FPC

Nacional exige a Dimayor permitir inscribir sus refuerzos

El club calificó como arbitrario e irregular que lo obliguen a pagar una multa a Cortuluá por el caso Fernando Uribe para poder inscribir a Dorlan, Aguilar y Guzmán.

0

Un comunicado enérgico y de rechazo emitió este martes Atlético Nacional, en el que confirmó que la Federación Colombiana de Futbol (FCF) y la Dimayor le negaron la posibilidad de inscribir refuerzos para "forzar" el pago de cinco millones de dólares a Cortuluá, como lo determinó en su fallo en 2019 la Comisión del Estatuto del Jugador de la FCF por el caso Fernando Uribe.

La institución paisa, además de etiquetar la misiva con el enunciado "constriñen pago indebido", aseguró que la postura de los órganos que rigen al fútbol colombiano "viola el debido proceso" y el "derecho al trabajo" de los jugadores que fichó para el segundo semestre de 2021.

"El pasado lunes 12 de julio, la Dimayor impidió la inscripción de los jugadores contratados por Atlético Nacional para el torneo rentado colombiano. Se trata de una medida manifiestamente irregular, porque la decisión busca obligar al equipo antioqueño a cancelar a Cortuluá la suma de USD$5 millones", informó el club.

Y agregó en esa misma línea: "Esta situación viola el debido proceso de Atlético Nacional y el derecho al trabajo y a la dignidad humana de los jugadores Dorlan Pabón, Andrés Felipe Aguilar, Yeison Guzmán, Rugery Blanco y Nelson Daniel Palacio, quienes fueron contratados por el equipo para esta temporada".

A lo largo del comunicado, Nacional hace referencia al fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), al que continúa aferrado, pese a que el Tribunal Federal Suizo anuló recientemente ese laudo arbitral por su falta de competencia, y dejó así en firme la decisión de la FCF y la millonaria multa a favor de Cortuluá.

No obstante, para el Verde esa decisión de la Dimayor de impedir el registro de jugadores "no tiene ninguna validez y constituye una arbitrariedad, que pone en grave riesgo la institucionalidad del fútbol profesional colombiano".

Bajo esa postura, Atlético Nacional manifestó que "exige que la Dimayor proceda con la inscripción inmediata de los jugadores fichados y cese la arbitrariedad que afecta no sólo al equipo, sino también a los jugadores".

En el cierre del comunicado, el club citó declaraciones del presidente Emilio Gutiérrez, quien señaló estar dispuesto a llevar el caso a los jueces de la República de Colombia para, de algún modo, defender el debido proceso y el derecho al trabajo de sus jugadores.

"Nadie obligará al equipo verdolaga a pagar un dinero que no debe y que los hinchas de Atlético Nacional pueden tener la certeza de que serán los jueces de la República quienes definan la situación, antes de que se obligue al equipo antioqueño a reconocer un dinero que pone en serias dificultades su situación financiera", expresó el directivo, en declaraciones recogidas en la misiva.

Comunicado emitido por Atlético Nacional

"Constriñen pago indebido

DIMAYOR Y FEDERACIÓN NIEGAN A ATLÉTICO NACIONAL EL REGISTRO DE JUGADORES, PARA FORZAR EL PAGO IRREGULAR A CORTULUA DE USD$5 MILLONES

El pasado lunes 12 de julio, la Dimayor impidió la inscripción de los jugadores contratados por Atlético Nacional para el torneo rentado colombiano. Se trata de una medida manifiestamente irregular, porque la decisión busca obligar al equipo antioqueño a cancelar a Cortuluá la suma de USD$5 millones.

Esta situación viola el debido proceso de Atlético Nacional y el derecho al trabajo y a la dignidad humana de los jugadores, Dorlan Pabón, Andrés Felipe Aguilar, Yeison Guzmán, Rugery Blanco y Nelson Daniel Palacio, quienes fueron contratados por el equipo para esta temporada.

Tal como ha sido manifestado en múltiples oportunidades, Atlético Nacional le pagó a Cortuluá en marzo de 2020 la indemnización que definió el TAS, en su calidad de máximo órgano jurisdiccional en materia deportiva. En consecuencia, la sanción de inhabilidad para inscribir jugadores generada por la Federación Colombiana de Fútbol venció el 12 de marzo de 2021.

Atlético Nacional y Cortuluá pactaron que, si el jugador Fernando Uribe se negociaba, cada uno de ellos tendría derecho al 50% de los derechos deportivos correspondientes. Atlético Nacional argumenta que el jugador nunca fue vendido a Millonarios y, por consiguiente, jamás se causó la suma de USD$5 millones a favor de Cortuluá.

Sin embargo, Cortuluá decidió desconocer la justicia deportiva y llevar este caso a la justicia ordinaria a través del Tribunal Federal Suizo, quien dispuso recientemente que el TAS no tenía competencia, anulando el laudo sin pronunciarse sobre el fondo del asunto.

Teniendo presente lo anterior, Atlético Nacional no está inhabilitado para inscribir jugadores, no solo porque la decisión tomada por la última instancia deportiva (TAS) fue pagada en su momento por Atlético Nacional, sino también porque no existe ninguna decisión por parte de la justicia ordinaria condenando a Atlético Nacional.

Por consiguiente, la decisión de la Dimayor de impedir el registro de jugadores a Atlético Nacional no tiene ninguna validez y constituye una arbitrariedad, que pone en grave riesgo la institucionalidad del fútbol profesional colombiano.

En ese sentido, Atlético Nacional exige que la Dimayor proceda con la inscripción inmediata de los jugadores fichados y cese la arbitrariedad que afecta no sólo al equipo, sino también a los jugadores.

Frente a estos hechos, el presidente de Atlético Nacional, Emilio Gutiérrez, declaró que nadie obligará al equipo verdolaga a pagar un dinero que no debe y que los hinchas de Atlético Nacional pueden tener la certeza de que serán los jueces de la República quienes definan la situación, antes de que se obligue al equipo antioqueño a reconocer un dinero que pone en serias dificultades su situación financiera".