SELECCIÓN COLOMBIA

Lo que dejó el debut de Carlos Queiroz con Colombia

Carlos Queiroz en el debut con Colombia

Externos

COLPRENSA

El entrenador debutó con victoria 1-0 ante Japón. En el primer encuentro con la Selección, el equipo fue más contragolpeador que creador.

"No es momento de revoluciones sino de dar continuidad”, fue una de las frases de Carlos Queiroz en su rueda de prensa, previo al duelo con Japón. El entrenador portugués mantuvo el mismo sistema con el que hace más de tres años juega la Selección Colombia. Los líderes del equipo se mostraron fuertes cuando el partido se complicaba.

Gran examen para la Selección Colombia de Queiroz. Japón explotó la defensa y primera línea de volantes en los primeros 45 minutos. La zona 1 y la zona 2 del equipo tuvieron muchas imprecisiones a la hora de salir y recuperar. Sufrieron, pero al final supieron aguantar la presión y velocidad de Japón, que siempre intentó de media distancia.

Los centrales en ocasiones salían a cortar muy arriba y no recuperaban, algo que le daba espacios a los delanteros nipones. En el segundo tiempo todo cambió y el equipo se vio más fuerte. El ingreso de Duván le dio aire y espacios en el ataque de la Selección, además cambiaron el sistema por el 4-4-2 con Falcao como segundo delantero y el atacante del Atalanta como hombre de área.

Mantener el 4-2-3-1

El sistema fue el mismo que ha usado la Selección Colombia en los últimos años. Queiroz apostó por los laterales: Helibelton Palacios y Deiver Machado. Al inicio del partido les costó, pero en los minutos finales se pudieron adaptar y no tener tantas imprecisiones como en los primeros 45 minutos.

La primera línea la conformó: Wilmar Barrios y Jefferson Lerma. El volante del Zenit fue el ‘5’ puro, en ocasiones cuando Japón presionó se metió como tercer central, en la salida y recuperación estuvo flojo, al igual que el volante del Bournemouth que era el encargado de conectar la primera línea con la segunda.

James era el conector de los extremos y el ‘9’, sin embargo el ’10’ de la Selección Colombia estaba muy rodeado y en ocasiones perdía rápido el balón, en el segundo tiempo mejoró y empezó a manejar más el balón. Los extremos fueron la gran salida del equipo. Villa y Muriel, fueron los que más insistieron en hacerle daño a la defensa japonesa.

El 4-4-2 cuando ingresó Duván

Con el ingreso de Duván Zapata, pudimos ver un cambio de módulo en la Selección durante 24 minutos, cuando salió Falcao al minuto 82, regresó el 4-2-3-1. Lo más interesante del experimento fue ver al máximo goleador de la Selección Colombia como segundo delantero, Duván fue el ‘9’ y el que aguantó en el área. Con ese sistema llegó el gol.

Los centrales japoneses se dedicaron a cubrir al atacante del atalanta y así dejarle espacios a los extremos y al mismo Falcao.

Equipo contragolpeador más que creador

En el primer tiempo, Japón se fue arriba en la posesión de balón con 55% contra 43% de Colombia. El equipo se dedicó más al arranque de velocidad de los extremos que a la creación de juego desde atrás. Barrios y Lerma no fueron los conectores del equipo y aportaron muy poco en salida, por eso, quizás, la Selección se dedicó a contragolpear.

El equipo de Queiroz fue rápido en el último cuarto de cancha, la posesión del balón en el segundo mejoró, sin embargo siempre apostaron por esa velocidad en las bandas.

Velocidad y salida por las bandas

Aunque los laterales subieron muy poco, los extremos fueron los que más aportaron en ataque. Sebastián Villa fue uno de los más destacados en el primer tiempo por su constante subida a toda velocidad por la banda derecha. Luis Muriel fue uno de los mejores en el segundo tiempo, se asoció con James y los delanteros para llegar hasta el fondo y centrar o buscar el remate.

Falcao y Duván juntos

El delantero del Mónaco y del Atalanta volvieron a juntarse. Esta vez, durante 24 minutos. El ‘9’ de la Selección Colombia hizo de segundo delantero, Duván Zapata jugó como atacante de área. Los dos lograron crear varias llegadas claras de gol, el vallecaucano estuvo cerca de marca el segundo, pero el poste se lo negó. Gran fórmula y experimento para seguir trabajando y pensarlo cuando el encuentro se complique y las opciones de gol no lleguen.

Las alternativas con dudas

Helibelton Palacios y Deiver Machado, alternativas de Queiroz no lograron brillar ante Japón. Los dos laterales de Atlético Nacional se vieron imprecisos y ayudaron muy poco en marca y salida al ataque. La defensa se vio desordenada por cubrir algunos espacios que ellos dejaban. En el próximo encuentro deben seguir mejorando, la experiencia también los ayudará a tomarse más confianza y hacer el trabajo que hacen en su club.

Primera línea de volantes con poca salida y recuperación

Faltó ese conector de defensa a ataque. Jefferson Lerma debía hacerlo, pero no logró pasar nunca al ataque o dar balones precisos a los volantes de la segunda línea. Sus cambios de banda, uno de sus fuertes para cambiar el ritmo no pudo hacerlo. Wilmar Barrios también se complicó cada vez que el balón llegaba a sus pies. En varias ocasiones los extremos y James le marcaron diagonales, pero el prefirió devolver el juego. En recuperación tan solo lograron 4 quites.

5

Arquero líbero

Ante Japón se vio que Carlos Queiroz le gusta que el portero sea participativo en el juego. Camilo Vargas jugó de portero líbero jugando con los laterales y centrales, el portero del Deportivo Cali se vio seguro con los pies. En el primer tiempo cuando Japón presionaba, realizó un exquisito pase a James dejándolo con espacios en ataque. El segundo arquero de la Selección también cumplió siendo seguro en cada atajada que lo exigió.