James, más que una apuesta deportiva para Everton

El pasado cercano condena a James a la incredulidad de la prensa del Reino Unido.¿Podrá la estrella de Colombia en el Mundial 2014 regresar a su mejor forma en Everton?”, titula Sky Sports… “¿Podrá el chico perdido James Rodríguez romper el molde en el derrochador Everton?”, cuestiona The Guardian. 20 millones de libras parecen demasiado para un club como el Everton por un futbolista que apenas jugó 729 minutos (en 14 partidos) esta temporada.

Hablar del talento de James es redundar en eso que todos sabemos y de lo que hemos sido testigos. Tiene magia en la pierna izquierda y la visión de los elegidos. Algo no ha encajado en los últimos años, algo que solo él conoce y puede revertir. En Liverpool tendrá a uno de sus mejores maestros: Carlo Ancelotti. Carletto. El que siempre creyó, el que no le ha soltado la mano…en Real Madrid, Bayern Munich y Everton.

“No dediqué tiempo a convencerlo, ya estaba convencido", dijo Ancelotti. Sin embargo, Everton se juega otro partido. La inversión en jugadores como Allan y James, recae en su accionista mayoritario, el magnate iraní Farhad Moshiri, cuya primera conquista fue convencer al técnico italiano para que – a su vez- atrajera grandes talentos a Goodison Park. Aunque la contratación del colombiano parezca una lotería, también es una apuesta en el escenario de los negocios.

James vale lo que pesa… en followers

En Everton, James no solo dejará de ser uno más (como en el Real Madrid) sino que se convierte en una de sus fichas clave para el desarrollo de marca del equipo fuera de Inglaterra. “La contratación de James Rodríguez acelerará los planes de crecimiento internacional de Everton, que ya están enfocando en Sudamérica –y particularmente- en Norteamérica (…) Está entre los 8 deportistas más seguidos en social media del planeta”, afirmó Alan Myers, reconocido periodista de Sky Sports.

David Beckham creó el negocio en los 90s y Cristiano lo perfeccionó en la era digital. Beckham fue el primer futbolista en convertirse en un ícono de la cultura pop. Cambió el juego y el marketing. Tal como su ídolo Michael Jordan lo hizo años antes en la NBA, David (el esposo de Victoria) se transformó en una máquina de hacer dinero, de generar tendencias: en un influencer global antes de que aparecieran plataformas como Facebook o YouTube.

El colombiano no se queda atrás. Tiene una base cercana a los 100 millones de seguidores en redes sociales. 46.1M en Instagram, 31.6M en Facebook, 18.7 Twitter y 2.1 en Tik Tok y eso en el mundo de hoy significa dinero. Su camiseta con el número 19 ya está a la venta en la tienda virtual del club por £79.83 (392.000 pesos) manga corta y £85.10 (416.000 pesos) manga larga y sus dos años de contrato (con opción a un tercero) prometen poner en valor su fichaje. Mercadeo global.

Su rendimiento condicionará el futuro. James puede acomodarse a los diferentes esquemas que ha probado Ancelotti en Everton en la última temporada, pero su posición ideal sería jugando libre detrás del 9 (Kean, Calvert-Lewin, Richarlison...) en una línea de tres mediocampistas ofensivos. Su competencia es Gylfi Sigurdsson, un islandés que también podría retrasarse al doble 5. El 4-2-3-1 es una buena opción para sacar lo mejor del colombiano. A los 29, James is back in the game.