FINAL LIGA ÁGUILA

Tulio Gómez: "Este equipo lo armamos con la cédula"

El mandamás del América habló en exclusiva con AS. Cerca de alcanzar la gloria en su corto periodo como dirigente, asegura que está viviendo su mejor momento.

Tulio Gómez habla de cómo conformó el América de Cali, finalista de la Liga Águila
América de Cali Colprensa

Como San Tulio alcanzaron a entronizarlo. Eufóricos los simpatizantes del América, al tiempo que mancillaban al saliente máximo accionista, Oreste Sangiovanni, ensalzaban a Tulio Alberto Gómez; un manizalita asentado en Cali durante la mayor parte de su vida; mayorista de supermercados, emprendedor apasionado y acercado al fútbol tras el apremio del club de contar un inversionista que pagara las entonces acreencias. Gómez, además, adquirió la mayor parte de las acciones.

"A mí me tocaba levantarme a las 3 de la mañana durante mucho tiempo, para ir a la galería Santa Elena y a Cavasa o a una finca, a pesar ganado. Nada es gratis. Sin embargo, toda la vida he sido independiente, cabeza de ratón y no cola de león. Hay algunos que no es que ganen mucho, si no que gastan poco, porque no les queda tiempo", cuenta Tulio Gómez.

Y tras el arribo y el nombramiento de Hernán Torres en la dirección técnica, América logró el ascenso, en 2016, tras de 5 años en el Torneo de la B. Luego, los vaivenes del fútbol generaron que Gómez pasara de la cumbre al suelo por reconocidas malas decisiones, por la impaciencia de muchos hinchas ávidos de que los ‘escarlatas’ recobraran el protagonismo que se había quedado en el pasado. Tan desnortado parecía que deambulaban, que tras la desvinculación del ‘Polilla’ Da Silva (2018), el equipo pasó del interinato de Carlos Fernando Asprilla, al de Jersson González, y terminó conducido por un portugués sin antecedentes dirigiendo en primera categoría, llamado Pedro Felício Santos.

También fue cuestionado el arribó a la dirección técnica de Alexandre Guimaräes, para el presente campeonato. Sin embargo, "desde que se conformó este equipo, les dije a los del Comité Deportivo, 'tenemos un equipazo', incluidos algunos canteranos. Este equipo lo armamos con la cédula, endeudados. Y si no hubiéramos llegados a la final, quedamos empeñados, porque esta es una de las cuatro nóminas más costosas del país", declaró Gómez, quien en el perfil de su WhatsApp muestra una imagen con el escudo del América y un mensaje, 'no tengo boletas para la final, pero tengo abonos para el 2020', toda vez el contrate del privilegio de quienes se abonaron para el campeonato Finalización y la desilusión de los que no hallaron entradas para la vuelta de la final de este sábado (4:00 p.m.) frente a Junior.

Confiado de la respuesta del equipo…

"Los partidos más importantes que ha tenido el América, durante mi periodo, han sido, el del ascenso, y el pasado frente a Santa Fe, que nos concedió la clasificación a la final y a la Copa Libertadores. Y ahora, siento ansiedad y algo de nervios, pero también la tranquilidad de tener un equipo que tiene con qué pelear. Llegamos a la final porque tenemos un equipo muy bueno".

¿Qué le quita el sueño?

"Las deudas del América. sin embargo, esta campaña nos va a ayudar por lo menos a no perder plata, aunque erróneamente, algunos ignorantes creen que yo me estoy llenando con el América, cuando le he invertido mucha plata. Hubo que pagar 27.000 millones de deudas. Además, para ascender, invertimos mucho y el premio por el ascenso fue de un millón de dólares. Luego armamos un equipo que llegó a las semifinales en ambos torneos. En 2018, armamos un equipo costosísimo, pero fracasamos. Debemos un poco de plata y creo que solo la recuperamos, vendiéndolo o sumando a un inversionista grande. Tenemos pasivos de más de 25.000 millones".

Hay una buena energía en el país en favor del América, hasta de hinchas del Cali…

"Inclusive, colegas de otros equipos me envían fuerza para el América, y me han llamado de todas partes del mundo por boletas. Tenemos que ser solidarios. Cuando el Cali juega partidos internaciones, yo les hago fuerza para que ganen. Gracias a Dios, este 2019, ha sido maravilloso para el deporte vallecaucano. La gobernadora Dilian Francisca Toro recuperó el liderazgo deportivo del departamento, y nosotros, quedamos campeones con el equipo femenino. Ahora, clasificamos a la Copa Libertadores y estamos en la final. La hinchada del América es muy exigente, porque han tenido a los mejores técnicos y a jugadores de selecciones. Entonces, están enseñados a ganar".

¿Este es su mejor momento en la dirigencia del América?

"Sí. De siete semestres, hemos tenido cinco buenos y dos muy malos. Me sentí muy mal cuando un par de periodistas empezaron a promover que los hinchas no fueran al estadio porque mi hija y yo nos estábamos robando el equipo, que había jugadores por 'cometa'. Otro decía que Guimaräes era un petardo, que no había ganado nada, que Duván Vergara era un borrachín… porque hacen más bulla los malos con un chicharrón que los buenos con un marrano. Sin embargo, no podía dejar todo tirado, porque en el América tengo invertido mi patrimonio, además del amor hacia la institución".

Y si estaba gozando de un buen patrimonio, ¿por qué se metió a una actividad tan inestable como el fútbol?

"Yo le decía a Oreste Sangiovanni (expresidente), 'vos dejaste tus negocios tirados por la locura de meterte al América'. Oreste sacaba de su plata para invertirle al equipo y ayudó a que el equipo no desapareciera. Sin embargo, la gente le decía 'rata'. Yo le decía que estaba loco, pero también caí, porque este deporte te absorbe y te motiva a tirar para adelante. He aprendido mucho del fútbol, pero todavía me falta mucho por aprender".

¿Cuánto dinero aspiran recaudar en la final?

"Cerca de 1.800 millones. No quisimos aumentar el precio de las boletas para que la hinchada disfrutara. Ahora les digo, no les compren a revendedores, que están vendiendo las boletas a diez veces más del valor real. Lo que pasó fue que a los abonados, que son cerca de 3.000, les dimos prioridad, y cada uno compró entre cuatro y cinco boletas. A las barras les dimos 10.000 boletas. Y cuando Primera Fila puso a la venta las boletas en sus 70 puntos y la página web, se fueron. Además, damos cerca de 3.000 boletas entre cortesías y convenios con entidades".

¿Qué tan complejo es retener a Duván Vergara y a Rangel?

"Cuando se tiene un jugador que es diferente, empiezan a llegar ofertas. Todos tenemos un precio. A Vergara hay que comprarlo y ahora no estamos en condiciones. Y Rangel tiene ofertas y quiere ganar en dólares. Ojalá que lo podamos retener".

¿Aspiran anunciar un bombazo para el próximo año?

"No. Nosotros no somos de anunciar bombazos. Es mejor traer jugadores jóvenes con futuro y no viejos que solo tienen pasado. Sin desconocer que algunos están vigentes. Hay que apostarle a la juventud".