COLOMBIA

Ley de Pago a plazos justos: qué es y qué supone para las empresas

Iván Duque firmó la ley que beneficia a las pequeñas y medianas empresas de Colombia. El objetivo es apoyar el crecimiento y emprendimiento.

Iván Duque firma la ley de pago a plazos
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA OFICIAL

El pasado jueves 23 de julio de 2020, Iván Duque firmó la Ley de Pago a Plazos Justos, una promesa de campaña "que promueve el emprendimiento y protege el empleo en el país", como la ha denominado la Presidencia de la República.

Este proyecto de ley, que había sido impulsado por el representante a la Cámara Mauricio Toro, tiene como fin que las grandes empresas les paguen a sus proveedores (pequeñas y medias empresas) en un plazo que no supere los 60 días durante el 2021, y a partir de 2022 los 45 días. Serán sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio si no cumplen con la norma. 

"Colombia tiene una Ley de Pago a Plazos Justos, de pago en tiempos justos, y que pagar a tiempo de manera justa sea considerada como una herramienta de distinción en el entorno empresarial para que eso, también, les merezca a las empresas ser reconocidas, pero, sobre todo, para que el ecosistema de emprendimiento en Colombia sea cada vez más robusto", manifestó el presidente Duque tras la firma de esta ley.

Los acuerdos entre empresas grandes sí podrán tener plazos de pago más extensos a los 60 días, siempre y cuando haya consenso entre las partes.

Principales puntos de la Ley de Pago a Plazos Justos

- A partir de hoy, y durante el primer año de vigencia de la Ley, el plazo máximo para el pago de obligaciones contractuales es de 60 días calendario. Desde el segundo año de vigencia de la Ley, el plazo máximo será de 45 días.

- Este plazo es improrrogable y se calcula a partir de la fecha de recepción de las mercancías o terminación de la prestación de los servicios.

- Con respecto a las operaciones mercantiles que se realicen en el marco del Sistema General de Seguridad Social en Salud, el plazo máximo será de 60 días.

- Así mismo, los contratos estatales que se celebren con las micro, pequeñas o medianas empresas tendrán un plazo máximo de 60 días para realizar el pago acordado.

- Desde el Gobierno se buscará reconocer a todas aquellas empresas que cumplan con esta medida y ayuden al crecimiento de los emprendimientos más pequeños.