RIVER PLATE

¿Por qué le conviene a Juanfer Quintero seguir en River Plate?

El Mundial de Quintero fue especial, llegó con dudas y salió como figura de la Selección, tanto que despertó el interés del Real Madrid. River ya le puso precio para su salida.

0
Juan Fernando Quintero, jugador de River Plate
Diego Haliasz / Prensa River

Juan Fernando Quintero preocupó al mundo River tras sus declaraciones a la W Radio, donde aseguró que "el sueño de cualquier jugador es jugar en Europa". Sin embargo, el presidente del equipo de la banda cruzada, Rodolfo D'Onofrio, salió al corte y sentenció que Quintero está cómodo en River y si algún equipo desea llevárselo tendrá que pagar una cláusula de más de 25 millones de dólares, mensaje directo para Real Madrid, Atlanta United y los demás clubes que se interesaron en ficharlo. 

A continuación, AS Colombia cuenta algunas razones por las que a Quintero le conviene seguir en River por lo menos este semestre. Su llegada a River lo despertó, el colombiano volvió a demostrar alegría y fútbol dentro del terreno de juego con su zurda y todo gracias a la recomendación que Pékerman le hizo al técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, quien vio en el colombiano un reflejo de lo que fue como jugador y decidió llevarlo pese a las críticas que despertó por su supuesto sobrepeso.

Adaptación y confianza

Con el equipo argentino tuvo un semestre destacado a pesar de jugar poco, fue determinante en partidos de Libertadores como ante Santa Fe en Bogotá y de Superliga ante Racing y Rosario Central, donde entró desde el banco y contribuyó con asistencias o jugadas para resolver partidos complicados.

Gallardo reconoce el talento del jugador y su aporte entrando desde el banco, le libera presión y aunque siempre lo ideal para cualquier jugador es ser titular, el técnico demuestra conocerlo tanto que sabe en que momentos debe aprovechar el talento del colombiano “Quintero es un jugador que no entra en el roce, es un jugador que entra fresco al campo y tiene mucha claridad, eso nos sirve mucho. Él cuenta con unas características muy grandes y eso sumado al cansancio del rival es una muy buena variante”, dijo Gallardo después del partido de Libertadores ante Emelec.  

Potenciarse físicamente

Regresar en este momento a Europa no le garantiza nada al colombiano, menos teniendo en cuenta su biotipo y la exigencia física que tiene el fútbol europeo. Quintero tendrá un semestre exigente en River con tres competencias, la prioridad sería la Libertadores y ganarla también le abriría más puertas en el viejo continente. El colombiano tendrá que presentarse este 15 de julio en Orlando, Florida, donde el equipo adelanta la pretemporada para ponerse a disposición del técnico y enfocarse en los retos personales y del equipo. 

Continuidad 

Aunque en el semestre con River apenas jugó siete partidos de titular, sumó 787 minutos, entró desde el banco en 10 oportunidades, siendo determinante en cada partido. Dio tres asistencias y marcó un gol. Quintero no tendrá que demostrar nada para que Gallardo decida contar con él, pues ya lo hizo el semestre anterior y después del gran Mundial que jugó, sin duda que el DT esperará tenerlo más minutos en cancha como eje del equipo ante la irregularidad de Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez, quienes comenzaron siendo competencia para el colombiano y terminaron agradeciendo su llegada por el respaldo que le da al equipo cuando los dos que llevan más tiempo en el club y que cumplen con funciones de generar juego, fallan.

Selección Colombia

La continuidad en River lo mantendrá con ritmo de competencia, algo fundamental para seguir siendo parte de la Selección Colombia de cara al próximo reto que es la Copa América en Brasil 2019. Si regresa a Europa tendrá que comenzar de nuevo en cualquier club que llegue, sus condiciones no se discuten pero muchas veces no depende solo de su perfil como jugador, sino también de que encaje en un grupo, que el cuerpo técnico lo respalde y la adaptación a una nueva cultura. Quintero ya está más maduro y lo demuestra con sus buenas decisiones al mantenerse jugando en un equipo que quiere contar con él, sin perder nunca de vista la Selección. Por ahora, el dinero sería el único que podría cambiar el futuro del colombiano.