presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League

LIGA ÁGUILA

Medellín y Tolima igualan en la ida de la semifinal de Liga

Juan Fernando Caicedo y Julián Quiñones en el empate 2-2

DIARIO AS

El vigente campeón del fútbol colombiano consiguió un empate 2-2 en condición de visitante. La llave se definirá el domingo en Ibagué.

Una vez más el Deportes Tolima de Gamero fue una piedra en el zapato para Independiente Medellín. En un partido complicadísimo, que finalizó 2-2 para dejar abierta la serie, se le escapó el triunfo en el último minuto y llega sin ventaja al compromiso en Ibagué, donde se conocerá uno finalista de la Liga II-2018.

Y como lo pronóstico Zambrano, cualquier error ante el campeón lo pagarían caro. Así fue. Al minuto 7, Yohandry Orozco soltó un remate que contuvo David González, pero en el rebote su defensa no lo apoyó y terminó Marco Pérez abriendo el marcador e igualando a Germán Cano en la tabla de goleadores con 17 tantos.

Con el 0-1, el equipo de Gamero le tomó la manija al compromiso en el Atanasio Girardot. Incluso, pudo haber repetido la película en Bogotá, cuando sorprendió en poco tiempo a Santa Fe. Pero esta vez fue William Parra el que evitó la hecatombe ante el cabezazo de Julián Quiñones.

El ‘Poderoso’ tomó el control del juego, pero no halló su fútbol. El mediocampo pijao lo hizo mejor con agresividad para recuperar y el pase de Daniel Cataño, que ya había probado de media distancia en el inicio, un chance que se sumó a otro de Orozco, el jugador más peligro de la visita.

Para el Rojo, se le hizo difícil avivar sus habituales sociedades, pero le alcanzó a Andrés Ricaurte para aparecer con su clase en asistencias a Juan Fernando Caicedo y a Cano, pero no hubo claridad para definir ante la imponente presencia de Álvaro Montero, uno de los más beneficiados cuando el local optó por levantar la pelota.

Tras no hacer una buen primera parte, el DIM recuperó la mística en el complemento. Pero el inicio trajo peligro con una opción clara de Robin Ramírez, quien ingresó por el goleador Pérez en un cambio sorpresivo de Gamero. El paraguayo entró bien, con dinámica y ganas aumentar la diferente.

No obstante, la media distancia metió al Rojo en el partido. Con algo de complicidad de los volantes, Larry Angulo se animó a patear a unos 40 metros y el fútbol lo premió con un golazo (48’) tras ese disparo imposible para Montero.

Ahí volvió a aparecer el Medellín del 3-0 ante Bucaramanga, ese que se sobrepuso a lo largo del torneo a la adversidad, como lo supo hacer en este choque de ida con el campeón. Y prueba de ellos fue el segundo gol, concebido con la claridad del colectivo y con un remate de Caicedo (53’), que volvió a ser vital para su equipo.

Tolima no renunció. El deseo de bicampeonato lo hizo ir al frente para buscar el empate. Y le alcanzó para tener un chance con Orozco, pero el venezolano terminó lesionado en esa acción y debió darle paso a Omar Albornoz. Ahí perdió chispa en su ataque, algo que aprovechó el DIM para buscar el tercero con Ricaurte, pero Montero lo evitó.

Perder el control de la pelota le hizo pasar trabajos por varios minutos a los de Zambrano. La defensa estuvo a la altura para lidiar con esa reacción del visitante, que volvió a juntar a sus volantes para acercarse a González. Pero su rival también se reinventó. Castro por Castrillón, y vino la opción de Cano que atajó Montero.

La contra apareció como opción para el dueño de patio, mientras González dio solidez en los balones aéreos, pues el conjunto de Ibagué remató mejor el compromiso. Y consiguió, a dos minutos del final, arrancarle la victoria al Medellín con un penal que convirtió Rafael Carrascal (89’) tras una falta de Elvis Perlaza sobre Albornoz.

Al Murillo Toro irá Medellín (domingo 7:30 p.m.) sin ventaja a buscar el paso a la final ante un Tolima que ha hecho un año brillante y que le exigirá a los de Zambrano jugar en un alto nivel para seguir en camino hacia la séptima estrella.

0 Comentarios

Normas Mostrar