presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League

ESPAÑA

James y tres retos en su posible reaparición con el Real Madrid

El colombiano volvería a jugar en el Bernabéu vestido de blanco. El equipo lo necesita participativo con la pelota y con sacrificio defensivo.

James Rodríguez y los retos en su posible reaparición con el Real Madrid.
REALMADRID.COM DIARIO AS

Este sábado 24 de agosto podría ser el día en el que James Rodríguez reaparezca en el Santiago Bernabéu defendiendo los colores del Real Madrid. El equipo blanco recibe en su cancha al Valladolid por la segunda fecha de LaLiga de España a partir de las 12:00 p.m. (hora colombiana) y el volante tiene chances de jugar.

"Es muy bueno y estamos contentos con él. Contará como los demás. Él también está feliz", dijo Zinedine Zidane sobre James en la rueda de prensa previa a este compromiso. El entrenador francés está contento con el trabajo del mediocampista en las prácticas y la relación entre ambos parece haber mejorado, por lo que de a poco se abre un lugar para el '10' de la Selección Colombia en la 'Casa Blanca'.

El DT lo incluyó en la convocatoria para el debut en LaLiga frente al Celta en Balaídos, pero se quedó en el banco de suplentes en el triunfo 1-3 del Real Madrid, en el que tuvo una destacada actuación Gareth Bale, quien era el otro descartado por Zidane. Sin embargo, el francés cambió su percepción sobre los dos jugadores, modificó su estrategia y tanto James como el galés han entendido sus roles y trabajan de la mejor manera en pro del equipo.

Esto se suma a algunas bajas que tiene el Real Madrid y que le abrirían un campo al colombiano. Eden Hazard continúa recuperándose de una lesión y Luka Modric debe cumplir con una sanción tras la tarjeta roja que recibió en el debut en Balaídos. Dos posiciones diferentes, pero en las que puede aparecer James. Estos serían los retos en su posible regreso:

Sociedades en el mediocampo

Zidane planteó un 4-3-3 frente al Celta con el triángulo de memoria en la mitad de la cancha conformado por Casemiro, Toni Kroos y Luka Modric, mientras que Benzema estuvo acompañado por Vinicius y Bale en la zona ofensiva.

El buen rendimiento del galés lo mantendría en el 11 frente al Valladolid, pero habrá que esperar si Zidane vuelve a apostar por Vinicius de arranque o habría una opción por ese sector para el colombiano. Sin embargo, manteniendo ese mismo sistema, la mayor opción para James está en el triangulo de la mitad.

En la posición que suele ocupar Modric, el colombiano ya jugó en el Bayern Múnich. Arrancando desde atrás tiene mayor panorama para juntarse con otros volantes, buscar a los extremos y filtrar balones para el '9'. Allí tendría mucho contacto con la pelota y sería importante para la generación de juego. La coordinación en los movimientos con Kroos es clave para entender en qué momento cada uno puede acompañar los ataques, con el fin de que Casemiro no quede solo en el mediocampo ni tomen mal parado al equipo en un contragolpe.

Adueñarse de la pelota quieta

Una de las virtudes de James es su pegada, tanto con pelota en movimiento como a balón parado. En este aspecto también puede volverse importante para el equipo de Zidane. Real Madrid tiene a un cobrador zurdo como Bale, pero de diferentes características. El remate del galés va más ligado con la potencia, mientras que el colombiano prioriza la ubicación, por lo que podría ser el encargado de ejecutar los tiros libres cercanos.

Además, su precisión en los envíos de costado y tiros libres pueden marcar diferencia para buscar a sus compañeros dentro del área. Una zurda que puede explotar el juego aéreo del Real Madrid.

Aporte en fase defensiva

Uno de los cambios en la estrategia de Zidane es el aporte defensivo de cada uno de los jugadores, algo que entendió y cumplió de buena manera Bale en el debut. Ahora podría ser el turno de James para aplicar varias cosas que aprendió y potenció en el Bayern bajo las órdenes de Heynckes, donde era clave con la pelota, pero ayudaba en la recuperación de la misma.

El aporte del colombiano en fase defensiva dependerá del sistema que utilice Zidane, pero será importante acompañando en el medio a Casemiro y con algunas coberturas sobre los costados para apoyar al extremo cuando este se lance al ataque e impedirle al lateral una salida fácil.