ARGENTINA

Coco Basile recuerda la anécdota de Teo con el arma en Racing

Teófilo Gutiérrez durante su etapa en Racing de Argentina en 2012

AFP

El ex técnico argentino reveló detalles de la pelea entre el colombiano y Sebastián Saja en 2012 tras un clásico ante Independiente.

El sábado 14 de abril de 2012, Teófilo Gutiérrez protagonizó un enfrentamiento con el portero Sebastián Saja en el camerino de Racing tras un clásico ante Independiente en el que él anotó un gol, salió expulsado y después sacó un arma en el vestuario durante la pelea. Alfio Basile, técnico de la Académica en ese momento, contó los detalles de cómo fue esta situación hace siete años.

"Estaban en el fondo del vestuario varios jugadores. Mano que iba, mano que venía y algunos pequeños insultos. Llegué yo, me metí en el medio y todos saben que fue el colombiano (Teo) el del quilombo. Porque ya le habíamos dicho: 'no te hagas echar, que te van a buscar, ya había bronca'. Ya había hecho un gol, íbamos ganando y se hace echar, peleó hasta con el árbitro. Yo lo quería matar", afirmó el Coco en el programa Estudio Fútbol de TyC Sports.

El ex entrenador recordó que fue una situación muy tensa, en la que según él "Saja ganaba por KO", hasta que él intervino y luego el hoy delantero de Junior sacó un arma.

"Después se agarró con nuestro capitán, con Saja. Ahí vi la pelea. Nadie se metía a separar. Yo llegué de último. Teo iba al frente, un Mike Tyson chiquito. Me meto yo en el medio, se agregaron algunos jugadores y el cuerpo técnico. Cuando se calma por un momento, me voy para atrás y vuelve el colombiano. Saca la mochila, mete la mano y saca un fierro, que hasta hoy no sé si sea de verdad o mentira, pero yo me quedé adelante, me la jugué. (Estaba) Puteando y diciendo que iba a matar a todos. La verdad fue un momento muy difícil, he pasado momentos complicados, pero adentro del vestuario, como ese nunca", aseguró Basile.

Finalmente toda la pelea terminó en la renuncia del Coco y en la salida de Téofilo en taxi y no en el bus con el resto de la plantilla, donde estaba Giovanni Moreno. "Entra la cana (la Policía), un directivo fue y les dijo. Entró la cana, lo cazaron, le sacaron el fierro, se lo llevaron y termina la anécdota con él en el taxi. Y yo obviamente renuncié porque si pasa una cosa así, parte de culpa debo tener", concluyó el argentino.

Tras este incidente el delantero colombiano salió de Racing, donde tuvo otro incidente en un entrenamiento con Mauro Dobler, y siguió su carrera en Lanús.