ITALIA

¿Qué pasó con los colombianos juveniles que fueron a Serie A?

Jugadores juveniles colombianos como Andrés Tello y Jherson Vergara no volvieron a sonar pero siguen en el fútbol de Italia con equipos de poco renombre.

Getty Images

Andrés Tello y Jherson Vergara son algunos de los jugadores que fueron transferidos al fútbol italiano y aún luchan por consolidarse en ese país.

Durante la presente década el fútbol colombiano exportó a varios talentos juveniles a la Serie A de Italia, que llegaron luego de sobresalir en sus respectivos clubes de la Liga y también en las selecciones Colombia juveniles. Pero con el paso del tiempo sus procesos de adaptación no dejaron buenos resultados y hoy suman minutos en equipos de poco renombre de ese país.

Con el anuncio de la finalización del contrato de Brayan Perea por parte de Lazio, en AS Colombia les contamos cuál es la actualidad de otros talentos nacionales que no volvieron a sonar pero que aún permanecen en el fútbol italiano.

Tello, de Juve a la Serie B

En abril de 2014 y con apenas 17 años, Andrés Felipe Tello debutó como profesional con la camiseta del Envigado FC. Su nivel en el equipo antioqueño, así como su paso por la Selección Colombia Sub-20 en el Sudamericano de 2015 llamó la atención de Juventus, que a mediados de ese año lo compró en 1.4 millones de euros

El volante paisa no debutó con el primer equipo de Turín pero sí integró la nómina que ganó la Supercopa de Italia en agosto de 2015, antes de salir en préstamo al Cagliari de la Serie B, en el que jugó 24 partidos, marcó dos anotaciones y obtuvo el título de la categoría y el ascenso.

Sin embargo en la siguiente temporada cambió de equipo y fue prestado por la Juve al Empoli, con el que estuvo presente en 18 partidos de Serie A pero no anotó goles. En la campaña 2017-18 volvió a cambiar de colores y regresó a la B con el Bari, donde acumuló 34 compromisos y un tanto. 

En julio de este año Juventus confirmó la venta de Tello al Benevento de la Serie B por 3 millones de euros con opción de recompra. El antioqueño lleva 15 partidos jugados y un gol, además es titular en el equipo que marcha sexto en la tabla de posiciones luego de 17 fechas disputadas.

Vergara y Ceter luchan en tercera

Jherson Vergara llegó a Italia en 2013 cuando Milan lo compró al Deportes Quindío en 2 millones de euros. El defensa había debutado en 2011 con Universitario de Popayán e hizo parte de la Selección Colombia en el Sudamericano Sub-20 de 2013. Con el club italiano alcanzó a disputar la Audi Cup, pero más adelante en la pretemporada se dislocó un hombre y estuvo un par de meses en recuperación. En enero de 2014 pasó en préstamo a Parma, donde tampoco pudo debutar.

A mediados de 2014 fue prestado al Avellino de la Serie B, donde jugó 16 partidos y anotó un gol. En la campaña 2015-16 se mantuvo en esa categoría pero pasó al Livorno, con el que vio acción en 22 juegos y también aportó un tanto. A mitad de 2016 vino un nuevo préstamo pero ahora en el fútbol ruso con Arsenal Tula, allí disputó 18 partidos.

Vergara fue adquirido por Cagliari pero cedido al Olbia de la tercera división, donde esta temporada apenas ha jugado tres partidos. Allí comparte camerino con Damir Ceter, quien también fue comprado por Cagliari el año pasado y alcanzó a jugar seis compromisos en Serie A. A diferencia del defensa, el delantero es titular Olbia, donde acumula 16 apariciones y cuatro anotaciones.

Valencia espera su oportunidad

A mediados de 2016, Cortuluá sorprendió a muchos al anunciar la venta de Juan Manuel Valencia a Juventus. El volante disputó siete juegos con el equipo vallecaucano antes de llegar a Italia, donde fue cedido al Bolonia pero aún no ha debutado en Serie A. Sin embargo el jugador de 20 años ha estado en ocho convocatorias del club desde septiembre y podría estar cerca de recibir su oportunidad para estrenarse en la primera división del fútbol italiano.

Perea y otros que se quedaron en el camino

Luego de varios años en suelo italiano, algunos colombianos debieron regresar al país o  seguir sus carreras en otras partes del mundo ante resultados negativos. Libis Arenas encabeza esa lista al fichar por Lazio en 2006 cuando tenía 19 años. Pero no alcanzó a debutar y luego de unos años finalizó su contrato con el club de Roma, un caso similar al de Brayan Perea. Otro que tampoco brilló fue Alexis Zapata, quien fue comprado por Udinese a comienzos de 2014 pero no no pudo consolidarse en sus pasos por Sassuolo y Perugia.