Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Liga Águila

Atlético Nacional es finalista al vencer a Huila en penaltis

El lanzamiento definitivo de Gonzalo Castellani puso a celebrar al estadio Atanasio Girardot. Nacional espera a su rival en la final que saldrá de DIM y Tolima.

Actualizado a
Atlético Nacional venció al Atlético Huila en el partido de vuelta de la semifinal de la Liga Águila I - 2018
AS COLOMBIA

El Atlético Nacional de Almirón se convirtió en el primer finalista de la Liga I-2018 tras superar en los penales a un dignísimo Atlético Huila, que hizo más de lo esperado al mantener la serie 0-0 y forzar la lotería. Fue Gonzalo Castellani el encargado de ese cobro definitivo. El argentino no defraudó y puso a los verdolagas muy cerca de la estrella 17, por lo que peleará ante Medellín o Tolima.

Lo que quedaron debiendo en El Campín, lo saldaron en el Atanasio Girardot. Muy distinta fue la historia en Medellín. Ahí, frente a su afición, los nacionalistas recuperaron la memoria después esos pálidos empates con Colo Colo y en Bogotá la escuadra opita. El fútbol apareció gracias al notable rendimiento de Steven Lucumí y Castellani.

Fue ese mismo jugador que en América se mostró atractivo para cualquier club. Apareció por la banda derecha e hizo estragos. Nunca lo pudo tomar su marcador, conjuró una gran dupla con Helibelton Palacios y fue el artífice de las opciones más claras del partido, incluidos tres palazos que sacudieron el pórtico de Geovanni Banguera, otra figura en la vuelta.

Y lo fue porque paró de todo cuando Nacional siguió al pie de la letra la instrucción de Almirón de jugarse "el mejor partido del campeonato". Con fútbol interno y externo, el local se volcó sobre su rival que soportó a puro corazón con sus zagueros y con el oxígeno que le entregaron los palos y Banguera.

La primera parada del portero huilense fue a Diego Braghieri, en un cabezazo al minuto 5. Luego hizo lo propio ante Dayro Moreno y Castellani. Ahí dio respiro. Incluso, le anularon un gol al tolimense por fuera de lugar, que pareció entregar una nueva oportunidad a la escuadra de Néstor Craviotto, que tuvo carácter para jugar ante el gran candidato al título.

Si bien el elenco de Neiva no trajo una propuesta claramente ofensiva, se las arregló para sumar opciones. Fue muy diferente a ese Cali temeroso que renunció a jugar los últimos 90 minutos de los cuartos. Y como premio se acercó con un remate de Michael Ordóñez y estrelló un balón en el palo con un tiro libre de Carlos Ramírez.

Entre un palo de Lucumí y el desperdicio de Helibelton anunció el conjunto verde ese deseo ferviente de abrir el marcador. Y aunque fracasó, con mucho estilo, en el intento, jamás renunció y continuó buscando con otras fórmulas. Ya fue Jorman Campuzano el que exigió a Banguera en la media distancia, para sumar a los chances que también le sacó el portero a Dayro.

Tras ese primer episodio. Huila interpretó que corría muchos riesgos si permitía que Nacional jugara de nuevo en su campo. Así que plantó cara e hizo méritos para ponerse ganador del compromiso con las oportunidades claras de Edward López y Ordóñez, que apareció más gracias a la inclusión de Mayer Candelo, un mensaje claro de Craviotto pues intentó tener más la pelota, restar vértigo y filtrar con más calidad para aprovechar cada espacio que brindara el local.

López registró un par de apariciones más peligrosas e hizo ver mal a la defensa del Verde, que logró superar ese corto bache y volvió al juego con el tiro libre que Lucumí estrelló en el palo, que trajo emoción pues Banguera se lució de nuevo con la atajada a Braghieri en otro cabezazo.

Almirón vio en el reloj a su peor enemigo y con el ingreso de Aldo Leao Ramírez por Macnelly Torres buscó ese clic que le permitiera ganar el partido después de haberlo hecho todo bien. Y estuvo cerca de hacerlo con el samario, pero solo estuvo sólido en la asociación porque perdió una opción clarísima al definir directo a las manos del cerrojo huilense.

El cierre fue vibrante. El cuadro opita optó por aguantar. No quiso arriesgar de más y mucho menos tentar a su suerte después de haber extendido la serie por mucho tiempo al 0-0. Pero recibió un golpe. La expulsión de Elvis Perlaza lo llevó a jugar bajo su arco los últimos siete minutos, espacio en el que Nacional volvió a sacar figura a Banguera, que se jugó la vida en cada pelota cuando Alexis Henríquez ya jugaba como centrodelantero.

Así llegaron los penales. Y esa definición le sonrió a Nacional pese a que hubo susto por el cobro que falló Aldo. Pero Dayro, Lucumí, Zúñiga y Castellani acertaron para poner en la final al equipo de Almirón mientras que Huila se despidió con los penales fallados por Ramírez y Felipe Correa.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?