SERIE A

Ospina 'comparte' su portería, pero Nápoles quiere que se quede

El arquero de la Selección Colombia ha sido titular en todos los compromisos de la Champions, pero en Serie A le ha cedido su posición a Karnezis.

0
Ospina 'comparte' su portería, pero Nápoles quiere que se quede
FRANCK FIFE AFP

David Ospina vive en Nápoles una situación inusual, casi única: defiende una portería con tres dueños. Eso de que en los equipos de fútbol hay un primer portero que lo juega casi todo, un segundo que se dedica a la Copa nacional y a suplir sus eventuales bajas y un tercero que, más o menos, se dedica a animar a sus compañeros, en la gestión de Ancelotti no existe.

Carletto no deja de rotar, adivinar su once es casi imposible y el papel de portero también es parte de sus cambios. Eso sí, David es sin duda el que más galones tiene: por su experiencia y sus grandes actuaciones, Ancelotti apostó por él en todos los partidos de Champions y también en las grandes citas de la Serie A, por ejemplo, ante Juventus y Roma.

De los 18 partidos de la liga doméstica que se jugaron hasta ahora, Ospina disputó nueve, seis el griego Karnezis, que también demostró ser confiable, y dos le tocaron a Alex Meret. El joven italiano es la gran novedad de estas semanas: tras haberse roto un brazo nada más empezar a entrenarse con el Nápoles (su lesión llevó al fichaje de Ospina) el guardameta ha regresado al campo ante Frosinone y SPAL.

En su segunda presencia, el pasado sábado, demostró porque el Nápoles decidió invertir más de 25 millones para sus servicios, ejecutando tres paradones (el último, milagroso, en el descuento) y se ganó las portadas de la prensa deportiva. Su talento es indudable, pero tiene apenas 21 años y el club sureño quiere que crezca con calma, sin agobios.

Por eso, Ancelotti no piensa en prescindir de Ospina: su opción de compra se convertiría en obligatoria (por cuatro millones de euros) al alcanzar 30 presencias, pero el club, satisfecho con su rendimiento y su aportación al vestuario, quiere adelantar la operación con el Arsenal. Sería una muestra de confianza para que el arquero pueda vivir los retos del 2019 con más tranquilidad: su Nápoles es el único club que sigue peleando con la Juve por el Scudetto y apunta a ganar Copa italiana y Europa League. Habrá partidos de sobra para los tres porteros azzurri.