presentado por
Competición
  • Europa League

LIGA ÁGUILA

Pinto niega ser defensivo: "DIM nos obligó a jugar atrás"

El técnico aseguró que no fue propuesta suya que su equipo retrocediera, sino una circunstancia de juego. Dijo que no fracasó en la anterior liga y que vino para ser campeón.

El técnico Jorge Luis Pinto, en el análisis que realizó de la victoria 2-1 sobre Independiente Medellín, señaló que Millonarios no tuvo un comportamiento perfecto en el Atanasio Girardot pero “tuvo cosas buenas” pese a que le faltó jugar “más adelante y controlar mejor el balón”.

Para el estratega, que fue enfático al señalar que no fue fracaso no disputar la final en el primer torneo, su escuadra no tuvo una propuesta defensiva y simplemente retrocedió por las circunstancias de juego, con un DIM que “arriesgó y al arriesgar pagó”.

Análisis: “En el primer tiempo vieron como fue el control del equipo, donde se posicionó. Buscamos el arco, tuvimos opciones y jugamos adelantado. Que en el remate del partido, el riesgo de ellos nos obligó a meternos atrás, sí. Ese es el fútbol. Y eso lo he visto en mundiales. Son circunstancias del juego, se maneja un esquema defensivo para asegurar el resultado y lógico el contrataque. Medellín arriesgó y al arriesgar pagó. Ese es el fútbol. Me voy satisfecho de la actitud. No es un comportamiento perfecto, pero tuvo cosas buenas el equipo. Maniobré bien con los hombres de cambio, los roté. Sabía que de la única manera que me podían hacer gol era en tiro libre, en bola muerta, en tiro de esquina… y tuve que asegurar mucho la altura porque Medellín tiene gente que cabeceaba bien. De pronto tiene razón en que nos metimos muy atrás. No es para eso. Tenemos que jugar más adelante y controlar mejor el balón”.

¿Solo sirve ser campeón en esta Liga?: “A eso venimos, yo viene a ganar. Vamos a ver si se puede o no se puede. Soy el primero que quiere ser campeón. Fracaso, fracaso no fue el primer torneo, valorando muchas cosas. Me siento herido porque me dicen que fracaso y voy de primero en la reclasificación… qué tal fuera quinto o cuarto, entonces sería superfracaso. Vamos primeros y de segundos o terceros en el torneo. Hay que valorar las nóminas. Hay que mirar lo que se está haciendo, la evolución de algunos jugadores. Todos los problemas que hemos tenido que no saco a la luz pública. Con los centrales tuve problemas, con los centrodelanteros tuve problemas, con los volantes creativos tuve problemas, con los arqueros de alguna manera tuve problemas… son detallitos que suenan como disculpas. Yo soy hombre de peleas, no de disculpas”.

El trabajo del rival: “Nos era fácil. Fue un partido duro. Hay que reconocer que Medellín tiene jugadores importantes en el desequilibrio. Quiñones, por ejemplo, fue muy importante en el remate del partido, pero felizmente logramos encontrar equilibrarnos. De pronto nos faltó adelantar las líneas para jugar en tres cuartos para evitar el cruce de pelota que era el riesgo del partido”.

Defensivo: “No es propuesta mía. Al contrario, estábamos buscando adelantar las líneas, pero es obligación táctica porque el contrario nos metió. No porque nosotros queríamos. Manejé estratégicamente algunas cosas para controlar algunas acciones de Medellín. Me abría la cancha y me mandó tres centros delanteros al final… Cadavid, Cano y Herazo. Tenía que saberlos controlar. No fue propuesta mía, fue circunstancias de juego. No siempre uno se defiende porque uno quiere, el contrario también lo obliga a uno”.