presentado por
Competición
  • Europa League

MILLONARIOS

Fracaso Azul: Millonarios y las causas de la eliminación

Millonarios fue eliminado de la Liga Águila II - 2018 al ser derrotado ante el Atlético Huila en el desarrollo de la décimo octava jornada de la Liga Águila

Colprensa

Millonarios tuvo tres competencias en el segundo semestre del año y de todas terminó eliminado. Les presentamos algunas de las razones que llevaron al equipo de Russo al descalabro en el 2018.

Millonarios solo tenía una opción. El juego ante el Atlético Huila por la fecha 18 de la Liga Águila era la esperanza a la que se aferraba el equipo de Miguel Ángel Russo para seguir con vida. Sin embargo, Millonarios no pudo conseguir los tres puntos y sufrió una dolorosa derrota en el último minuto del partido. Pero los bogotanos no solo quedaron eliminados de la Liga sino también de la Copa Águila y de la Copa Sudamericana. Analizamos las causas de un mal año para el equipo azul.

Millonarios pierde el semestre en El Campín

La primera gran razón de la eliminación de Millonarios de las finales de la Liga II-2018 fue su desempeño y resultados en el estadio El Campín. Fue uno de los mejores visitantes del torneo pero a su vez el peor local. Ganó en Bogotá un solo partido en todo el semestre contra el colero y ya descendido, Leones. De nueve partidos que ha disputado de local, a falta de la última fecha frente a Santa Fe, tiene una victoria frente a Leones 1-0 en la fecha 15, seis empates Chicó 2-2, Cali 0-0, Rionegro 1-1, Junior 1-1, Once Caldas 2-2 y Tolima 1-1, dos derrotas ante Medellín 0-1 y Equidad 2-3.

Resultados ante los equipos grandes

La segunda razón de la eliminación fue su desempeño ante los equipos grandes. En el semestre al único que le ganó fue al América en Cali 0-2. En casa, era un semestre relativamente pues solo enfrentó a cuatro equipos de los llamados grandes. Con Medellín perdió, con Cali empató, con Junior empató y con Tolima empató. Por fuera de casa, aparte del triunfo sobre América, solamente enfrentó a Nacional y le empató 1-1.

Rotaciones sin resultados

Por estar participando en tres competencias diferentes, el técnico Miguel Ángel Russo decidió rotar solamente a los marcadores de punta y a los centrales, salvo Andrés Felipe Cadavid, que ha jugado todo durante el semestre y apenas estuvo ausente del partido frente a Huila, pero por acumulación de tarjetas amarillas.

El otro puesto en el que más variantes hizo, hasta cuando se lesionó Jhon Fredy Duque, fue en la zona de contención, donde improvisó a Steven Vega, conocido primero como defensor central y después como lateral derecho.

La otra posición fue la de los extremos, donde nada le funcionó. Millonarios perdió el año buscando los reemplazos para esa posición y nunca los encontró ni en los que llegaron y tampoco en los que se improvisaron allí, como Juan Camilo Salazar -su posición normal es volante de armado- o el caso de Oscar David Barreto que también es un volante creativo.

Los refuerzos no se notaron

Las contrataciones que llegaron para este semestre no rindieron ni dieron lo que se esperaba de ellas. A Christian Marrugo le costó el arranque y meterse en el esquema y cuando lo hizo, sufrió una lesión que lo dejó por fuera cuatro fechas claves. En su regreso no pudo recuperar el nivel. Gabriel Hauche, jugador pedido por el técnico Russo, arrancó bien, pero se fue quedando y su remate del semestre fue malo. El argentino participó de casi todos los partidos del semestre, solamente en uno fue suplente y no ingresó y su aporte ofensivo fue de solo dos goles en cinco meses.

Stiven Vega regresó al equipo después de su paso por la B con Valledupar pero jugó poco. Oscar Barreto regresó después de un año en el exterior con el Rio Ave en Portugal y no fue titular pero tuvo oportunidades. Fue de los que el entrenador improvisó por los costados y no progresó ni mostró la experiencia que debe dar el fútbol internacional. También sufrió una lesión que lo tuvo un mes por fuera.

El nivel bajó en los experimentados

Algunos jugadores que era titulares el semestre pasado no mostraron el mismo nivel. Uno de los casos es el de Jair Palacios que en Liga apenas participó de siete partidos. Otro caso es el de Janeiler Rivas que solamente estuvo en tres.

Pero el más grave fue el de Andrés Cadavid, capitán y líder del equipo, que no tuvo su mejor semestre en Millonarios. Le costó arrancar, jugó sin reacción, sin marca y eso fue una marca para el equipo en la zona defensiva.

Henry Andrés Rojas no pudo alcanzar su mejor nivel y si bien en otras temporadas asimiló bien el jugar como volante por derecha, en este le costó por la irregularidad que tuvo. Con la continuidad en los dos últimos juegos siendo titular (Tolima y Huila), empezó a mostrar progresos y retomó confianza, pero el técnico decidió relevarlo para los segundos tiempos.

0 Comentarios

Normas Mostrar