LIGA BETPLAY

Bolillo, muy enojado con los jóvenes por brote de COVID-19

El estratega señaló que algunos jugadores "la embarraron" y perjudicaron al DIM con un contagio masivo en un momento importante del torneo.

0
Hernán Darío 'Bolillo' Gómez, director técnico del Medellín
Javier Yesid Molina Dimayor

No dio detalles de la situación ni hizo señalamientos directos, pero expresó abiertamente su enfado. Hernán Darío Gómez está "piedro" por los resultados de las últimas pruebas de COVID-19 en Independiente Medellín. Siente que una parte de su grupo le falló y que lo metió en una situación extrema al tener que encarar con 13 bajas el compromiso del domingo ante Deportivo Pasto.

"Nos coge este chicharrón en una parte fundamental (del torneo). Se suman las lesiones y sanciones con este coronavirus", dijo el DT visiblemente afectado.

Después fue soltando de a poco algunas verdades sobre los contagios que hoy lo tienen intentando cubrir las grietas. Declaró que, por un lado, el tema es "muy doloroso por unos jugadores, pero con otros muy piedro. Estoy muy berraco con otros".

Y mientras entregaba algunas pistas sobre la forma en la que busca recomponer al once inicial para competir frente al conjunto volcánico y sortear lo que serán los duelos ante América y Atlético Nacional, Bolillo no contuvo más su enojo y cargó contra los juveniles por su comportamiento.

"Los veteranos se cuidan, no están en esa vaina de estar saliendo a la calle. Son los jóvenes que han fallado… y le han fallado a los veteranos y nos han jodido porque los protocolos del médico son excelentes. Medellín nunca había tenido esta situación", afirmó el estratega.

El último reporte confirmó como casos positivos a Miguel Monsalve, Jean Pineda, Juan Carlos Díaz y Víctor Moreno, además del preparador físico Juan Mauricio Roldán y del entrenador de arqueros Didier Muñoz. También entran en ese listado el utilero Julio Hoyos y el jefe de prensa, Mateo Restrepo.

Medellín había informado previamente el contagio de los juveniles Yesid Díaz y Edwin Mosquera, y de Yulián Gómez. A esa lista se sumaron pocos días después José Estupiñán y el paraguayo Walter Rodríguez, quien recientemente había recibido el alta médica.

Por otro lado, están las lesiones de Agustín Vuletich, Andrés Mosquera Marmolejo, Germán Gutiérrez y James Sánchez.

El contagio, ¿en los días de descanso?

Según las declaraciones de Gómez, el brote de contagios se pudo gestar durante los días de descanso que le dio al plantel, pero no precisó si se trató de alguna reunión o salida que puso en riesgo la salud del plantel.

"No me arrepiento porque los dos días de descanso eran necesarios. Y yo no me meto. Le doy los días de descanso a los jugadores y les digo: 'haga lo que quiera, es su día libre'. En esta oportunidad estamos enfermos todos en el país (por la pandemia), entonces no se puede hacer lo que uno quiera. Pero la vitrina y la farándula es lo más cagado que hay", soltó el entrenador.

Antes había recordado que "hace unos días tiré un viajado hablando de las figuritas y de los figurotas, de los que empiezan en el fútbol. Andrés (Cadavid) no está enfermo, (Alexis) Rolín no está enfermo, Juan Guillermo (Arboleda) no está enfermo, (Germán) Gutiérrez está lesionado, no está enfermo, Kevin (Londoño) no está enfermo, Matías (Mier) no está enfermo, Javier (Reina) no está enfermo, Leo Castro no está enfermo, James (James) no está enfermo…".

Por otro lado, Bolillo lamentó que estén pasando por esta situación después de haber sido un club ejemplo por los pocos contagios que habían reportado desde que inició la emergencia sanitaria por la pandemia.

"Los protocolos en el equipo se han manejado bien, el médico, los muchachos… pero los pelaos la embarraron y nos sacaron. No me pongan a hablar mucho porque tengo tranquilidad, pero también putería dura, brava. Veníamos con un buen trabajo y nos pasa esto. Se suman los lesionados y tengo sancionado a (David) Loaiza", agregó Gómez.

En medio de ese panorama desalentador, el cuerpo técnico ya empezó a montar lo que será la presentación con Pasto, que viene motivado por su victoria en la Copa Sudamericana y será un hueso duro de roer en el Atanasio Girardot.

"Primera vez que vivo esta situación con tanto jugador sin poder alinearlo. Hoy (viernes) trabajamos como con 15 jugadores que tenemos, metiéndole duro y tratando de dar orden. Los jugadores que van a actuar son buenos, hombres que saben jugar bien al fútbol", sostuvo el DT.

También se ocupó de trabajar el ánimo del equipo, golpeado por tantas bajas, y por llenarlos de confianza para afrontar lo que se avecina. "La hinchada va a entender lo que estamos viviendo. Y nosotros, a muerte. Con todo el domingo", acotó.