presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League
Estás leyendo

Alexis Viera: "Iré a la cárcel a darle la mano al que me disparó"

FÚTBOL

Alexis Viera: "Iré a la cárcel a darle la mano al que me disparó"

Casi dos años después del episodio que le cambió la vida, el exarquero confesó en AS que invitará al agresor a trabajar en su escuela de formación. Entrevista con El Pulpo.

Bogotá

Hay un antes y un después en la vida de Alexis Viera. El 25 de agosto de 2015, como él mismo lo dice, "cambiaron muchas cosas para bien y para mal". Ese día fue víctima de un atraco con arma de fuego en Cali. Los disparos le lesionaron la médula espinal y le afectaron la movilidad de sus piernas. En ese momento atajaba para el Depor FC, de la Primera B. No pudo volver a jugar, pero sí volvió a caminar.

Su historia se convirtió en un testimonio de vida y un ejemplo de perseverancia, superación y fortaleza. Eso, más la creación de su escuela de fútbol, motivó a los organizadores de la Copa Bon Bon Bum (certamen aficionado que reúne a 35 mil niños y jóvenes de todo el país) a elegirlo como la imagen de la octava edición del torneo que se inaugurará este sábado 8 de julio en el Valle del Cauca.

"El futbolista colombiano es un tesoro", manifestó el exarquero uruguayo, que dialogó con As.com de fútbol, del América, de porteros y de ese trágico suceso de hace dos años que le dejó imborrables cicatrices y grandes enseñanzas.

¿Qué significa ser la imagen de un torneo de estas características?

"Es muy lindo, agradezco la invitación que me hacen. Es un orgullo ser la imagen de este torneo tan importante y conocido a nivel nacional, en el que los niños disfrutarán del juego y podrán cumplir sus sueños, pues los organizadores decidieron traer veedores internacionales de clubes grandes de Europa, como el Porto, para descubrir nuevos talentos".

De lo que ha podido palpar en su escuela y de lo que ha podido ver en nuestro país, ¿qué es lo que más destacada de los niños y jóvenes colombianos que sueñan con ser futbolistas personales?

"Yo te voy a decir algo muy sincero: el futbolista en Colombia es un tesoro... Es un tesoro que muchos, todavía, no han sabido aprovechar. ¿Colombia ha sacado oro con sus futbolistas? Sí. ¿Han sacado jugadores? Sí. Pero yo creo que puede sacar muchos más. Jugadores, como Falcao y James puede haber más, muchísimos más".

¿Y, a su juicio, por qué no salen más?

"El talento que tiene el futbolista colombiano es impresionante, pero creo que es un tema de cabeza, un tema de mentalidad. A los jugadores hay que formarlos desde niños con disciplina; enseñarles a ser responsables, a tener valores dentro y fuera de la cancha y a aprovechar las oportunidades. Al jugador de fútbol hay que entrenarlo con los pies y la cabeza".

¿Cuáles son esos valores?

"En mi escuela me enfoco en los principios y valores más importantes que debe tener un ser humano: la humildad, el respeto, la honestidad, la disciplina y el sentido de pertenencia. Al jugador de fútbol en algún momento se le acaba la carrera porque el fútbol no es para toda la vida. Ser persona sí es para toda la vida".

¿Esa es la razón por la que Uruguay, uno de los países más pequeños del mundo, es uno de los grandes exportadores de futbolistas en el mundo?

"Así es: por la mentalidad. El fútbol uruguayo es un fútbol muy pobre. El jugador uruguayo es de clase media para abajo, y cuando comienza su carrera sabe que tiene una gran oportunidad de hacer sus sueños realidad y sacar adelante a su familia. El futbolista uruguayo se prepara desde pequeño para recibir y aprovechar esa oportunidad. Por eso es que salen tantos jugadores de Uruguay: porque van a lo que van y cuando llegan se hacen 'matar' por esa oportunidad".

¿Qué preparador de arqueros le hubiese gustado tener en sus comienzos?

"A cualquiera. En divisiones menores jamás tuve un entrenador de arqueros. Yo llegué a los 16 años al fútbol profesional y recién ahí tuve mi primer entrenador de arqueros, que fue Luis Gutiérrez. Con 17 años me fui para Peñarol, y ahí me entrena  'El Chiquito' Mazurkiewicz, el mejor arquero de la historia. Con ellos aprendí mucho, me terminé de formar y se me abrieron muchas puertas".

¿Quién era su ídolo?

"Óscar Córdoba. Cuando jugaba en Boca, era mi ídolo, mi referente y mi espejo a seguir. De él aprendí y le copié muchas cosas. Cuando llegué a Colombia se lo dije personalmente, y fue muy grato".

¿De qué equipo le gustaría ser entrenador de arqueros?

"Del América de Cali, porque fue el equipo que me abrió las puertas en Colombia".

¿Si pudiera devolver el tiempo, qué cambiaría de su vida o su carrera?

"Si pudiera cambiar algo, hubiese sido más profesional de lo que fui. Eso me faltó: apretar un poco las tuercas en momentos claves".

Pensé que me iba a responder: "Haber participado del ascenso del América"...

"Claro, también. Es que yo vine a Colombia por ese objetivo. El ascenso con el América se me volvió una obsesión. Quería aportar un granito de arena para que el equipo subiera, pero lamentablemente las cosas no se dieron. Yo rechacé muchas ofertas de equipos de la A en Colombia, como la de Santa Fe que me quería llevar a toda costa, pero a todos les dije que no porque amo al América. Siempre fui leal y honesto con la institución".

¿Alexis Viera es uno antes y después del 25 de agosto de 2015?

"Sin duda. Totalmente. Ese episodio me cambió muchas cosas para mal, pero también muchas cosas para bien. Hoy soy una persona que valora más la vida y piensa las cosas de otra manera. Hoy pienso más como empresario. Hoy valoro más a mi familia".  

¿Casi dos años después de aquel suceso, usted ya perdonó a las personas que lo atacaron?

"Sí. Ese fue el primer paso que yo di para recuperarme y lograr lo que realmente quería: limpiar mi corazón. Y te voy a decir algo: la próxima semana voy a ir a la cárcel para visitar y estirarle la mano a la persona que me disparó y decirle que si él reacciona, reflexiona, reconoce que se equivocó y quiere cambiar, va a ser una persona que no solo se va a ayudar a sí mismo, sino a otros delincuentes que quieran cambiar. Lo lindo de la vida es perdonar. Yo no tengo odio ni rencor porque Dios está en mi corazón". 

¿Y qué más le va a decir?

"Le voy a decir que el día que salga de la cárcel quiero llevarlo a mi escuela para darle la oportunidad de que entrene a los niños y les cuente su historia; que les diga que fue una persona que se equivocó para que ellos no cometan los mismos errores".

Cambiemos de frente: ¿Cuál es el mejor arquero del fútbol colombiano en este momento?

"A mí me gustan muchos. Me gusta Sebastián Viera, me gusta Vikonis, me gusta Armani, me gusta Camilo Vargas, Castellanos también... Colombia tiene muy buenos arqueros".

De esa lista que me da, los primeros tres son extranjeros. ¿Hace falta una renovación de arqueros en Colombia? En la Selección, por ejemplo, ¿si no es Ospina, quién?

"Yo creo que hay apuntarle al tema de formación, que no es lo mismo que entrenar. Una cosa es entrenar y otra cosa es formar. Yo creo que a Colombia le ha faltado formar más arqueros. Aquí se han preocupado por otros puestos y han descuidado la posición de portero. Me parece que los técnicos del fútbol colombiano deben darle más oportunidad al arquero colombiano y se la tienen que jugar por ellos".

¿A qué jugador le hubiese gustado atajar un penal?

"(Risas) A Cristiano Ronaldo y a Lionel Messi, obvio. Pero le atajé un penal a Gago (en Copa Sudamericana 2006), cuando yo estaba en Nacional y él en Boca".

0 Comentarios

Normas Mostrar