COPA LIBERTADORES

Nacional viaja a Asunción con una fuerte carga emocional

El equipo verde se desplazó en medio de un clima de tensión por el cambio de sede, las protestas sociales y la eliminación.

Atlético Nacional viajó a Asunción para disputar su encuentro con Argentinos Jrs. en la Libertadores. El equipo verde llega tras la eliminación en liga
Oficial Dimayor

Aunque el juego de este jueves frente a Argentinos Juniors por la Copa Libertadores invita a cambiar el chip para perseguir un sueño, el ambiente no es el mejor. Los últimos días han sido convulsos para Atlético Nacional por diferentes situaciones, entre ellas tener que asumir la tercera fecha del Grupo H en una cancha neutral.

Del Hernán Ramírez Villegas en Pereira, que lo acogió por los arreglos en el Atanasio Girardot para la Copa América, tendrá que dar el salto al estadio Manuel Ferreira, en Asunción.

Con 23 jugadores tomó este miércoles un vuelo chárter rumbo a la capital paraguaya, en el que también viajaron Santa Fe y La Equidad, ante la imposibilidad de actuar en territorio colombiano por los problemas de orden público y la "falta de garantías" de seguridad por las protestas que se desarrollan en varias ciudades del país.

"Atlético Nacional comenzó el maratónico viaje para poder cumplir con la tercera fecha del grupo F de la Conmebol Libertadores. El equipo hace poco aterrizó en Bogotá y en dos horas tendrá que viajar en vuelo chárter a Asunción, Paraguay, en el avión dispuesto con los otros dos equipos colombianos que disputarán sus compromisos en el mismo país", informó en la tarde el club sobre esa situación.

Los de Guimarães arriban a suelo guaraní sobre la 1:00 a.m. y "solo tendrá escasas horas para descansar y afrontar el juego" programado para las 5:00 p.m. (hora colombiana). El regreso lo tiene agendado para las 4:00 a.m. del viernes.

Entre la pelota y el dolor de patria

Además de la incomodidad que generó el desplazamiento, que alteró los planes, acortó su preparación para el juego con el Bicho y lo pone en desventaja frente a su rival, Nacional también tiene una carga emotiva importante por las movilizaciones que han dejado heridos y muertos.

"Como colombianos, estamos apoyando al pueblo. Si se da para jugar, lo enfrentaremos con el mayor profesionalismo, como lo viene mostrando el equipo, pero también estamos con la voz del pueblo", declaró Jéfferson Duque.

Aunque entiende el momento que atraviesa la nación y siente "ese dolor de patria", el capitán verdolaga dejó ver que no tienen la potestad para decir que el fútbol debe parar.

"De pronto por ahí sí se siente como mal viendo al pueblo luchar mientras nosotros estamos en una cancha jugando, pero es nuestro trabajo y nos tocó hacerlo así", reconoció el goleador.

En eso coincidió Yerson Candelo, quien anhela que la calma retorne y se encuentre soluciones a la protesta social que inició con la reforma tributaria.

"Estamos muy dolidos con la situación y con la violencia que se ha presentado. Esperamos que todo se solucione rápido y pacíficamente. Estamos en un trabajo en el que no tenemos opción. Nos toca saltar al terreno de juego y tratar de dar lo mejor", expresó el vallecaucano.

La eliminación de la Liga, otro golpe

Al compromiso con Argentinos Juniors también llegan golpeados por despedirse de la Liga en los cuartos de final, a manos del modesto Equidad. Pero la invitación del técnico Alexandre Guimarães es a salir del bache y pelear por el liderato del Grupo H, en el duelo de Asunción, en el que oficia de local.

"Aprendí de mi mentor que en el fútbol uno tiene 24 horas para reír o llorar. Hay que sacarse el polvo de encima y seguir adelante", expresó el estratega.

Candelo, entretanto, confesó que el grupo está tocado por dejar escapar la oportunidad de ganar la estrella 17.

"Veníamos con un nivel muy importante que daba un buen indicio para las finales. Se juntaron equivocaciones y errores", apuntó el extremo, y agregó que la Copa "hay que afrontarla con la mejor actitud. Le dimos la vuelta a la página".