En 2001 la cosa pintaba mucho peor

La memoria está para aprender a valorar las cosas con cautela y mayor sentido de la justicia. Los más jóvenes me decían ayer que estaban avergonzados al ver al Madrid fuera de la zona Europa. “Roncero, no nos cuentes milongas. Esto nunca se había visto. Es insostenible”. Como una va camino de ser carroza, les ayudaré a hacer un viaje en la máquina del tiempo que les permitirá ver la situación con mejores perspectivas. En la jornada 9ª de la 2001-02, a la misma altura del campeonato en la que estamos ahora, el Madrid de Del Bosque marchaba 15º en la tabla. Han leído bien. Estaba con sólo 10 puntos (¡cuatro menos que ahora!) y a sólo dos del descenso directo. Ese equipo se había dejado en sólo nueve jornadas un total de 17 puntos. Derrotas ante Valencia (1-0), Betis (3-1) y Las Palmas (4-2), 0-0 en Vitoria y empates en el Bernabéu ante Málaga (1-1), Valladolid (2-2) y Celta (1-1). El Depor, líder, nos doblaba en puntos (20).

Les cuento lo que sucedió siete meses después. El Madrid se proclamó campeón de Europa en Glasgow con la famosa Novena. Ya saben, la volea mágica de Zidane y las paradas milagrosas de Casillas en los últimos minutos ante el Bayer Leverkusen. Del Bosque, pese a estar en los puestos de cola de la Liga a finales de octubre, siguió en su cargo y terminó levantando la Orejona. Si Florentino finiquita mañana a Lopetegui pensará que se ha quitado un problema de encima. Pero habrá que recordarle que cuando despidió a Del Bosque tras ganar la Liga de 2003 se entró en una deriva autodestructiva que terminó en López Caro. Echar a Julen no le garantiza nada...

0 Comentarios

Normas Mostrar