FÚTBOL

Carbonero: "Quise jugar gratis y me cerraron las puertas"

Carlos Carbonero en el Mundial de Brasil 2014

GETTY IMAGES

El mediocampista bogotano, asegura que está recuperado ciento por ciento de la lesión de rodilla, gracias a la ayuda del Deportivo Cali. “Estoy a la espera de que un equipo me dé la confianza”, dijo en charla con AS.

Mientras se entonaba el himno nacional y los colombianos gravitaban entre el fervor y la taquicardia durante la pasada Copa Mundo con sede en Rusia, Carlos Carbonero se movía entre la alegría de ver a sus ex compañeros en una nueva cita orbital y la nostalgia porque cuatro años atrás estaba entre los seleccionados. El bogotano es un referente de cómo en corto tiempo se puede pasar del ruido al silencio. 

“Se me vinieron muchos recuerdos a la mente y me llené de nostalgia. Pero Dios sabe por qué pasan las cosas. Lo viví afuera, y también me tocó estar adentro, donde se siente de otra manera. Ya perdí la mayoría de contactos con mis excompañeros de la Selección, pero siempre les deseo lo mejor. Allá es una segunda familia, donde uno siempre sueña estar”, comentó Carbonero sobre la participación de la tricolor nacional en Rusia 2018. 

Carlos Mario Carbonero Mancilla (25 de julio de 1990); mediocampista funcional, de indiscutida técnica individual, desde sus inicios tuvo un complejo obstáculo, que lo volvió a atormentar cuando estaba en la consolidación de su carrera como futbolista, tras pasar por Academia Compensar, Atlético Huila, Once Caldas; Estudiantes de la Plata, Arsenal de Sarandí, River Plate; Cesena y la Sampdoria de Italia.

“Estaba en la prejuvenil y me convocaron para jugar en la Primera B con Academia, pero me lesioné y tuve una para de un año. Luego volví a la Primera C, pasé a la B y desde allí inicié mi carrera como futbolista. Tenía cerca de 19 años cuando se presentó la lesión de cartílagos, que es difícil de recuperar. Sin embargo, jugué nueve años sin problemas y hace dos años recaí en la misma rodilla derecha, por un problema de meniscos. Las lesiones son las que han frenado mi carrera, porque he trabajado con esfuerzo para perfeccionar las condiciones que me dio Dios”. 

Carbonero, no ha podido volver a despegar desde febrero de 2016, cuando, jugando para la Sampdoria, sufrió una lesión de meniscos. Durante el año anterior, intentó con más deseos que fortuna, recuperar su mejor versión, sin embargo, solo pudo registrar cuatro partidos con el Cortuluá. Y cuando terminó el contrato con los del Corazón del Valle del Cauca, sintió que se le había acabado el camino. 

“Las lesiones me han hecho más fuerte, aunque en diciembre estuve a punto de dejar a un lado el fútbol, porque hasta quise ir a jugar gratis en varios equipos del fútbol colombiano, pero me cerraron las puertas. Fueron tres equipos de la B y cuatro de la A. Yo no me sentía bien físicamente, pero tenía muchas ganas de jugar. Sin embargo, el tiempo de Dios es justo y ahora me siento muy bien, recuperado al ciento por ciento. Nunca imaginé pasar por momentos tan difíciles, tras estar tanto tiempo sin un contrato, y aunque me deprimí, luego lo asumí con madurez y la esperanza de que podía volver a estar en mi mejor nivel”. 

Ahora, agradece a “las manos privilegiadas del médico del Deportivo Cali, Gustavo Fabián Portela, y a los del área de fisioterapia, que me han ayudado mucho desde el pasado mes de abril. Los directivos y la gente del Cali me han brindado un gran apoyo. Y también hablé con el ‘profe’ Pelusso y él en los mejores términos me dio su concepto”. Y también aspira a, “seguir jugando hasta que la salud de mi rodilla me lo permita. Por todo lo que he pasado, me siento más maduro. Estoy contento por haber realizado la pretemporada y estar entrenando sin inconvenientes. Soy un jugador libre, ya estoy recuperado ciento por ciento, y a la espera de que un equipo me dé la confianza y yo poderles retribuir jugando bien al fútbol”, aseguró.

0 Comentarios

Normas Mostrar