MUNDIAL DE ATLETISMO

¡Zambrano histórico! Medalla de plata en el Mundial

El atleta colombiano ganó la medalla de plata en la final de los 400 metros en un apretado final con el estadounidense Fred Kerley que fue tercero.

Anthony Zambrano nació para hacer historia. El atleta colombiano, inigualable en el remate de los 400 metros planos, corrió la final del Mundial de Atletismo de Doha en la que quedó en el segundo lugar y le dio al deporte colombiano el resultado más importante en este deporte. El guajiro, fiel a su estilo, tuvo un brillante final en la competencia y se quedó con la medalla de plata que definió por muy poco con el estadounidense Fred Kerley. El primer lugar fue para el corredor de Bahamas Steven Gardiner, que era el favorito. 

Zambrano terminó la competencia con un tiempo de 44.15 que es nueva marca nacional y además récord del área.

La importancia de la plata de Zambrano

El segundo lugar conseguido por Zambrano en su primer mundial élite está fuera de todo lo hecho en el deporte colombiano. El atleta ya había participado en dos mundiales juveniles en los que fue sexto y séptimo. Ya había avisado en Lima 2019 en donde ganó la medalla de oro  y su participación en el Mundial ratifica la realidad de la nueva figura del atletismo.

El valor de lo conseguido por Zambrano radica en tres factores. Al ser el primer hombre colombiano en conseguir el paso a la final de una prueba de pista en un Mundial, cualquier resultado iba a ser histórico y, mejor aún, pionero para Colombia. Ahora, ganar la medalla de plata es uno de los triunfos más importantes en el deporte de nuestro país y el más importante del atletismo en donde Catherine Ibargüen (triple salto), Luis Fernando López y Éider Arévalo (marcha), ya habían conseguido medallas. 

Era el atleta más joven de los nueve que partieron en la final. Con solo 21 años, su carrera apenas comienza y ahora no solo se destaca como uno de los mejores del país o del hemisferio sino también a nivel mundial. Tiene proyección para 10 años más en los que seguro habrá altibajos en su carrera pero también muchos triunfos. 

Además, comienza a estar cerca de los principales rivales que tendrá en los Juegos Olímpicos: los mejores a nivel mundial. A varios de ellos ya los conoce pero el fogueo que ofrecen este tipo de competencias marca el camino de cómo debe ser su preparación, entrenamiento, descanso, comida y todo lo que se pueda aprender de estar con la élite. También son un espejo para verse en lo que debe mejorar y en lo que le hace falta para ser primero.

Por si fuera poco, Zambrano impuso récord del área y sus números han mejorado en el último año, en los Centroamericanos de Barranquilla hizo 45.37, en los Panamericanos de Lima, marcó un registro de 44.83, en la semifinal de Doha hizo 44.55 y cerró el Mundial con un maravilloso 44.15, a un poco menos de un segundo que el ganador. 

Una vida de superación

Zambrano nació hace 21 años en Maicao, Guajira. Su vida no fue fácil pues cuando solo tenía dos años su padre fue asesinado. Buscando un mejor futuro, Miladys Zambrano, su mamá, se fue a Barranquilla en donde Anthony se forjó como atleta en una carrera que comenzó desde que estaba en el colegio y en donde ganó su primera prueba con los pies descalzos. 

En medio de las dificultades, el joven corredor no se rindió nunca. De la misma forma en la que remonta las competencias, le remontó a una vida en la que tuvo que trabajar desde que tenía 10 años para ayudarle a su mamá, pedaleando un bicitaxi que le ayudó a fortalecer sus piernas

Esas piernas que hoy le dan una esperanza a Colombia para los Juegos Olímpicos Tokio 2020 a los que el guajiro ya está clasificado y los que son su máximo objetivo para el próximo año.