Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SELECCIÓN COLOMBIA

Agustín Garizábalo y la construcción de Cuadrado, Muriel, Borré...

El cazatalentos del Deportivo Cali que trabaja en Barranquilla, recuerda con orgullo a los jugadores que han logrado consolidarse en la Selección.

BarranquillaActualizado a

Entrando a la sede de la Liga de fútbol del Atlántico, hay un señor que mira a Agustín Garizábalo, lo saluda y le dice: ‘El mejor profesor del mundo’. El profe, como pide que lo llamen, sonríe. El cazatalentos se pensionará el año que viene, sin embargo, espera seguir encontrando nuevos talentos para el Deportivo Cali y para el fútbol colombiano.

Cinco jugadores de la Selección Colombia que lucharán por estar en Qatar en estas dos últimas fechas de Eliminatorias fueron cazados y construidos por Garizábalo. William Tesillo, Juan Cuadrado, Luis Muriel, Gustavo Cuéllar y Rafael Santos Borré, quizás uno de los que más lo ha deslumbrado por su intensidad y forma de crear espacios. “Un coctel bastante efectivo”, destacó en AS Colombia.

El formador se siente orgulloso por su aporte y por todo lo que han logrado sus jugadores durante estos años de carrera. Para Agustín, el talento siempre está, pero la continuidad es lo difícil. El Deportivo Cali también ha sido muy importante en esa ayuda de buscar nuevos proyectos, para el formador él solo hace la primera parte, el club luego los pone en lo más alto.

“Es un orgullo porque uno siente que su trabajo de alguna manera se refleja en esos resultados. Mi relación con ellos es distante, pero cordial. Esto es un orgullo que ellos logren mostrar que son jugadores de Selección. Siempre les digo: ‘No me importa que no me den una camiseta, pero no me hagan quedar mal’, esa es la prueba de que algo se está haciendo de manera correcta”, destacó.

Garizábalo esta convencido que en la construcción de proyectos está la clave para ayudar a los nuevos talentos. “Creo que hay que tener claro que no son cracks sino que son proyectos y nosotros tratamos de acompañarlos para que cuando lleguen a un plano de mayor exigencia tengan como responder. Hace dos años yo me determino como cazaproyectos porque uno no descubre talento, este se construye a través de un trabajo de disciplina, trabajo, de un buen apoyo. Cuando se da el resultado y el jugador marca diferencia en la alta competencia podemos decir que es un crack”.

Recuerdos de Cuadrado, Muriel y Borré

Uno de los jugadores más experimentados de la Selección Colombia, sorprendió por su talento. Juan Cuadrado la rompió en Barranquilla y desde ahí se empezó a construir todo.

“Juan me sorprendió cuando lo vi jugando aquí en un torneo en Barranquilla llamado Asefal. A mí me invita el jugador a verlo varias veces. Me atreví a hablar con el entrenador, le dije que qué posibilidades había de estar monitoreando a ese chico, finalmente Nelson Gallego, que era mi jefe, viene a Barranquilla a una veeduría, le pido a la gente de Urabá que lo traiga y ahí se conoció con Gallego. Lo llevamos a Cali donde estuvo 6 meses pero el profesor salió, sin embargo, él le creía mucho porque sabía que era un jugador diferente, fisicamente estaba quedado, así que Nelson se quedó con él y luego lo llevó al Medellín”, afirmó.

Muriel, el ‘gordito efectivo’

El fútbol y los lugares. En Junior no pudo consolidarse en las divisiones menores y luego apareció el Deportivo Cali donde creció, se potenció y llegó a Europa. “Tenía una escuela en Barranquilla y él jugaba en Santo Tomás, siempre venía y nos hacia goles, me llamó la atención que siendo un gordito que no se movía mucho, tenía esa efectividad para los goles. Él ingresó a las inferiores del Junior y estuvo cuatro años por allá, le perdimos la pista, pero tiempo después cae en la escuela barranquillera, ahí lo volvimos a ver en un torneo Asefal y le empezamos el seguimiento dos años para llevarlo al Deportivo Cali”.

Ampliar

Santos Borré y sus movimientos

“Borré fue una insistencia del amigo Henry Peralta que era el entrenador de Neogranadinos y cuyo duelo es Federico Chams, ellos me hablaban siempre de Rafa. Un día finalmente fui y dije: ‘Este pelaito se mueve como Armando Carrillo y tenía la tranquilidad de Fredy Montero, me parecía una especie de coctel bastante efectivo. Le entregué un uniforme del Deportivo Cali, empezamos a ver los partidos, año y medio después el Cali se lo llevó a una pasantía por 15 días, pero le fue tan bien que se quedó”.

Ampliar

Una generación dorada, cerca de quedarse fuera del Mundial

Colombia está cerca de quedarse fuera de Qatar 2022, aunque le duele por la calidad que hay dentro de la plantilla, cree que faltó un poco más de energía, para Agustín, el fútbol es un poco más que técnica. “Duele porque tenemos muchos muchachos ahí que conocemos, pero realmente cada uno recibe lo que se merece, pienso que Colombia en esta ocasión nunca alcanzó esa energía que se necesita para pasar a instancias superiores. No había ese entusiasmo que hubo en otras Eliminatorias. Ahora, normalmente estamos discutiendo por las decisiones, hay un mal ambiente y eso no es bueno. Tenemos que sacar muchas conclusiones de esta Eliminatoria, ojalá se dé, para todos es muy importante que Colombia esté en un Mundial”.

Cuadrado y Muriel, consolidados en Europa

“Creo que solo aportamos algunas cositas en un proceso, pero esto inicia cuando el jugador dice que es lo que tengo que hacer, cuando se empodera de su propio proyecto, cuando toma la determinación de, ‘si me toca cuidarme en la comida, de estar pleno en los entrenamientos’, cuando hace eso arranca el verdadero proceso. No cuando el papá lo lleva, ni cuando el técnico está detrás de él. Cuadrado y Muriel han logrado estar más de 10 años porque en cada sitio donde han ido se han ido enriqueciendo”.

Cuadrado y su evolución

Nunca pensó en que ese niño flaco y pequeño pudiera llegar tan lejos, pero está feliz por lo que ha logrado en estos años. “Mentiría si dijera que desde niños iban a lograr ese nivel de fútbol. Ellos lo han venido adquiriendo en su formación. A mí me sorprende el caso de Cuadrado porque cuando lo conocí era un ‘gamincito’ que era medio grosero, pero ahora es un tipo que te habla varios idiomas, tiene su empresa, nunca tiene conflictos mediáticos. Hay que valorar mucho lo que él recibió en la casa de Nelson Gallego como parte de su educación. El apoyo de su mamá y de su abuela, pero sobre todo él mismo, la persona es la que toma la decisión de aprender o no”.

¿Crisis de talentos?

La importancia del proceso y de no acelerar nada. Garizábalo siente que por la inmediatez del mundo, los clubes quieren que los jóvenes sean su salvación, no solo en el tema deportivo, también en el económico y a veces la espera es la mejor solución. El entrenador pone de ejemplo la situación de Luis Díaz.

“El talento sigue siendo igual, siempre ha sido escaso, pero no creo que tenga que ver con esa crisis de generación, estamos equivocados con la metodología de trabajo en las divisiones menores. Queremos en divisiones menores encontrar un jugador que esté listo para tirarlo enseguida al ruedo y que vaya y salve la economía del club y ahí está el error. Lo importante es volver al proceso, si hay un jugador talentoso se debe esperar y orientando de tal manera que llegue con todo los elementos de juicio para poder competir. Esa fue una de las ventajas de Luis Díaz, él no pasaba desapercibido en las inferiores, sin embargo, eso le sirvió para ir preparando todo lo que tenía que hacer. Cuando llegó a Europa lo hizo con todos los elementos y de manera tranquila para triunfar”, afirmó.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?