presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Serie A

SELECCIÓN COLOMBIA

Mina - Sánchez, la dupla que se consolida en silencio

Queiroz encontró en dos centrales jóvenes la combinación ideal para su proyecto en la Selección. Esta pareja llegará a los 15 partidos jugando juntos.

Yerry Mina y Davinson Sánchez, pareja de centrales de la Selección Colombia
Matteo Ciambelli Getty Images

En el proceso de Carlos Queiroz hay varios debates sobre la conformación de la base del equipo titular, con preocupaciones por los laterales, la posición de James, los extremos e incluso la renovación en el arco. Pero un tema que suele quedar de lado es la pareja de centrales y esto es gracias al trabajo de Yerry Mina y Davinson Sánchez, una dupla que se consolidó en silencio.

Los dos defensas entraron a la Selección en medio del recambio, tras la salida de Mario Yepes, las dudas por el compañero de Cristian Zapata y el nivel de los demás centrales. Ahí fueron apareciendo de a poco y hoy en día son piezas obligadas en el XI del portugués.

Llevan 14 partidos juntos

La cifra parece menor, pero en realidad la dupla Mina-Davison completa un tiempo importante. La primera vez que jugaron juntos fue ante Camerún en un amistoso en junio de 2017, durante ese año se volvieron a encontrar en la titular una vez más y sería en 2018 cuando llegaría el momento de su crecimiento gracias a la confianza de José Pékerman. Para este 2019, Queiroz los puso desde su primer doblete de amistosos, fueron titulares de Copa América y hoy son hombres fijos en la base del equipo.

De estos 14 partidos es importante destacar que solamente en cuatro Colombia recibió gol (Brasil, Francia, Inglaterra y Corea del Sur). Con ellos en defensa, la Selección ganó ocho veces, empató cinco y perdido una.

Mina y Davinson se complementan

Son dos centrales diferentes, pero con el tiempo encontraron un punto de equilibrio. Por un lado Mina es más posicional, de movimientos lentos y fuerte en el juego aéreo, mientras que Sánchez es rápido y duro en el mano a mano, aunque por momentos desordenado. Así es como se complementan y logran cumplir con las peticiones del técnico.

A esto se suma que su formación ha sido progresivamente rápida, tienen 25 y 23 años, salieron muy jóvenes del país y hoy están en la misma liga teniendo conceptos similares de como asumir los partidos con sus clubes.

¿Queiroz solo necesita un central más?

Con esta dupla ya consolidada, el técnico tiene un panorama favorable en esa posición. Queiroz parece solo necesitar un central más, porque a Mina y Davison, se suma John Lucumí como un hombre que se ha ganado la confianza del entrenador. El defensa de 21 años entró en los planes por su perfil izquierdo, juventud y el nivel que está mostrando en el Genk.

De esta forma queda un cupo para completar los cuatro centrales que habitualmente hay en las convocatorias. Para encontrar esa cuarta solución, el portugués ha probado a tres hombres: Cristian Zapata, que después de la Copa América parece haber acabado su ciclo, Óscar Murillo, que estuvo en los últimos cuatro amistosos, y Jeison Murillo, que integró los primeros llamados del técnico en marzo y regresó para los juegos ante Perú y Ecuador.