Nairo y su destino de compartir el liderato en el Tour

Una vez más Nairo Quintana tendrá que compartir el liderato del Tour de Francia con uno de sus compañeros. Esta vez no habrá una tricefalia como en años anteriores pero sí dos cabezas en las que caerá la responsabilidad de llevar al Movistar al título de la competencia. El colombiano y Mikel Landa serán los capos del equipo español.

Una vez más el Movistar genera dudas en su decisión de cara al Tour. Hace un mes, en la rueda de prensa previa a su viaje a Europa, Quintana afirmó, "Eusebio dijo que soy el líder del equipo para el Tour de Francia". En ese momento todavía faltaban unos días para terminar el Giro de Italia en el que Richard Carapaz era el líder y Mikel Landa su gregario principal.

Pero la Corsa Rosa no había comenzado así. Landa era el líder y Richard su gregario. Pronto la carretera puso las cosas en orden y el español tuvo que ayudar al ecuatoriano. Anticipándose al Tour, el español declaraba que iría a ser el líder del equipo y a ganarlo. "Nairo tendrá que compartir el liderato conmigo", dijo. La disputa comenzaba.

En medio de las declaraciones, Movistar dio a conocer el equipo que disputará el Tour. Nairo, Landa y Valverde en la línea principal. Aunque el veterano corredor y actual campeón del mundo expresó que trabajaría para Nairo y Landa, el resto del equipo genera dudas. De forma sorpresiva se dejó por fuera a Winner Anacona, uno de los escuderos de Nairo.

Lo completan Marc Soler, Andrey Amador, Carlos Verona, Imanol Erviti y Nelson Oliveira. Soler y Amador como acompañantes más fuertes en la montaña, el resto para intentar hacer una buena CRE, modalidad que llegará en la segunda etapa del Tour y en la que hay desventaja pensando en otros de los equipos de favoritos como el Ineos, el Education First o el mismo Mitchelton Scott.

En Colombia, la decisión de Unzué se ve como una falta de respeto al palmarés de Nairo. Dos títulos en vueltas grandes y más de 29 victorias entre etapas y vueltas de una semana podrían ser suficientes para tenerlo como único líder. Pero a Nairo le gustan los retos. Por primera vez en cuatro años el colombiano no llega como favorito, las casas de apuestas lo ponen en el sexto lugar de los pronósticos, incluso un histórico como Greg Lemond lo dejó por fuera de la pelea para siempre. Un buen momento para mostrar que tiene las piernas y la inteligencia para ganar la única grande que le falta.

La historia reciente ha demostrado que no es sensato tener dos o tres jefes de filas. En los últimos tres Tour el Movistar ha cambiado de estrategia no por lo que la carretera dicta, como lo hizo en el Giro 2019, sino porque la confusión y la falta de visión en comparación con otros equipos le ha obligado a hacerlo. Una vez más Unzué ve como una ventaja tener dos líderes. Ojalá lo celebre el próximo 28 de julio.