presentado por
Competición
  • Copa Sudamericana
  • Colombia B - II
Copa Sudamericana
Colombia B - II
Bogotá FC Bogotá FC BOG

-

U. Popayán U. Popayán UPO

-

Llaneros Llaneros LLA

-

Orsomarso Orsomarso ORS

-

Quindío Quindío QUI

-

Depor FC Depor FC DFC

-

Deportivo Pereira Deportivo Pereira DEP

-

Leones FC Leones FC LEO

-

Cortulúa Cortulúa COR

-

Real Cartagena Real Cartagena REC

-

DEPORTIVO CALI

Kevin Velasco: "En el fútbol colombiano no hay favoritos"

Deportivo Cali quedó en el cuadrangular semifinal con Atlético Nacional, Junior de Barranquilla y Deportes Tolima ante el que comenzará la lucha por la Liga

Twitter Deportivo Cali

El canterano anotó dos de los últimos goles más decisivos del Cali. Desde las divisiones menores acostumbró a resaltar en los partidos de grandes carteles. Piensa en la final con los de Pusineri.

En cada diagonal y aceleración, le rinde tributo a su mentor. El fallecido formador Américo Orbes fue quien le abrió las puertas del Deportivo Cali cuando Kevin Velasco tenía solo 10 años. El hoy marcado con la 33 del primer equipo, integraba el tándem atacante con su primo John Janer Lucumí, en una escuelita del barrio San Luis. “Éramos los goleadores del equipo. A John Janer le decían ‘la Gacela’. Por su talla, sacaba bastante diferencia”, recuerda Kevin.

Tras el arribo a las canteras de los ‘azucareros’, Orbes, posicionó a Lucumí como zaguero central, desde donde marchó en forma vertiginosa al Genk de Bélgica. Mientras que Kevin variaba entre extremo y lateral izquierdo. “La competencia era complicada. Cuando llegamos a la Sub-17 y la Sub-20, estaban, Mateo Casierra, Albeiro Sánchez, Víctor Arboleda, Andrés Balanta. Cada cual tenía que demostrar su buen fútbol”.

Fue la exigencia que lo conllevó a tener que resaltar en los grandes encuentros. Además del mensaje de Orbes, que aún golpea en su memoria. “Siempre me acuerdo que el ‘profe’ decía que cuando los papás estaban calientes, ahí se veía quién pedía el balón y quién tenía la categoría para estar en el Deportivo Cali. Y yo siempre aparecía cuando las papas estaban calientes. Al América siempre le marcaba, y también en las finales con Boca”, sostiene.

Kevin Andrés Velasco Bonilla (Cali, 30 de abril de 1997), anotó el gol con el que el Cali se impuso en Palmaseca a Guaraní, en la primera fase de la Copa Sudamericana. La diferencia mínima (1-0) frente a los paraguayos, permitió que los dirigidos por Pusineri disputaran el paso a la siguiente ronda desde los penaltis, tras caer 1-0 en el juego de vuelta. Al final, clasificaron toda vez las notables atajas de Camilo Vargas. Y este domingo, Velasco volvió a aparecer eficaz tras la desatención de los defensas de Envigado. Anotó el gol con el que los ‘azucareros’ llegaron a 33 puntos que los ubicó como segundos en el Todos contra Todos y líderes del Grupo B de los Cuadrangulares.

Y tras cada celebración, Velasco reconstruye sus tantas tardes sin gloria, las instrucciones de Américo Orbes, el esfuerzo y el brillo en el Atlético F.C. “Yo debuté con el Cúcuta. Me vieron jugando con la Sub-20 del Cali y me llevaron. El técnico era el profesor Fernando Velasco. Yo tenía 18 años y jugué cerca de cinco partidos. Estuve seis meses, y cuando volví al Cali, estaba en el grupo de ‘los extraditables’. Así les decían a los jugadores que llegaban y no tenían equipo. Dos semanas después me enviaron al Atlético. Fue un sentimiento jodido porque no me conseguían equipo. Tenía mucha incertidumbre. Pensé en muchas cosas, pero me mantuve a la espera de un milagro de Dios”.

“Al Atlético me mandaron a prueba. Por fortuna pude demostrar mi talento y hacer una buena campaña con el profesor Luis Eduardo Gómez y luego con Giovanni Hernández. El profesor ‘Lucho’ me dio la continuidad y la confianza. Siempre me decía que jugara hacía adelante. Él fue quien me abrió las puertas del fútbol. Luego, el ‘profe’ Giovanni Hernández me ayudó en la parte táctica y me mantuvo la confianza. Gracias a Dios, el Cali me trajo y el ‘profe’ Pelusso me hizo debutar el año anterior en un partido frente al Huila”.

Los goles recientes: “Es una satisfacción muy grande. Le doy gracias a Dios por permitirme poder marcar esos dos goles tan importantes, el primero frente a Guaraní en la Copa Sudamericana, que permitió que el equipo viajara al juego de vuelta con una mínima diferencia, y en Paraguay demostramos que fuimos superiores, en el juego y en los penaltis. Y en esta última fecha contra Envigado, pude marcar el gol de la ratificación de la clasificación, que nos ubicó como cabezas de serie. Es muy lindo aprovechar las oportunidades que brinda el ‘profe’”.

El Grupo B de los Cuadrangulares (Cali, Tolima, Nacional y Junior): “Es complicado. Son rivales directos, acostumbrados a disputar finales. Lo lindo del fútbol es que para llegar a la final, hay que ganarles a los mejores y qué más que en ese grupo”.

Las virtudes del Cali: “Nosotros vamos con humildad, paso a paso, tranquilos. Sabemos que estos son partidos aparte y tenemos que doblegar esfuerzos. Tenemos que dejar la vida en todos los partidos. En el fútbol colombiano no hay favoritos. Sin embargo, estamos seguros que vamos a hacer un lindo cuadrangular para estar en la final”.