TOLIMA

Alberto Gamero analizó el partido entre América y Tolima

Ablerto Gamero, técnico del Deportes Tolima, se refirió a la derrota de su equipo frente al América de Cali por la segunda fecha de la Liga Águila

Colprensa

El DT del Deportes Tolima se mostró autocrítico por los defectos de su equipo en la bola quieta y expresó curiosidad por los dos bajones de energía en el Pascual.

Deportes Tolima no supo lastimar al América cuando tuvo el control del juego; solo en los últimos minutos mostró que pudo haber generado más riesgo. Lograron el descuento en las instancias finales, mientras que en su puerta, sufrieron cuando los ‘rojos’ les levantaron la pelota. Al término del compromiso, el DT del equipo, dio sus consideraciones de un partido que se detuvo en el primer y el segundo tiempo, a causa del apagón de algunas luminarias, justo cuando ‘los Pijaos’ lucían más animosos.

La bola quieta y la escasa luz: “Cometimos los errores que ya habíamos visto en el partido del América frente a Alianza Petrolera. Nos descuidamos en los tiros de esquina. Durante el trámite del partido, Tolima venía haciendo bien las cosas, pero nos hacen dos goles en pelota quieta, como lo habíamos previsto. Me parece que Tolima fue incisivo, pero en el mejor momento que estábamos jugando, se va la luz, en el primer y en el segundo tiempo, y duró los mismos siete minutos”.

Tiene identificado su mayor defecto: “En elaboración de juego, no vi al América teniendo opciones tan claras, pero nos ganaron en la pelota quieta. Paramos el equipo casi en la mitad de la cancha, arriesgándonos a un contragolpe, como pasó en el segundo tiempo. Pero no estoy ciego en saber que el problema que tengo hoy en día es la pelota quieta y vamos a trabajarla más”.

¿La luz se fue o la quitaron? “Yo veo que el equipo se cae tras los dos goles de tiro de esquina; un 3-0 en el primer tiempo no es fácil para ningún equipo, sin embargo, con los cambios que hicimos, salimos para el segundo tiempo con otra mentalidad y tuvimos más de dos opciones, por lo menos para empatar el partido. Los goles son los que hablan y ellos fueron efectivos en la pelota quieta. Y sobre la luz, se fue, no estoy diciendo que la quitaron, en los dos momentos en los que Tolima estaba atacando mejor y duró el mismo tiempo las dos veces que se fue”.

Más reparos hacia la bola quieta: “América tiene un gran equipo, pero nosotros los sometimos en muchos pasajes a que se defendieran, a que no nos salieran jugando y a retroceder. Me gustó del equipo que vino a jugar mano a mano, pero la pelota quieta me deja preocupado; en ello, este equipo era muy fuerte. Nos estamos confiando, durmiendo y eso es cuestión de trabajo”.