Temas del día Más temas

ITALIA

David Ospina y su situación en el Napoli de Carlo Ancelotti

La situación de David Ospina en el Napoli tras la recuperación de Alex Meret.

CHRISTIAN HARTMANN

REUTERS

El colombiano registra 4 partidos consecutivos como suplente y desde el regreso de Alex Meret ha perdido protagonismo.

El futuro de David Ospina no parece tan claro como hace unos meses. El guardameta, en el arranque de su experiencia napolitana, había convencido a todos: prensa, tifosi y, sobre todo, al propio club sobre su gran nivel y la importancia de su presencia en la plantilla. Antes del año nuevo parecía ya segura su continuidad en el conjunto italiano, pero desde que Alex Meret ha vuelto a disposición de Ancelotti algo cambió.

La lesión del joven portero en julio forzó al Nápoles a fichar al cafetero: De Laurentiis, que invirtió alrededor de 25 millones por el italiano, no quería acelerar su recuperación y eligió con Ancelotti a Ospina por su experiencia internacional. Meret, sin embargo, ha vuelto a estar disponible desde el 8 de diciembre y, a partir de entonces, solo le ha dejado al colombiano tres partidos sobre los doce que el conjunto disputó en Serie A, Copa italiana y Europa League.

Ante el Zúrich, este jueves, Ospina volvió a quedarse en el banquillo y su situación empieza a dejar dudas. Hace una semana, de hecho, el entrenador de los porteros del Arsenal le visitó en Castel Volturno, algo que puede ser interpretado como un interés del club inglés sobre la situación del portero, cuya ficha le sigue perteneciendo.

El Nápoles fichó a Ospina cedido, con una opción de compra de 3.5 millones que se convertiría en obligatoria al alcanzar los 30 partidos en toda la temporada. Es justo esa cláusula, quizás, la que está limitando muchísimo su presencia en el campo: el Nápoles no sabe si le confirmará en el próximo curso, lo que sí que tiene claro es que prefiere poder elegir si seguir contando con él, sin obligaciones.

Ospina en agosto cumplirá 31 años, nueve más que Meret, y gana medio millón de euros más que él (su sueldo es de 1.5 millones netos). Además, los azzurri ya ficharon a un segundo portero como Karnezis, encantado con su papel y con la necesaria experiencia en caso de necesidad. Salvo emergencias, entonces, el Nápoles intentará que el cafetero no llegue a los 30 partidos para decidir con Ancelotti si confirmarle y hacerse con su ficha de manera definitiva, o mandarle de vuelta a Londres. El final de su aventura napolitana todavía no está escrito.