FÚTBOL FEMENINO

¿Adiós a la liga profesional femenina en Colombia?

La Difútbol y la Federación Colombiana una propuesta de campeonato sub 23 que sustituirá la liga profesional femenina.

Colprensa

La propuesta del nuevo torneo elimina los logros y reconocimientos laborales a las jugadoras y crea dudas en torno al proyecto de Selecciones.

La Difútbol y la Federación Colombiana presentaron este miércoles en Bogotá una propuesta de campeonato sub 23 que sustituirá la liga profesional femenina. Un paso atrás para el fútbol de mujeres, que apenas contó con dos torneos en los que las jugadoras tuvieron contratos laborales por parte de los clubes del FPC.

Si bien las condiciones no eran ideales en algunos casos (el torneo dejaba a las futbolistas sin contrato por más de seis meses, por ejemplo), se entendió como un paso necesario en el desarrollo del proyecto deportivo. Había que ceder pretensiones. Así arrancó la Liga Profesional Femenina en 2017. El primer campeón fue Santa Fe (con 30.000 espectadores en la final) y en la segunda edición el título fue para el Huila, que además se quedó con la Copa Libertadores.

¿Y las jugadoras de experiencia?

Dos años después y en medio de una polémica por acusaciones de malos manejos en el fútbol femenino (uniformes, viáticos, proceso deportivo) sumadas a dos denuncias penales por acoso sexual en el Selección Sub 17, los entes a cargo del fútbol en el país optaron por reemplazar la liga femenina por un torneo para jugadoras menores de 23 años, en el que solo estarán autorizadas tres mayores en cancha (analizan si seis inscritas).

El ganador del campeonato, en el que participarán clubes profesionales y aficionados, representará a Colombia en la Copa Libertadores, a pesar de que el torneo internacional cuenta con equipos de élite. Mientras que las jugadoras mayores de 23 años no contarán con espacio para competir, surge también la pregunta de qué va a pasar con todas las futbolistas que superen en los próximos años la edad permitida. ¿Serán desechadas por el sistema?

Otra de las decisiones es que el torneo no cuente con extranjeras, incluso desconociendo que clubes como Huila tienen contratos vigentes con jugadoras de otros países. La Difútbol no quiere ceder. “Voy a dar la pelea a muerte en el Comité Ejecutivo de la Federación para que este campeonato no permita jugadoras extranjeras. Es más, sintiendo pena me voy para Cancillería y demando a ver cómo es que vienen a quitarle el trabajo a las jugadoras nacionales”, afirmó Álvaro González Alzate, presidente de la rama aficionada.

Viabilidad de la liga

Ramón Jesurún aseguró que el fin de la liga profesional está marcada por la falta de beneficios económicos. “En toda entidad privada, el fútbol lo es, (…) uno trabaja en base a tener réditos y desafortunadamente el fútbol femenino no los tuvo. Los clubes profesionales hicieron un gran esfuerzo en los últimos años y perdieron mucho dinero, porque no se consiguió el sponsor (…) Debemos decir que el público no nos apoyó como nosotros lo hubiéremos esperado. Ni la prensa nos apoyó”, dijo.

Un argumento potente, pero que va en contravía de lo que está pasando en el mundo. El pasado 9 de octubre, la Fifa presentó su primera estrategia global para el fútbol femenino. Un proyecto sustentado en tres objetivos: aumentar la participación (proyectan llegar a 60 millones de jugadoras en 2026); potenciar el valor comercial (determinar nuevas fuentes de ingresos y optimizar las existentes); y construir los cimientos de un ecosistema propicio que garantice su evolución. La Fifa confía en que para 2022 esa estrategia sea replicada por el 100% de las federaciones miembro. ¿Y entonces?

Por supuesto la Selección Femenina de Mayores seguirá existiendo, pero el proyecto deportivo no parece garantizar su desarrollo para la competencia de élite. La portera Sandra Sepúlveda, se lo planteó claramente a González Alzate. ¿Vamos a enviar a competir ante las mejores jugadoras del mundo a un equipo juvenil? La decisión del fin de la liga profesional parece estar tomada por la dirigencia, pero sobran las preocupaciones.

Las jugadoras no bajan los brazos. Además de las 10 peticiones formalizadas en un comunicado, este jueves Natalia Gaitán, Orianica Velásquez, Melissa Ortiz e Isabella Echeverri darán una rueda de prensa en la que expondrán sus argumentos en favor del futuro del fútbol femenino.