JUVENTUS

Juan Cuadrado, en la temporada de la polifuncionalidad

Juan Guillermo Cuadrado ha tenido una temporada en la que ha demostrado que puede jugar en diferentes posiciones tanto en Juventus como en la Selección

MIGUEL MEDINA

AFP

El volante colombiano ha demostrado con Juventus y con la Selección que puede ir más allá de sus habituales gambetas y jugar en diferentes posiciones.

Con 30 años Juan Guillermo Cuadrado está demostrando que llegó a un punto alto de madurez. Consolidado en la plantilla de Juventus y como referente de la Selección, el volante vive un buen momento en su carrera. Esta temporada se desprendió de su típico rol de extremo por derecha, como gambeteador, encarador y lanzador de centros y fue mucho más allá, creciendo como jugador.

El colombiano se convirtió en una múltiple alternativa para Maximiliano Allegri y para el técnico interino Arturo Reyes. De ocupar una posición en el campo ahora lo hace en cinco o seis más y por ahora con buen rendimiento.

Polifuncionalidad en Juventus

El técnico del equipo italiano conoce de las cualidades de Cuadrado y siempre lo tuvo como una alternativa para ser lateral derecho. Pero para este curso ha explotado aún más ese perfil. En cinco, de los siete encuentros que suma el colombiano, actuó como lateral o carrilero, aún más que en su posición "habitual" como extremo.

El rendimiento de Juan Guillermo en este sector del campo ha estado equilibrado, con asistencias en ataque pero también con entrega para que Allegri lo use constantemente en la variedad de esquemas que impone para potenciar el ataque con Dybala y Cristiano, pero sin olvidar la base defensiva de cualquier equipo italiano.

Polifuncionalidad en Selección

Con Arturo Reyes como técnico interino, Juan Guillermo Cuadrado jugó en cuatro posiciones diferentes. Ante Venezuela inició como habitualmente lo hace, volante por derecha, pero el desarrollo del partido lo llevó al costado izquierdo, un lugar en el que nunca se le había visto y su rendimiento no cambió. Aunque no estuvo tan cómodo en los regates, sí se convirtió en un constructor de juego, de la banda hacía el centro se junto con Quintero para llevar al equipo. Una situación que se repitió luego ante Argentina y Estados Unidos: fue volante por derecha, por izquierda y también de armado.

Finalmente con Costa Rica fue suplente, ingresó luego por Juanfer y la lógica era que se ubicará por su banda de siempre. Pero el DT encargado lo puso al lado de Wilmar Barrios y, como mediocentro, el jugador de la Juve inició el juego de la Selección, sus gambetas largas las cambió por unas más cortas para encontrar el mejor espacio de pase.

Al final del partido se tiró a la derecha y desde ahí asistió a Juan Camilo Hernández para el 3-1 final. Nuevos roles y posiciones para un renovado Cuadrado.

0 Comentarios

Normas Mostrar