SELECCIÓN COLOMBIA

Cinco conclusiones de la Selección en la doble fecha

En los dos primeros partidos de la era Rueda, el equipo mostró cosas interesantes. Ante Argentina respondió y revirtió el mal momento.

0

"Intentamos recobrar esa memoria y esencia en cuanto a lo que significa el estilo de juego", aseguró Reinaldo Rueda previo al duelo ante Perú. En esta doble de Eliminatoria, la Selección Colombia lo logró. Recuperó su esencia y en un momento difícil supo aguantar y encontrar el empate luego de ir 0-2 abajo ante Argentina. 

Colombia sumó 4 puntos importantes que lo tienen en el repechaje. En el equipo aparecieron nuevos líderes y jugadores con niveles muy altos de rendimiento. Otros tendrán la Copa América para lograr ser importantes. El sueño de Qatar sigue vivo. 

El equipo intentó juego posicional y vertical, según la situación del juego. Estas son las conclusiones de los encuentros ante Perú y Argentina. Rueda también intentó otro sistema de juego en su segundo encuentro, para el DT es importante que los jugadores sepan las funciones en cada módulo. 

Cuadrado y Ospina, líderes futbolísticos

En el minuto 8, Juan Cuadrado mostró su liderazgo dentro del grupo. Le reclamó a Davinson Sánchez por el segundo gol de Argentina y tomó la vocería en el campo, pidiendo el balón y buscando espacios para hacerle daño a los rivales. Fue a donde lo requería el juego, a veces por el medio, otras por la banda como extremo o como lateral. Dio la asistencia magistral a Borja para el 2-2. Ante Perú también fue uno de los destacados. Velocidad y desequilibrio para ser el mejor en la victoria 3-0.

David Ospina fue otro líder. Su seguridad ante Perú y sus atajadas ante Argentina dieron confianza a una defensa que tiene que seguir trabajando, sobre todo en el juego aéreo. Miguel Borja, al finalizar el juego en el Metropolitano, aseguró que la del portero fueron un plus para buscar el gol. 

Diferentes sistemas de juego

Reinaldo Rueda probó dos en sus primeros juegos oficiales. El primero fue el 4-4-2 donde la Selección se vio fuerte en defensa y ordenado en todas las fases. Ante Argentina decidió poner un 4-3-3 con Cuéllar, Lerma y Uribe en esa primera línea de volantes, según señaló el entrenador en rueda de prensa, la idea era tener más el balón y poder ir al ataque con más hombres, sin embargo, Argentina los controló sin problema.

En el minuto 29, Rueda decidió volver al sistema con el que logró ser sólido. Con el 4-4-2, hubo más orden al atacar. Juan Guillermo Cuadrado tuvo menos responsabilidad y creció más. Muriel ingresó por Lerma y le dio cambió de ritmo. 

Capacidad de revertir una difícil situación

El entrenador de la Selección mostró su experiencia en las Eliminatorias. En el segundo tiempo, el equipo entró con otra actitud y adelantó líneas. Aprovechó el cansancio de Argentina y usó jugadores rápidos, con intensidad y con gran visión de juego para romper la línea defensiva rival. Cardona entró para darle juego corto, Yairo para explotar la banda izquierda y acompañar a Tesillo y Miguel Borja para complicar a los centrales con su intensidad. 

Unión y solidaridad del equipo 

Cuando Luis Muriel anotó el gol del descuento desde el punto penal, lo primero que hizo fue buscar a Rueda y darle un abrazo de confianza. El grupo se ve fuerte y confiado en el entrenador. En el campo también se mostraron solidarios. En un corte, Tesillo fue amonestado luego de frenar al rival, que le había robado el balón a Wilmar Barrios. Fuera del campo han apoyado a los que sufrieron como Daniel Muñoz.  

Lo que se debe corregir 

Los centrales tendrán que seguir trabajando en la anticipación y el orden, cuando Argentina presionó hubo desorden en esa zona y Yerry y Davinson se vieron complicados siempre que los atacaron. El juego aéreo también se debe corregir, al igual que los rebotes, donde la primera línea de volantes perdió los duelos. 

Otro punto importante es activar más a Duván Zapata, quien a veces se ve complicado por jugar tanto de espalda. Cuando el delantero estuvo de frente creó peligro. También debe mejorar en la efectividad. Los goles llegarán.