SEBASTIÁN RINCÓN

"No me molesta que me comparen con mi papá"

Sebastián Rincón volvió a Argentina para un nuevo comienzo tras su etapa en Portugal. En charla con AS repasa su actualidad y cuenta sus sueños.

Sebastián Rincón
ALDOSIVI FACEBOOK

Sebastián Rincón ha tenido que correr el doble para labrarse su carrera deportiva. Es que ser el hijo de una de las glorias del fútbol colombiano y querer dedicarse a la misma disciplina no es fácil. La referencia a su padre Freddy, el volante ofensivo de la célebre Selección Colombia de los años 90 que deslumbró al mundo por su juego, se hace inevitable; pero Sebastián ya lo asume con madurez: "Eso siempre va a estar y a mí no me molesta", señala el atacante caleño con convencimiento de su propio talento.

"La Pantera", como lo llaman en Argentina, tiene un sentimiento especial por ese país, ya que es donde mejor ha desarrollado su fútbol y más cómodo se siente. En su primera etapa vistiendo la camiseta de Tigre, demostró un nivel destacado anotando 12 goles y se ganó a la exigente hinchada 'Matadora'. En 2017 se fue a Portugal, al Vitória Guimarães, y ahora regresa al fútbol gaucho defendiendo los colores de Aldosivi de Mar del Plata y espera lucirse con un rendimiento que le permita al equipo escabullirse del fantasma del descenso.

En charla exclusiva con AS Colombia en Buenos Aires, Sebastián compartió sus sensaciones sobre el regreso a Argentina, sus expectativas, cómo sigue conectado con Colombia y, obviamente, sobre su padre, Freddy Rincón.

¿Cómo ha sido el regreso a Argentina?

Creo que mi llegada al fútbol argentino me da sensaciones muy buenas porque acá en Argentina tuve momentos muy lindos los cuales quiero repetir. Es una liga en la que te cuesta al principio volver a adaptarte, es un fútbol muy competitivo y físico, pero la verdad estoy muy contento.

¿Cuáles son las expectativas con Aldosivi?

Hoy por hoy no estamos pasando por el mejor momento, pero las expectativas que tenemos son salvarnos del descenso, que es lo más importante, y después clasificarnos a una copa internacional, y creo que con el plantel que tenemos lo podemos lograr.

¿Cómo recuerda su paso por Independiente Santa Fe?

Santa Fe fue el equipo que me abrió las puertas al profesionalismo, donde empecé prácticamente mi carrera, por lo cual estoy muy agradecido con esa institución. Espero algún día poder volver y retribuirles dentro de la cancha todo el cariño que me dieron durante el corto tiempo que estuve allá.

¿Cómo ve hoy la situación de Santa Fe?

Santa Fe es un equipo grande, no me sorprende que ahora esté sobrellevando esta situación de la mejor manera con resultados positivos, tiene grandes jugadores. Son momentos que pasamos todos los equipos y todos los futbolistas, pero como club grande, Santa Fe tiene jugadores con jerarquía que saben sobrellevar estos momentos bien y ahora lo están demostrando.

¿Hincha de qué equipo en Colombia?

Del Deportivo Cali. Ahí hice las inferiores.

¿Sigue la campaña del equipo desde Argentina?

Sí, ahora con la tecnología es más fácil estar pendiente. Creo que el Deportivo Cali con la llegada de Pusineri ha hecho grandes cosas, tiene grandes jugadores también. Muy contento por cómo está llevando las riendas del equipo y siempre les deseo lo mejor.

¿Si regresa a Colombia, sería vistiendo la camiseta "azucarera"?

Esperemos que sí, ese es otro de mis sueños, ojalá que se pueda cumplir. Creo que debutar en el equipo del cual soy hincha, donde hice las inferiores, sería un sueño muy bonito.

¿Qué es lo mejor y lo peor de ser el hijo de un referente de la selección?

Lo mejor es que te abre muchas puertas y te genera algún tipo de reconocimiento, aunque que para mí, el reconocimiento lo tengo que lograr yo por ser Sebastián y no "el hijo de". El tema de la presión lo supe llevar bastante bien porque siempre me enfoqué en mí y en mis sueños, en los logros que yo quiero crear como futbolista y dejé a un lado esa presión.

¿Lo comparan mucho con él? ¿Cómo maneja eso?

Las comparaciones siempre van a existir, porque mi papá es un ícono del fútbol colombiano. Eso siempre va a estar y a mí no me molesta, creo que gracias a Dios poco a poco he ido logrando crear mi propio nombre, pero ser el hijo de él siempre va a estar. Dentro de mí, yo soy Sebastián Rincón, jugador hoy de Aldosivi, que está jugando para cumplir sus sueños e ir logrando cada vez más objetivos. Después lo otro, las comparaciones que haga la gente ya es cosa de ellos, pero mientras que yo esté tranquilo, eso es lo más importante.

¿Cuál es el mejor consejo que su padre le ha dado en su carrera?

Que tengo que divertirme, dedicarme, ser un profesional, que siempre hay algo para mejorar y creo que tiene toda la razón porque hoy en día ves a Cristiano Ronaldo, que es el mejor jugador del mundo para mí, que lo ha ganado todo, y es un jugador que después de un partido está haciendo abdominales, está trabajando, entonces digo yo que no he logrado nada prácticamente. ¿Qué hago en mi casa jugando a la play, cuando puedo estar trabajando y mejorando? Esa mentalidad me ha ayudado mucho a mejorar cosas que necesitaba y que dentro del terreno de juego me hacían falta y creo que tengo que seguir mejorando muchas más.

¿Cómo lo ve en su trabajo como asistente técnico en Millonarios?

Bien, orgulloso de él porque es algo que él quería, contento. Le digo a él que es una oportunidad que tiene que aprovechar mucho, está con un gran técnico, y qué mejor que empezar tu carrera como técnico con un entrenador así (Jorge Luis Pinto) del cual puedes aprender mucho y esperemos que le vaya bien. Siempre estoy atento de él, de Millonarios, del equipo y apoyándolo siempre donde esté.

¿Sueña con la posibilidad de ser dirigido por su padre en el futuro?

No sé, creo que ni a él ni a mí… (se ríe) No sé, ojalá que en un futuro, pero hoy por hoy no está en nuestros planes. Creo que en mi caso, no quedaría muy bien que el hijo y el papá estén. Pero uno nunca sabe que por cosas del fútbol se pueda llegar a dar. Si se llega a dar, bienvenido sea y disfrutarlo al máximo porque independientemente de que sea un gran jugador, como persona también lo es y como padre, ni hablar.

Gallardo ha dirigido a su hijo…

Sí, pasa que no sé… (se ríe) mi papá es muy regañón, entonces creo que es mejor así, de lejitos yo lo apoyo a él y él me apoya a mí y así estamos bien.

***

Sebastián ha forjado una gran relación con José Adolfo Valencia, el hijo de "el Tren" Valencia. Ambos hijos de referentes del seleccionado tricolor, han tenido vidas y carreras paralelas sin proponérselo y sin programarlo. Juntos pasaron por Independiente Santa Fe, emigraron a USA al Portland Timbers, cruzaron el continente para llegar a Argentina, luego volaron a Portugal y, ahora, regresaron a tierras gauchas (Valencia llegó a Central Córdoba), siempre al mismo tiempo.

Con José Adolfo, "el Trencito" Valencia tienen muchas cosas en común. ¿Cómo ha sido esa amistad?

Con José tenemos una amistad desde hace mucho tiempo, es una gran persona, gran profesional, gran jugador. Es una gran compañía, hemos estado prácticamente en todos nuestros destinos del fútbol juntos casualmente, porque la verdad no tenemos el mismo empresario ni nada que ver, pero gracias a Dios se dio esa oportunidad. Estamos en contacto siempre, nuestras mujeres también son muy amigas. La familia de José, cuando estaba en Santa Fe, se portaron muy bien conmigo y estoy muy agradecido con ellos. Con José somos como hermanos, es una gran persona y siempre le deseo lo mejor.