FICHAJES

Sao Paulo se baja de la lucha por fichar a Rafael Santos Borré

El director de fútbol del club reconoció que hubo acercamientos con el colombiano, pero está fuera de sus posibilidades económicas.

Sao Paulo se baja de la lucha por fichar a Rafael Santos Borré.
@RiverPlate Twitter

Un pretendiente menos en la lucha por quedarse con Rafael Santos Borré. Carlos Belmonte, director de fútbol de Sao Paulo, reconoció que hubo acercamientos para fichar al delantero colombiano, por el que semanas atrás había reconocido interés, pero manifestó que está lejos de la realidad económica del club.

"Tuvimos contacto con Borré, pero es un jugador totalmente fuera de las posibilidades de Sao Paulo en ese momento. Sao Paulo, para tenerlo, tendría que tener inversionistas, hoy es la única forma financiera. Hay que ser realistas: Sao Paulo no puede competir, por ejemplo, con Palmeiras, que hizo una propuesta que sería mayor a la nuestra, hasta donde sé", comentó Belmonte en una entrevista con los periodistas Arnaldo Ribeiro y Eduardo Tironi.

A pesar de no estar al nivel económico del otro equipo paulista, Belmonte mencionó que buscarán la manera de tener al colombiano en el segundo semestre de este 2021: "Trabajamos y seguimos trabajando por Borré, porque solo en julio puede irse, apostando por un menor volumen económico y por la relación que tiene con Hernán Crespo. Pero lo encuentro muy difícil".

Palmeiras queda como la primera opción para el futuro del máximo artillero en la era Marcelo Gallardo en River Plate, club con el que tiene contrato hasta mediados de este año y no se ha definido su continuidad, pues el Millonario debía pagar 3.5 millones de euros a Atlético de Madrid (dueño del 50% del pase) por un 25% más de sus derechos para extender el vínculo.

Por su parte, Sao Paulo está cerca de cerrar la contratación del brasileño nacionalizado italiano Éder, con lo que se cerraría la búsqueda de atacantes en el equipo, que ya tiene cinco refuerzos para esta campaña, incluido el colombiano Luis Manuel Orejuela, quien llegó tras un año cedido en Gremio desde Cruzeiro.