INTERNACIONAL

Investigadores desarrollan un antiviral "ultrapotente" capaz de tratar las variantes del dengue

De acuerdo con los investigadores, la molécula antiviral ha demostrado ser "excepcionalmente eficaz" contra todas las variantes del virus.

0
Investigadores desarrollan un antiviral "ultrapotente" capaz de tratar las variantes del dengue
Colprensa Colprensa

En las últimas horas, investigadores del Instituto Rega, del Centro de Diseño y Descubrimiento de Fármacos (CD3), de la farmacéutica estadounidense Janssen y con la colaboración de centros de investigación de Alemania, Canadá y Francia han desarrollado un inhibidor "ultrapotente" del virus del dengue que, según ellos, ha demostrado ser "excepcionalmente eficaz" contra todas las variantes del virus y que podría emplearse para tratar y para prevenir la enfermedad.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el dengue es una enfermedad que se transmite a través de la picadura de un mosquito y afecta millones de personas en todo el mundo, el virus se detecta una vez el paciente reporta síntomas como la fiebre leve, dolor intenso de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor en músculos y articulaciones, y eritema. No obstante, la enfermedad puede progresar a formas graves, caracterizada principalmente por choque, dificultad respiratoria o daño grave de órganos.

Johan Neyts, investigador del Instituto Rega, aseguró a Efe que con el inhibidor el virus ya no puede copiar su material genético. "Demostramos que nuestro inhibidor impide la interacción entre dos proteínas virales que forman parte de una especie de copiador del material genético del virus. Al bloquear esta interacción, el virus ya no puede copiar su material genético ni replicarse", confirmó Neyts.

Los investigadores también aseveraron que tras varias pruebas pudieron determinar que el antiviral funciona contra todas las variantes y afirmaron que incluso una dosis baja del fármaco administrada por vía oral, es muy eficaz. "El tratamiento sigue siendo eficaz cuando la infección ya está en su punto álgido. En estos casos, el número de partículas de virus en la sangre se redujo drásticamente en las 24 horas siguientes al inicio del tratamiento", comentó Suzanne Kaptein del Instituto Rega.

El estudio publicado en la revista 'Nature' sugiere que el inhibidor también podría usarse para prevención, hallazgo histórico para la humanidad, pues actualmente la vacuna contra el virus no ofrece una protección total. "Unos fármacos potentes y seguros contra el dengue, que puedan tomarse fácilmente en forma de comprimidos, podrían ofrecer protección eficaz durante un tiempo", agregó Neyts.

De otro lado, los investigadores aseguraron que el fármaco se desarrollará con una formulación fácil de administrar, la cual podrá optimizarse para el tratamiento del virus en regiones donde el dengue es endémico. Es importante mencionar que este estudio se da tras doce años de investigación. Además, los autores informaron que la molécula es igualmente eficaz para los cuatro tipos de dengue que existen hoy en día.

¿A cuántas personas infecta el dengue anualmente?

Anualmente el dengue infecta a 400 millones de personas en todo el mundo y mata miles de personas. Estas cifras pueden aumentar dependiendo el territorio y los efectos del cambio climático. El virus es tan peligroso y duro de tratar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido a esta enfermedad en la lista de diez amenazas para la salud mundial. El Dengue se encuentra en casi todas las regiones tropicales, especialmente en América Latina y Asia.

Según la OPS, en 2019 el dengue en las Américas alcanzó el mayor número de casos registrados en la historia, con más de 2,7 millones de casos, incluyendo 22.127 casos graves y 1.206 muertes reportadas hasta finales de octubre de ese mismo año. La mayor epidemia anterior de dengue se había registrado en el año 2015, pero el número de 2.733.635 casos hasta noviembre de 2019 fue un 13 por ciento mayor que los de 2015.

La OPS ha recomendado en varias ocasiones intensificar la vigilancia de la enfermedad, así como la vigilancia y control de los mosquitos que transmiten el dengue, involucrando a las comunidades en actividades de prevención y control. Finalmente, han señalado que la comunicación e información a la población resulta fundamental para acortar su impacto, ayudar a reducir los criaderos domiciliarios y para que las personas afectadas busquen asistencia médica de manera oportuna.