino, las condiciones te las mejoran mucho. Me he adaptado bien, pero lo que más me ha costado es lo físico, porque acá tenés que correr y correr".

¿Cómo reaccionó la familia cuando supieron del contrato?

"Mi familia está muy contenta, la gente del pueblo también. Todos me escribían a alentarme, a apoyarme, que no me quedara solo con el contrato sino que fuera para arriba, que siguiera luchando como siempre porque tengo el apoyo de todos allá con las buenas energías".

¿Ahora cuáles son las expectativas?

"Firmar un contrato con un club tan grande es algo emotivo, pero también sé que tengo que tener todo claro porque uno no piensa quedarse solo con un contrato. Hay que mejorar todo, poder llegar a Primera, jugar y hacer muchos y que lo llame a uno un equipo de Europa".

¿Cómo ha sido la experiencia de entrenar con el primer equipo?

"Ahora con el profe Pizzi ya tuve la oportunidad de que me suba unos entrenamientos y se aprende mucho porque estando en Reserva se juega muy rápido, a una intensidad muy buena, pero ya al entrenar con Primera, sabes que si erras un control o un pase, dañas toda la jugada, hay que estar más concentrado. El jugador que más me ha hablado desde que llegué acá es Sebastián Torrico, que siempre me ha estado alentando, está muy pendiente y siempre me pregunta por la familia".

¿Quiénes son sus referentes en su posición?

"Internacionalmente, el gordo Ronaldo, siempre ha sido un referente e ídolo para mí. También Cristiano Ronaldo porque ha sido a puro trabajo, no es que nació con el don, sino que lo trabajó y ahora es uno de los mejores del mundo. En Colombia, mi referente es Dayro Moreno siempre".

¿Hincha de qué equipo en Colombia?

"Del América de Cali. Es por la familia, por mi tío y mi mamá, que me decía que si ella tuviera plata, me llevaba para jugar allá".

Ya empezó en la Reserva de San Lorenzo. ¿Le hace ilusión ser visto en Selección?

"Eso es lo que queremos, empezar a jugar en Reserva, a mostrar y hacer goles para que el profe (Arturo Reyes) empiece a mirar y poder ser llamado a la Selección".