COPA LIBERTADORES

Independiente del Valle, el momento cumbre de Borja

En 2016 el delantero alcanzó su mejor nivel con el gol en la final de la Libertadores. Cuatro años después vuelve a enfrentarse ante los ecuatorianos.

Miguel Borja festeja el gol que marcó con Nacional en la final de la Copa Libertadores 2016
LUIS ACOSTA AFP

Para los hinchas de Atlético Nacional, Independiente del Valle es sinónimo de uno de los momentos más grandes de la historia del club y de igual forma funciona para la carrera de Miguel Borja, que ante el equipo ecuatoriano llegó a lo más alto de su carrera y la final de la Copa Libertadores de 2016 marcó un punto de quiebre para dejar de ser un delantero de buen nivel local, para convertirse en un goleador internacional.

Este miércoles (7:30 p.m.) vuelve a encontrarse con este rival, esta vez lo hará con la camiseta de Junior y con mucha más experiencia, pero también con el peso del prestigió que se ganó en Sudamérica y el deseo que tiene su equipo por llegar lo más lejos posible en la Libertadores.

Independiente del Valle, el equipo que marcó a Borja

El 2016 fue el año que trazó en dos la carrera del delantero. Antes de llegar a lo más alto pasó por seis equipos sin marcar mucha diferencia, incluso estuvo en Italia y Argentina pero sin consolidarse, quizás lo mejor lo mostró con Santa Fe cuando hizo parte del equipo campeón de Copa Sudamericana en 2015. 

Pero tras todos estos cambios constantes de clubes, Borja decidió regresar a Cortuluá, un equipo que también está en movimiento constante, entre la primera y la segunda división. Ahí todo fue diferente. Miguel Ángel encontró un nivel que nunca había tenido, anotó 19 goles en 21 partidos y su club llegó hasta las semifinales, dando la sorpresa. 

Con esos buenos números Reinaldo Rueda apostó por él. Paralelo a la racha del delantero, Nacional estaba haciendo una gran campaña en la Copa Libertadores y se había clasificado a las semifinales, pero necesitaba un goleador para completar una nómina fuerte y a Borja le hacia falta destacarse en un equipo grande para cambiar el rumbo de su carrera.

Los resultados fueron rápidos y contundentes. En la semifinal ante Sao Paulo anotó dos dobletes, uno en Brasil y otro en Medellín. Luego en la final se dio el punto de quiebre, en el 1-1 en Ecuador se fue en blanco, pero luego en la vuelta en el Atanasio Girardot marcó el gol del segundo título continental de Nacional. Al minuto 9 tomó un rebote en el área y sin dudarlo remató al arco para dividir su carrera en dos.

"Cuando llegué a Nacional me criticaban porque decían que yo era de equipo chico, pero no dependo de ninguno para anotar y eso es algo especial", aseguró el delantero en medio del festejo aquel 27 de julio de 2016.

Después de esto todo cambió para Borja: terminó como goleador de la Copa Sudamericana 2016, ganó el premio a Rey de América de ese año, fue contratado en 2017 por Palmeiras por 10 millones de euros (el fichaje más caro del club) y se ganó un lugar en la Selección.

Con ese gran recuerdo, el atacante de 27 años buscará con Junior volver hacer historia. Viene de un año complicado con Palmeiras y regresó al FPC para reencontrarse con ese goleador letal que fue hace un tiempo. Hasta el momento lleva cuatro goles con el equipo de Barranquilla, todos en la Liga BetPlay, y dos asistencias más. ¿Volverá a ser Independiente del Valle un momento de quiebre en su carrera?